Feria de la Blanca en Vitoria (3ª corrida). Un ?Olea? resucita al ?Conde?

Vitoria. Nueva plaza cubierta. 7 de agosto de 2008.  Tercera de feria. Un cuarto de entrada. Cuatro toros de Conde de la Corte y dos de María Olea. Bien presentados y todos complicados salvo el extraordinario tercero. El sexto fue un invalido, al igual que el quinto, que fue sustituido por uno del mismo hierro. José Ignacio Ramos: silencio y ovación  saludos. López Chaves: silencio y silencio. Serafín Marín, oreja y silencio.

También podría haber titulado esta crónica como “días de mucho y vísperas de casi nada” porque después de la tarde anterior hemos vuelto a la cruda realidad de los tendidos vacíos y de los toros descastados. Aunque, por fortuna, el toro “cinco-picos” nos hizo creer que la corrida cambiaria de signo. No fue asi. Se trató de un espejismo. Pero un espejismo lleno de esperanza para Luis Guillermo López Olea, el ganadero de la tarde de hoy. Puede astar en el buen camino para recuperar una de las ganaderías santo y seña del campo bravo y madre de un encaste único. Le deseamos toda la suerte del mundo en este difícil y apasionante reto de recuperar una ganadería.

José Ignacio Ramos jugaba en casa pero no tuvo toros para triunfar. Domostró que merece ocupar mejor lugar en el escalafón, sobre todo en este tipo de corridas. Con las banderillas clavó asomándose al balcón en sus dos toros. Con la muleta anduvo valiente, voluntarioso, por encima de los oponentes. Mató de buenas estocadas, sobre todo al cuarto. Lástima que antes, caso raro en el, pinchó.

López Chaves, parece seguir sin levantar cabeza. Reaparecía tras una cornada que quizás le ha afectado y no ha tenido toros. Pero con el segundo podía haber hecho algo más. Con el quinto se mostró voluntarioso..

Serafín Marin se enganchó con un notable éxito a la temporada después de los diferentes avatares ocurridos a lo largo del año. Lo consiguió gracias al gran tercer toro que le permitió citarlo de largo para torearlo con la mano derecha en cuatro tandas. Cuando se echó la muleta a la izquierda, el toro le prendió propinándole una cornada y ni se miró al levantarse ni quiso pasar a la enfermería hasta la muerte del sexto. Mató a este tercero de una extraordinaria estocada, tanto por colocación como ejecución, de la que el animal salió rodado. La oreja que cortó, quizás fue poco premio para la categoría que había tenido el toro, pero mucho para la autoestima del torero. Desde aquí deseamos a Serafín una pronta recuperación porque, esta oreja de ayer en Vitoria, seguro que anímicamente le habrá venido bien.

Parte médico: “cornada de 7 cm. en el glúteo derecho. Operado en la enfermería de la plaza, se le colocó un drenaje en la zona afectada y fue enviado al hotel con pronóstico reservado”..

1 Resultado

  1. Flavia dice:

    Ramón Garín ha acusado hoy veladamente a Cayetano Rivera de haber alegado una falsa lesión de muñeca para no torear en Vitoria después de haber exigido que le afeitaran los toros y no haberse satisfecho su deseo.

    Es un asunto muy grave y tal vez merecería que nos contaran ustedes si el maniquí de Armani de verdad va con estas exigencias por ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: