Diario de invierno (V). La eterna cuestión en los apoderamientos: ¿Quién deja a quien cuando se rompen?

Y cada invierno, la misma canción. En éste que atravesamos, casi sin noticias que remuevan la aburrida tranquilidad apenas alterada con los triunfos de nuestros mejores toreros en América – por desgracia son muy pocos los diestros americanos que inquieten a nadie y los modestos españoles que van allí continuarán siéndolo sin remedio – de quien más se hablaba en los mentideros al respecto de su apoderamiento era de Morante de la Puebla. Que si se va de José Sánchez Benito, que si la exclusiva que pactó con éste no salió como ambos creían, que con quien se irá el año que viene es con Eduardo Canorea, que si… Al final, Morante ha decidido lo más coherente, lo más sensato, y no ha vuelto a las repentinas decisiones que venían suponiéndole no pocos conflictos, casi todos en detrimento de la singular carrera del gran artista, a la vez tan fácil como difícil de llevar.

 

El conservadurismo del negocio taurino – como el de los políticos más prudentes – aconseja no hacer mudanzas en tiempos de crisis y la realidad de Morante es que, en la pasada temporada, no dio de sí todo lo que se esperaba de él, dada su por todos reconocida por inusual capacidad y valor entre los de su corte, independientemente de su admirable arte que es lo que más visiblemente le sostiene. De modo que, lo mejor era seguir con Sánchez Benito, imagino que a partir de ahora sin exclusiva y al tanto por ciento según vengan dadas. De la mayor o menor determinación del propio torero, pues, dependerá la cosa aunque, para mejor armar su campaña, hayan decidido nombrar veedor de las corridas que quiere matar – entre 50 y 60 – a Antonio Ruiz, Espartaco padre. Pienso que será para bien porque la relativa inseguridad de Morante se convertirá en estímulo. 

 

Despejada esta incógnita, quedaba otra de menor rango aunque, no por esperada, tenía su miga y en este caso, más por quienes apoderaban que por el poderdante. Me refiero al diestro francés, Juan Bautista Jalabert que acaba de romper con José Luís Marca y Paco Ojeda. Dos personajes firmemente unidos por el matrimonio del torero con la hija de quien fue su más fecundo mentor tras una aleccionadora historia que pesa lo suyo.

 

José Luis Marca, taurino listo y con suerte donde los haya, supo ver en su día las enormes posibilidades de Paco Ojeda nada más resucitar después de años olvidado y le ofreció una sustanciosa exclusiva adelantándole un maletín lleno de millones para que el diestro no pudiera negarse dada su todavía grave precariedad económica de la que no veía cómo salir con quienes le habían apoderado. Aunque fueron los que le relanzaron, Los Belmonte carecían de fuerza después de que los más importantes y hasta históricos Camará, cometieran el error de adelantar su alternativa para que el entonces más llamativo aunque incapaz, “niño” de Pepe Luís, no tuviera que vérselas con quien le eclipsaba cada tarde que actuaban juntos. Fue precisamente entonces cuando yo escribí una de mis siempre polémicas y a la postre costosas “Quintas Columnas” que se titulaba “Pepe Luís, sí pero no. Ojeda, no pero sí”.

 

No me equivoqué como bien quedó demostrado dos años después pese a que a los Camará les sentó el artículo como un tiro. Y en esta diana, acertamos de lleno tanto José Luís Marca como yo. Sobre todo, Marca. Porque, tras arrasar Paco Ojeda en las 30 corridas de la exclusiva que le ofreció con las que Paco no solo superó las cifras pactadas con sobradas creces, sino que se hizo el amo del toreo pese a la inexplicable enemiga de la mayor parte de la crítica nacional más encopetada, un día le pegunté a Ojeda tras su doble y grandioso triunfo en Madrid sobre qué iba a hacer con Marca una vez se cumpliera la exclusiva, y el torero me respondió: “Esperar a ver cuanto me liquida y entonces, ya veremos”. Marca le liquidó no solo lo estipulado, también el dineral que superó las cifras iniciales, ofreciéndole un posterior simple apoderamiento con el tanto por ciento habitual y hasta que él quisiera seguir o no.

 

Con este bagaje a sus espaldas que ya es historia, José Luís Marca y Paco Ojeda decidieron la temporada pasada apoderar a Juan Bautista a raíz de sus triunfos en Madrid y muy especialmente seguros tras el de la Feria de Otoño que logró de la mano de Santiago López. Dadas las muchas influencias de ambos en Francia donde Ojeda fue rey absoluto durante varios años, incluso más que en España, contaron además con el favor de varios críticos galos que jugaban más a favor de Juan Bautista que de Sebastián Castella a quien se habían pasado años ninguneando sin razón y, todo ello, ilusionó al nuevo valor.

 

En cualquier caso, sin embargo, que convivieran Juan Bautista y Castella como “gallos” de pelea en Francia, beneficiaba a ambos e, indudablemente, animaba el cotarro como nunca en las plazas galas por lo que solo faltaba que los dos toreros respondieran con triunfos repetidos a sus respectivas ambiciones. Desgraciadamente, no fue, no ha sido como todos esperábamos. Castella perdió repentinamente la que parecía irresistible fuerza y ascensión a la cumbre aunque últimamente prosigue en ello como está demostrando en las últimas ferias españolas y en las primeras de América, mientras Juan Bautista, sintiéndose tan bien amparado, se durmió excesivamente en sus incipientes laureles. Los críticos galos, alarmados y alguno hasta arrepentido, han hecho todo lo posible por apuntalarle sin darse cuenta de que Marca y Ojeda estaban rumiando el adiós a su apuesta en vista de que estaba resultando baldía y el prestigio de ambos cayendo por los suelos.   

 

Y lo que se veía venir, llegó. Por eso creo que Juan Bautista ha medido mal adelantarse a la noticia de la ruptura con sus apoderados como si hubiera sido él y solo él quien decidiera divorciarse. Si lo hubiera pactado “amistosamente”, Marca no habría respondido con las demoledoras declaraciones que han dejado a Juan Bautista en muy difícil situación. ¿Qué van a decir ahora de Marca y de Ojeda los críticos franceses? ¿Será capaz de reaccionar Juan Bautista?  Veremos y deseamos que así sea.                  

 

Por lo que respecta a las otras dos rupturas también anunciadas, las de Antonio Ferrera y Rafaelillo, salvando las distancias entre ambos, dan la impresión de haber sido decididas por los dos toreros y por razones, digamos más normales. Ambos han subido profesionalmente pero no sus dineros. Por eso se han escapado en busca de mejor y más productivo amparo. ¿O no?                         

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

6 Resultados

  1. josé maría gómez dice:

    En el caso que expones de la ruptura de las relaciones Marca-Ojeda con Juan Bautista, está claro que aquí de ruptura amistosa nada de nada. El mercantilista y avispado ex-banderillero maño algo habrá visto que no le ha convencido para sus intereses pecuniarios. El torero disfruta de una comoda posición económica, su padre Jalabert tiene una mas que saneada economía. Cierto es que ese torero pegó en San Isidro 2007 un soberano repaso bajo el diluvio y el vendaval a su paisano Castella para posteriormente bordarlo y ratificarlo en la Feria de Otoño saliendo por la Puerta Grande, quedando claramente posicionado en lugar preferente de cara a la temporada 2008, pero el resultado no ha sido el deseado, Juan Bautista terminó la temporada con mas pena que gloria. No se que ocurre pero los toreros con Marca nunca se hicieron ricos a pesar de superar las 100 corridas como por ejemplo César Jiménez. Halgo habrá.
    Saludos

  2. david_izurieta dice:

    Al igual que usted Maestro, pienso que Morante ha tomado la decision mas acertada al ratificar a Sanchez Benito como su apoderado. Un cambio radical, como el que se proponia con Canorea no me parecia lo mas conveniente para el. Por otro lado, la entrada de Espartaco padre significa el reforzamiento de una parte muy sensible dentro del equipo de Morante: el puesto de veedor de los toros en el campo. Me gustaria saber si usted va a acompañarnos en la feria de Quito. Me gustaria agradecerle personalmente por lo mucho que su obra Como ver una corrida de toros me ayudo, tanto para mi aficion como para mi tesis de licenciatura, asi como tambien la lectura de sus cronicas

  3. Chicuelo dice:

    El acercamiento de Canorea a Morante, para apoderarlo ilusionó al torero en un principio, imagino que tras la promesa de un sitio “por fin” de privilegio en Sevilla. Pero después, imagino que pesó la realidad, y es que nadie ha defendido en los despachos al torero, cómo lo ha hecho Jose Sanchez benito. ¿Cómo dejar a un apoderado que se ha partido los cuernos por mí, y que me ha hecho ganar en 25 tardes, lo que otros ganan en 60?¿Cómo irme con un apoderado que no va a mover un dedo por mí?. Y al final,imagino, que pesó la coherencia de seguir al lado de un hombre honesto, limpio y que es amigo.¿Cómo irse con Canorea que tanto ha hecho para que Morante no triunfe en Sevilla?. Recordemos, que Canorea nunca tuvo la intención de regalarle nada a Morante, al revés. Morante apenas torea en Sevilla. La prueba el año pasado, mientras que todos iban a 3-4 y 5 tardes, Morante iba a 2….y gracias. Así está la Fiesta, al empresario, al prmotor no le interesa que un torero triunfe y se haga el amo,porque después se sube a la parra. Así piensan los taurinos. Morante torea 1.4 tardes en Sevilla desde que está Canorea (¿Cuántas toreaba Romero?). Por cierto, lamentable, las críticas tan duras que recibe Sanchez Benito de algunos periodistas, imagino que alentados por algunos empresarios. A ésos periodistas los quiero ver yo, con algunos empresarios, que llevan toda la vida en ésto y que tienen sumida a la fiesta, en la miseria.

  4. josem dice:

    Marca es listo, pero en este caso creo que se ha pasado de listo por no decir que le ha echado un poco de cara. Con algunos apoderados pasa como con los forofos del fútbol, si se pierde el equipo ha perdido, si se gana hemos ganado y en parte gracias a la afición. Cuando el torero triunfa alla va el apoderado asegurando que es él quién lo ha puesto en figura, si la temporada no va bien el torero ha fracasado (las 4 tardes de Madrid ¿se firmaron gracias al apoderado o porque el torero abrió la puerta grande el año anterior?). Si los apoderados no lo veían claro lo honesto era luchar codo con codo con el torero mientras durase la temporada y al final de la misma adiós muy buenas. Incluso mediada la temporada, Ojeda dejó de acompañar al torero en ciertas ferias importantes porque ya no interesaba. Y debo confesar que Ojeda fue mi ídolo en mis comienzos como aficionado y considero a Bautista torero cortito en todos los aspectos y muy sobrevalorado. Pero dos figuras del torero y del apoderamiento con tanta experiencia debíeran saber que torero les interesa apoderar, y si se han equivocan o no han reparado en lo que incluso muchos aficionados hemos advertido hace tiempo en Juan Bautista, lo correcto es apechugar hasta el final de la temporada y llegado este momento despedirse correctamente y no poner a parir al torero. Éste ha sido mucho mas correcto cuando tambien hubiera podido largar del poco interés que han mostrado sus mentores.

  5. Alberto Pascual dice:

    Al señor josé maria Gomez,le quiero aclarar que número de comentarios publicados no es sinonimo de más o menos exito de un articulo.El éxito del articulo se sabe por el numero de entradas y de visitas a un portal y a una ´pagina concreta del portal.Y si como me consta la media mensual de entradas distintas en “detorosenlibertad” está en una media de 3.500 a 4.200,en un portal que comenzó a mediados de Agosto de este año,creo que está muy bien aunque el número de comentarios sea mucho menor que cuando en lugar de un portal ,era un mero “blog”con una entrada indiscriminada de cualquier comentario muchos de ellos cobardes y vejatorios.Con esto quiero aclararle al señor Gomez,que yo que tengo los datos del contador de entradas,sé que el portal goza de muy buena salud,a pesar de que haya más o menos comentarios.En los portales mucho de los visitantes se limitan a leer,pero no suelen emitir comentarios. Un saludo,para el señor Gomez y a los lectores de este portal,el cual espero se consolide con un numero cada vez mayor de visitantes.

  6. Emilio dice:

    Estoy hasta el gorro de Bautista. Ni hizo nada en su anterior andadura, ni en ésta. Aprovechó algunos toros buenos, y TODOS a decir que era el dios frances. Pues no, no vale un real. Jamás se cruzo con los toros ni terminó los muletazos atras. El otro, Castella, por mucho Lozano que lo lleve, ” acabado el valor, se acabó el torero”, en especial por su poca clase. ¡Ya está bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: