Guadalajara (México). De uno vivo? hasta un indultito

Los corlomeños, terciados por cuanto a presentación, matizando brío tuvieron claridad en  el embestir, cierto son y dejándose para que los chavales les hicieran fiesta, destacando primero, tercero y quinto, saliendo dos sobreros de Xajay, el corrido en segundo, un manso solemne que si le abrían un portón se iba a la ganadería. Y, contrastando, un séptimo de regalo que resultó un dechado de nobleza y buen son, con recorrido, rebozándose en la acometida no mirando otra cosa que los engaños que recibiendo apenas un refilonazo en el castigo, resultó indultado toda vez que un sector sensiblero presionó al juecesillo pacotillero sin principios, sin conocimientos y menos, muchísimo menos carácter, que permitió el indultito de marras ignorando, insisto, algo tan fundamental para una premiación tal – la vuelta al ruedo hubiese sido suficientemente justa –, como es el comportamiento en la suerte de varas…De cachondeo, ¡bah..!

 

Así, repitiendo Luis Manuel Pérez “El Canelo”, estando muy por debajo del que abrió plaza, un burel precioso de lámina, fino de corte y capa negro zaino que aguantó una larga lidia, exigiendo pues no era el tonto del bote y sí traía qué torearse, el saltillense se miró impotente con las telas  y perdido con la espada escuchando los tres avisos de rigor para ver cómo se le iba vivo a corrales el interesante novillo recibiendo la rechifla sonora.  Con el cuarto más dispuesto brilló aisladamente ofreciendo un sobrero de obsequio y…

 

Y con éste nobilísimo pastueño con viaje que acudía abriéndose a la zarga, lo saludó con gaoneras en el centro del anillo, siguiendo con lances a pies juntos y chicuelinas, continuando con un espectacular quite por zapopinas para hacerse ovacionar.  Cubrió lucidamente el segundo tercio con dos cuarteos de mérito y un violinazo para el villamelonaje para con y con la flámula, apreciando las extraordinarias condiciones del astado, desarrollar una faena iniciando de rodillas, para plantear una obra con estructura en la que supo imprimir temple y largueza en series de toreo por abajo corriendo la mano en ayudados con la diestra y al natural con la zurda, sorprendiendo al soltar el ayudado y también emplearse al natural con la derecha no sin llevarse un trompicón en un glúteo quedándole descosida la taleguilla.

 

Su labor tuvo ritmo ya que el morito repetía y repetía con franciscana bondad impresionando al sector indocto que sensibleramente pidió el indultito lo que de comienzo rechazaba la autoridad, pero El Canelo siguió toreándolo cargándole el público al juez que endeble y sin firmeza alguna terminó por “tragar” otorgándolo.  Insisto y repito, hasta una vuelta al ruedo para el novillo pero lo otro…  Lo otro, sí, es otra cosa…

 

Buenos comentarios había escuchado de un joven valenciano llamado Sergio Cerezos, y debo decir que aún sin triunfar llevándose el lote menos propicio, dejó constancia de oficio y técnica asimilados de una buena escuela que le permitió resolver con torería la papeleta, cuando el segundo, un morlaco de Xajay, — el más toro de la tarde –, le hizo verse dispuesto y con voluntad despenando de tres viajes y llevándose una aparatosa cogida en la que el pitón cerca pasó del cuello, sin más nada qué lamentar.

 

Con el quinto, manejable y dejándose hacer, Sergio se desenvolvió mejor dejándose ver como buen muletero en series con las dos manos y por ambos lados que le valieron aplausos, para cerrar con estoconazo un pelín traserillo que le valió petición quedando todo en merecida vuelta al ruedo.  Habrá que verle más delante que el español puede valer…

 

De valer hablando, de cuerda larga y buena escribí de Fernando Alzate de la hermana tierra de Colombia, lo que al paso de sus actuaciones, — el sábado triunfó en la plaza capitalina de Arroyo, en la que se viene dando el espectáculo con toda la seriedad por cuanto a la presentación e integridad del ganado que se lidida –, viene confirmando dándome gratamente la razón…

 

Impecablemente vestido con terno nazareno y pasamanería negra, sin una sola arruga de verse, nuevamente ha sentado en el coso tapatío sus reales consolidándose como un auténtico puntero. Impactó con la larga de hinojos con la que recibió al tercero sin nada más qué decir con la capa; un ejemplar con calidad y nobleza al que desde inicio Fernando entendió y al que cuajó una faena con planteamiento, bien estructurada en la que hizo gala del concepto de terrenos y distancias como espacios entre las series con la diestra y al natural con la zurda en las que el mando y el temple, — hay que ver cómo embarca encelando y marca los tiempos del pase muy reunido, acompañando, embraguetado, relajado y sembradas las zapatillas en la arena, toreando para adentro aplicando muñecas y cintura, para rematar con sendos pases de pecho que le valieron carretadas de palmas. 

 

Su obra tuvo nivel sin decaer en momento alguno, plena de cadencia y ritmo metiéndose al público en el puño, para cuando el corlomeño le pidió la muerte, en corto y por derecho se fue tras del estoque pasándose en el embroque como pasarse se debe, sepultándolo en lo alto, haciendo la observación de que perdió la muleta, y ganarse una oreja de ley con fuerte petición de la otra. Triunfo indiscutible…

 

Su segundo, manso en extremo, hizo que Alzate luciera exponiendo y con disposición permanente a lo largo del trasteo que terminó de estocada entera a toma y daca que bastó, para salir a recibir las palmas al tercio.  A seguirle viendo que…  Que ahí hay un torero, repito e insisto, de gran valía para el mundo entero.  Que sea bien llevado y se logre, que el sitio reinante que ha dejado el inconmensurable maestro César Rincón, pueda llegar a ser ocupado. Mi enhorabuena chamaco….

 

 

F. Baruqui

F. Baruqui

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    El colombiano Fernando Alzate torea acompañando, embraguetado, relajado y sembradas las zapatillas; torea para adentro aplicando munecas y cintura; expone y eata siempre con disposición permanente. Hay un torero de valia para el mundo entero. El sitio reinante que ha dejado el inconmensurable maestro Cesar Rincon podría ser ocupado por Alzate. Y estas palabras vienen del Senor Baruqui, ni mas ni menos. Enhorabuena Colombia. Ahora viene lo mas dificil. Tal como lo esta haciendo por ejemplo un Ruben Pinar. Quienes apoderen en Espana a Alzate determinaran el éxito de este artista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: