Diario de invierno (VI). Lo que hace falta es más coherencia y unidad

 

           

“La Fiesta en la encrucijada”

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Como ante cada oleada antitaurina, el mundo de los toros hiberna en la cueva atávica de las raíces y las tradiciones como toda trinchera. La Fiesta duerme invertebrada el sueño inconsciente de quien espera despertar en primavera con el toro en la arena y los deberes hechos. Antonio Burgos se quejaba hace unos días, con el tintero rebosante de razón, de la impotencia del planeta táurico a la hora de responder a los beligerantes frentes abiertos. A la campaña abolicionista catalana, a través de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP), se ha sumado un nuevo Reglamento Vasco intervencionista y errático en líneas generales y el enésimo desprecio de los responsables de TVE hacia las retransmisiones de corridas, ausentes de la parrilla desde 2006 bajo el discutible argumento de que son deficitarias.       Tímidamente y de una manera desordenada, sin coordinación, la Mesa del Toro, último organismo creado para unificar voces, la asociación de matadores Taura y la Unión Nacional de Banderilleros, Picadores y Mozos de Espadas han querido hacerse oír. Pero a los grandes empresarios ni se les oye con voz propia ni, lo que es más grave, se les escucha en los foros políticos. La Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (ANOET) se ha involucrado en el fomento y creación del proyecto de la Mesa del Toro, y su opinión ahí se canaliza. En las dos últimas temporadas se desconocen sus iniciativas ante problemáticas como la discriminación de TVE, claramente política, hacia la Fiesta, el segundo espectáculo de masas de España, o últimamente hacia la abusiva postura del Gobierno Vasco en la redacción del nuevo Reglamento. A los Chopera, Martínez Uranga, Canorea, Matilla, los grandes empresarios, se les supone la opinión y se les intuye el plan de acción… Acabadas las temporadas, los responsables de ferias como Bilbao, San Sebastián, Madrid, Sevilla, Almería, Albacete, Barcelona, Jerez, se recogen a sus aposentos para hacer cuentas y programar cómo seguir haciéndolas en positivo en el tenebroso escenario económico que se presenta. El escenario político, sin embargo, no es menos preocupante.       La Mesa del Toro ha enviado una carta al responsable taurino del País Vasco mostrándole su rechazo al nuevo Reglamento por el desprecio hacia las aportaciones y observaciones de las distintas asociaciones de matadores, empresarios, ganaderos y subalternos producidas durante las reuniones habidas con los responsables de su redacción. Respecto al mismo asunto, Taura, asociación donde se agrupan figuras como El Juli, José Tomás, Perera o Cayetano, anunció su intención de vetar el territorio vasco si la reciente reglamentación sigue adelante.

 Ante la argumentación deficitaria del presidente del Consejo de Administración y de la Corporación de RTVE, Luis Fernández, para justificar la no retransmisión de corridas de toros por su nula rentabilidad, no se han manifestado empresarios y profesionales, siquiera para preguntar si es que hay algo rentable en «la televisión de todos». El interés general, respaldado por los índices de audiencia de los últimos festejos retransmitidos, superiores a la media de la cadena en el verano de 2006, tampoco les vale a los responsables de TVE.       La iniciativa de mayor éxito de los últimos tiempos fue la muestra organizada por la Mesa del Toro en Bruselas, con el respaldo de los principales grupos políticos españoles. Tal y como corre el río, igual la exposición habría que haberla hecho en el Parlamento nacional, con la gentil invitación a un posicionamiento nítido de Gobierno y oposición respecto a la Fiesta de una vez por todas.”

 

 

 

 

 

 

 

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

3 Resultados

  1. Ramon Niño Aragon dice:

    Los profesionales y empresarios son los principales responsables de la situación.Unos y otros solo están preocupados de sus beneficios economicos. Cuando llegue el final de la Fiesta no solo habran perdido su medio de vida sino que además ante la historia aparecerán como los que propiciaron la muerte de ella.

  2. Emilio dice:

    Querido amigo: tienes razón; los políticos van a lo suyo y nada más. Nosotros, los aficionados, a callar. Poco más se puede hacer, excepto hacernos notar: cartas a los directores ( aunque no las publiquen) de los medios,declaraciones y pocas cosas más. Nunca, dejar de acudir a los toros. Lo malo es que los empresarios, unos de los principales culpables de lo que pasa en la Fiesta a causa de su desmedida ambición y afán de acaparar poder, no la aman sólo se sirven de ella para ganar fortunas desorbitadas. Los dueños de las principales plazas, ayuntamientos, comunidades y diputaciones, sólo quieren “pasta” ¿no tienen bastante con lo que recaudan? Así en una España mediatizada por los políticos y el afán de poder y dinero, casi nada hay que hacer. ¡Que envidia de Francia! ¿ Cuando nos saldrá un/ o una dirigente adicto/a a los toros?

  3. Ramón Niño Aragón dice:

    Además es penoso que en un pais donde espectáculos de dudoso gusto gozan de subvenciones generosas por parte de la Administración, La Fiesta sea ninguneada por la misma.No podemos olvidar que los espectáculos taurinos aportan suculentas cantidades al erario publico.
    Por otra parte ya va siendo hora de que los toros sean tutelados desde el Ministerio de Cultura.Algo generador de ARTE no puede permanecer ni un día más sometido a la incompetencia, tantas veces demostrada,del Ministerio de Interior:recordemos los casos de Madrid y Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: