2ª de San Mateo en Logroño. Las corridas mixtas desvirtúan el incuestionable mérito del toreo a pie en beneficio del rejoneo

Logroño. Plaza de la Rivera. 22 de septiembre de 2008. Segunda de feria. Tarde agradable con más de tres cuartos de entrada. Dos toros para rejones groseramente disminuidos en sus defensas. El que le lidió en primer lugar fue un renqueante sobrero de José Rosa que sustituyó al derrengado de Fermín Bohórquez, devuelto tardíamente gracias a las airadas protestas que levantó en los tendidos. El que hizo de cuarto, de la divisa anunciada, Fermín Bohórquez, que resultó nobilísimo. Cuatro para la lidia a pie de Garci Grande, muy bien presentados, nobles y flojos en distintos grados. Los cuatro se vinieron abajo en la muleta, mostrándose muy remisos, sobre todo el sexto. Pablo Hermoso de Mendoza (de corto con chaquetilla azul acero): Dos pinchazos y rejonazo trasero muy contrario, ovación. Rejonazo barrenando, dos orejas. Salió a hombros. Miguel Ángel Perera (rosa y oro): Estocada perpendicular desprendida, aviso y oreja. Estocada corta y descabello, oreja. Eduardo Gallo (tabaco y oro): Estocada muy caída, petición de oreja y ovación. Estocada que escupió el toro, palmas. Muy bien en la brega y en palos Álvaro Montes. También destacaron en banderillas Luís Miguel Calvo, Álvaro Oliver y Domingo Siro.   

 

 

Soy el primero en admirar a Pablo Hermoso de Mendoza al que considero el mejor torero a caballo de la historia. He sido testigo directo de sus triunfos más trascendentales e importantes en Sevilla, en Jerez, en Pamplona, en Bilbao, en casi todas partes y, muy especialmente, en la plaza México donde le vi cortar un par de rabos. Pero me gusta más cuando se muestra elegante y sobrio que cuando abusa de los efectismos y ayer abusó demasiado de ellos, sobre todo cuando al final de la faena que le hizo al cuarto con el que también se pasó en llevarlo de costado por toda la plaza una y otra vez – reconozco que es magistralmente diestro en ello que maravilla verlo y más cuando, en plena marcha, cambia repentinamente de trayecto – terminó agarrándose con las dos manos a los más que romos pitones del animal mientras el público se levantaba entusiasmado de sus asientos como si aquella cosa fuera el no va más tras poner un par de banderillas cortas a dos manos sobre uno de sus mejores corceles. Por fin, mató al toro barrenado un pinchazo con el rejón de muerte en trance asimismo grosero y la gente demando los máximos trofeos con tanta fuerza que al señor presidente no le cupo más remedio que darle la segunda, pienso que improcedentemente.

 

 

No fue faena ni muerte de dos orejas como tampoco lo hubiera sido la del primer toro del que no cortó ninguna simplemente porque falló demasiado con el acero mortal tras mostrase sumamente ducho. Pero, mira por donde, este presidente de la plaza de Logroño tan proclive a dar ayer lo que le pidieran para el rejoneador navarro – en la plaza había muchísima gente de esta vecina región – estuvo atento a su reloj para avisar inoportunamente a Miguel Ángel Perera mientras permanecía quieto y metido de lleno entre los astifinísimos y agresivos pitones de sus dos toros a los que, gracias a su impresionante firmeza y excepcional temple, les sacó infinitamente más partido del que hubieran tenido en manos de otros muchos matadores. Luego de tan meritísimas labores muleteras con las que el extremeño se mostró de nuevo pletórico y legislador desde ese sitio que mantiene impertérrito allá donde actúa aunque en sus dos actuaciones anteriores de Barcelona y Nimes pasaron inesperadamente de vacío en su apabullante campaña, concedió el premio que procedía, una oreja de cada toro, a sabiendas cuando otorgó la del quinto, de que no podría acompañar a Pablo Hermoso en su salida a hombros por no haber sumado dos de un mismo toro, limitación impuesta por los que en su momento redactaron uno de esos reglamentos regionales que han proliferado últimamente en nuestra por todo troceada España. Y a esto no hay derecho. Y no lo hay porque una cosa es torear desde un caballo a un animal absoluta y groseramente diezmado en sus defensas, y otra torear a pie y a cuerpo limpio a un toro con toda la barba. La falta de respeto a sí mismo y hacia sus compañeros de a pie por parte de la gran estrella del rejoneo quedó ahí con el agarrón que se pegó en un alarde que no le corresponde en absoluto, dada su impar categoría, y aunque casi nadie se percibió de ello, yo sí y por eso lo denuncio.  

 

 

Con los toreros de a pie, además, nos mostramos todos exigentísimos porque no hacen esto o aquello, o porque no terminan de quedarse quietos, o porque no paran de gritar en cada cite para provocar que se les arranquen los toros aunque tales gritos lo que delatan es el miedo que están pasando, o como también y ayer mismo Eduardo Gallo hizo profusa y repetidamente las muchas veces que dio pases circulares invertidos con la mano derecha haciendo pasar al toro por el lado izquierdo en vez de haberse puesto frontal y cruzado con el remiso tercero para tirar de él y darle naturales…en lo que antes se había mostrado incapaz porque el toreo contrario siempre es más difícil que naturalmente interpretado. Y todas estas exigencias, no las mostramos con los rejoneadores que suelen hacer lo que les viene en gana, a sabiendas también que, en la mayoría de las plazas, los públicos desconocen totalmente las normas más elementales del rejoneo y del toreo a caballo.

 

 

En fin, que aunque una oreja de más o de menos, o una salida a hombros esfumada, como ayer se esfumó la de Perera, carezcan de relevancia en su imparable ascensión a la cumbre, creo mi deber señalar estas injusticias porque lo son. Lo son y lo seguirán siendo en estas corridas mixtas en las que, inevitablemente, el toreo de a pie queda desvirtuado en beneficio del rejoneo.               

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

6 Resultados

  1. macandro dice:

    Don José Antonio, ¿Qué le ha ocurrido a Domingo Delgado que ya no participa en la tertulia de la Cope?

  2. bernardo dice:

    Ya veo la ecuanimiedad del Sr DEL MORAL todo aquel que le haga sombra a uno de sus favoritos hala a menospreciarlo, eso es lo que hace con PABLO HERMOSO DE MENDOZA como triunfo y salio a hombros cosa que no pudo hacer su idolo pues a nigunearlo y criticar el numero del caballito se le ve demasiado el plumero ,mire esas cosas las podemos hacer el publico que bamos a la plaza pero un critico tiene que ser imparcial y usted no lo es, de esta forma se convierte en un fanatico sin ninguna credibilidad

  3. Pedro P. Celis dice:

    Moral está muerto periodísticamente. Lo que ha hecho con JT ha sido el ridículo más espantoso. Que se lo agradezca a quien se lo ordenó. Moral, RIP 2008.
    Juro que no haré más sangre. Que reflexione para otras facetas de lo que le quede de vida. Y sus adláteres, piensen, piensen.
    BYE, regards to Satan

  4. Antonio Manrique dice:

    Ahora resulta que a Del Moral le acusan de “pererista” cuando antes de que rompiera como gran figura en ciernes,hace año y medio, fue quien más le criticó, como incluso el único que también lo hace cada vez – muy pocas – que este año ha fallado o se ha equivocado como en su segunda tarde en la pasada feria de Sevilla. Y lo más curioso es que los que le acusan de acérrimo partidario de Perera son los tomasistas irredentos, que odian al extremeño porque, quieran o no, es un millón de veces mejor que Tomás y el que, siguiendo los mismos parámetros que tanto se esgrimen sobre en donde se pone – ya casi nunca – y como se aquieta y liga el de Galapgar, Perera le ha sobrepasado en absoluta y casi siempre templada perfección. A Del Moral siempre le acusaron de lo mismo con todas las figuras que apoyó y apoya en su ya muy larga vida como aficionado, primero, y como crítico desde que lo ejerce sin que nadie sea capaz de apartarle de su independencia, sinceridad y rigor. Se le acusó de ordoñista, de caminista, de vitista, de paquirrista, de manzanarista con el padre, de ojedista, de espartaquista, para qué hablar de poncista hasta la médula, de julista, y ahora también y además de pererista y de manzanarista con el hijo. ¿Será casualidad, capricho, amistad, o más bien porque sabe dar en la diaana y que todos estos fueron y algunos todavía son máximas y auténticas figuras en sus respectivos tiempos o en inmediata consagración?. En cambio, nunca fue partidario de Antonio Bienvenida, ni de Andrés Vázquez, ni de Curro Romero, ni de Curro Vázquez, ni de Esplá, ni de tantos otros a lo que los demás críticos trataron y tratan de maestros, como ahora al divino Tomás. Llevaba y lleva razón Del Moral aunque ir siempre contra corrientes y modas le haya costado un montón de disgustos y un capitalazo mantenerse en donde está y estará mientras viva. En el pináculo de la opinión taurina por muy polémicamente que escriba, precisamente por no dar su brazo a torcer contra viento y marea. Continúa adelante, Del Moral, pese a quien pese, que tu sí que eres un maestro en lo tuyo.

  5. Antonio Reverte dice:

    Curiosamente Barquerito dice lo mismo que Del Moral sobre la faena de José Tomás aunque con más retórica, pero su valoración es coincidente. Gran faena por otra parte, pero una más comparada con la de las otras figuras a lo largo de la temporada: las muchas de Manzanares; las casi infinitas de Perera; la mano izquierda de El Cid en Madrid y Sevilla; algunas de El Juli -este año menos-; las de Ponce en infinidad de sitios. No fue para volverse locos -cosa por otra parte que puede hacer cualquiera, como es lógico- como así describen muchos críticos además de Barquerito y Del Moral. Además se lee en algunos comentarios como “Moral está muerto periodísticamente”, “Ya veo la ecuanimiedad del Sr DEL MORAL todo aquel que le haga sombra a uno de sus favoritos hala a menospreciarlo” cuando ha puesto demasiado bien a José Tomás a la vista de lo que hizo. Es de los que más ha alabado la faena de José Tomás. Es increible, si lo critica porque lo crtica y si lo pone bien porque lo pone bien. Menos mal que la mayoría valoramos a Del Moral en su justa dimensión: ha estado en todos los sitios importantes durante la temporada y los demás, aparte de no tener ni idea de toros, solo van a la cuarta parte de los aconteciminetos y algunos sólo a la tourné tomasista. Esos si que están acabados porque esta página sube como la espuma.

  6. jose maría gómez dice:

    ANTONO MANRIQUE:
    Me extraña mucho que José Antonio del MOral no fuera partidario de Antonio Bienvenida, que aparte de un gran torero fue cabeza visible de una de las dinastías mas prestigiosas de la Fiesta. Quizás no tuvo el fondo de toreros como los que citas como figuras, aunque te podias haber ahorrado citar a alguna de ellas como tales que no le llegaron a Antonio ni al lazo de la zapatilla, seguro que no le viste torear, la naturalidad, el arte, el magisterio y el señorio del gran maestro de General Mola no admiten comparaciones y mal que te pese fue FIGURA DEL TOREO.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: