Aletea Sevilla: La ansiada corrida del Domingo de Resurrección empieza a crear polémica.

Vayamos por partes. Y para empezar, lo que se cuece en Sevilla sobre quienes matarán la corrida del Domingo de Resurrección, tarde de “honor” para los que son llamados desde que esta fecha se mitificó después de años sin ningún relieve ni categoría, hasta el punto que muchos abonados entre los que me encuentro preferíamos ver la más tradicional corrida de Málaga de ese mismo día.

 

Quizá algunos lectores no sepan que esta primera corrida del abono sevillano empezó a ser codiciada por las figuras y a tener el rango que ahora tiene a raíz de la definitiva mitificación de Curro Romero que se produjo y creció hasta lo indecible no cuando cuajó faenas memorables con relativa frecuencia, sino como consecuencia de las cuatro o cinco corridas que empezó matar en La Maestranza cada temporada desde que su apoderado fue el representante de la casa Balañá, Manolo Cisneros, a su vez influyente por lo mismo en la confección de los carteles sevillanos, dado que quien “ponía” lo que hubo que poner aquellos años para que el inolvidable don Diodoro Canorea no tuviera mayores problemas de los que solía tener, fue el gran empresario catalán.

 

Y como a Curro no le hacía falta triunfar para seguir siendo quien era, el “currismo” más exacerbado tomó carta de naturaleza y el negocio para los implicados no solo fue redondo sino celebradísimo por los paganos que se contentaban con la consabida “media” del “faraón” y si, además, muy de vez en cuando pegaba dos o tres completas o, no digamos, seis u ocho buenos e inesperados muletazos, se armaba la marimorena quintuplicada hasta el no va más a medida que los que lo habían visto se lo iban contando a los que no y cada uno de éstos a toda la ciudad en la famosa retahíla que empezaba con la pregunta “¿qué?”, seguía con la respuesta “!ohú, qué media¡” e iba desparramándose hasta inundarlo todo con “!lo nunca visto, quillo¡” y así todos los años hasta que se acercaban las Navidades, como ahora, y los taxistas le peguntaban a Canorea cuando entraba en el coche: ¿”Qué, don Diodoro, y el año que viene cuantas le va a dar a Curro?”.

 

Curro hizo y deshizo entonces hasta que se fue, empezando por elegir ganado antes que nadie y como toreaba varias tardes, había que empezar por la de Resurrección y a su vera los que no querían perderse una de las corridas favoritas aunque luego, como tantas veces, no diera el juego esperado. Y mientras Curro se eternizó en su insólito por  rentabilísimo envejecimiento profesional, tragaron las jóvenes figuras que fueron apareciendo hasta que, ahora, ya sin Curro, siguen creyendo que figurar en el cartel del famoso domingo es una especie de gordo de la lotería taurina, cuando la verdad es que, salvo la contemplación y el consiguiente disfrute que todos sentimos cada año cuando ocupamos localidad en el “marco incomparable”, el ambiente de ese día sea ha vuelto tan estereotipado como demasiadas veces inaguantable.

 

Aunque no sea para tanto, el caso es que todos los años sobran toreros que se disputan figurar y en tal “guerrilla” unos creen ganar y otros perder cuando lo que vale al final no es volver a torear en esta corrida, sino matar dos o tres buenas del abono y otras tantas o más en los demás ciclos importantes.

 

Este año parece que van a surgir dos inconvenientes que se centran en dos toreros, José Tomás y Miguel Ángel Perera. El de Galapagar ha sugerido su deseo de torear en Sevilla porque todavía no lo ha hecho en su reaparición. Pero, claro, sin televisión y con el ganado que él prefiera aunque sin más pretensiones económicas que mantener el mismo dinero que ganó la última vez que toreó en Sevilla para favorecer la contratación, y como la única fecha con categoría y sin tele es la de Resurrección, para él sería la idónea. El extremeño estaba seguro de que le llamarían por ser el triunfador absoluto de la pasada temporada y no veía mayores problemas para ser incluido en un cartel que, siguiendo su génesis más natural, debería ser integrado por él mismo, por El Cid que además de sevillano y muy cercano a la empresa volvió a ganarse el puesto por su gran faena con los victorinos de la pasada feria, como asimismo por el autor de la obra más premiada y celebrada del ciclo, José María Manzanares. 

 

Pero resulta que, como Eduardo Canorea y Morante de la Puebla han hecho las paces no hace mucho y, además, están encantados de haberlo conseguido, de quien más se habla para encabezar el cartel es de Morante con lo que uno de los otros dos, Perera y Manzanares, quedará fuera. Dicen que será Perera porque con Manzanares ya se había llegado al compromiso desde el año pasado. O sea que, disgusto habemus con Cepeda.  

 

También parece lógico que, estando El Cid por medio y lo que el de Salteras representa ahora mismo en La Maestranza, no le van a quitar a él para que entre el caprichoso José Tomás. Por lo que, o accede a dejarse televisar o volverá a quedarse sin Sevilla para desesperación de sus incondicionales y disgusto del propio torero a quien imagino sin demasiadas ganas de volver dos tardes a Madrid en donde tendría que dejarse matar otra vez. ¿O es que Tomás quiere volver a subirse al patíbulo de nuevo? Veremos.

 

                           

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

7 Resultados

  1. enrique piriz dice:

    Creo que existe una fecha idonea, en Sevilla, para que actue José Tomás: El dia del Corpus Christi (jueves 11 de junio).La fecha es de abono (los “canoreitas” quedan bien con los abonados),no hay TV (que al parecer es elemento conflictivo)y es día laborable (Tomás demuestra su verdadero tirón en taquilla).
    Si queda algo de racionalidad en este negocio y todos los implicados tienen…lo que hay que tener, no puede ser mas claro.
    Y después hablamos.

  2. Amaya dice:

    Que JOSE TOMÁS, no iba a estar el Dom. de Pascua, lo sabía cualquiera. Por varias razones

    1º Porque el Dom de Pascua, es la portada de la feria taurina. ¿Cómo estar en la portada y después no estar en la feria por culpa de la TV?.

    2º Si pones a José Tomás, tienes que desvestir el cartel. Y en ésa fecha no cabe un cartel sin rematar.

    Pero, yo estoy convencido que JT estará en Sevilla.¿Cuando?, Corpues, Septiembre o festejo extraordinario. Convencido estoy.

    ¿Perera?. Error muy grave de Perera y Cepeda si se quedan fuera de Sevilla, por no estar el Dom. de Pascua. Si no está, tampoco pasa nada. El segundo año, después de una explosión es muy importante pues hay que confirmarlo y además empezar a llenar plazas, sino los empresarios le tirarán a dar. ¿Le conviene a Perera jugarse todo en Madrid si de verdad quiere mandar?¿ No estaría bien estar 3 tardes en el abono?. Ojo a ésto.

    ¿Morante?. Canorea está deseando apoderar a Morante. El de la Puebla es una mina económica, y además se asegura que el sevillano no le apriete. Que de ahí viene todo. Sevilla sabe que Morante es su torero, por mucho que de forma circuntancial otros hayan triunfado más, pero Morante solamente necesita torear. Hay que recordar que Morante no torea casi nada en Sevilla. 1.4 tardes por año desde que Canorea hijo está en la empresa

  3. josem dice:

    aunque en estas fechas estamos ávidos de información taurina no creo que en este asunto no debemos darle muchas vueltas porque en ésto Canorea suele tener las cosas claras: el cartel será Cid-Perera-Manzanares. Si me apuran el problema puede surgir con Perera pero no por el cartel de resurrección sí sino si sobre su actuación global en el abono como consecuencia de que sus ya importantes emolumentos de 2008 se dispararán después de su indudable asalto al nº 1. En este caso si veo a morante en el cartel. Cid-Manzanares-Perera es un cartel con muchísimo tirón en Sevilla, incluso para que no exista polémica por la no inclusión del de la Puebla

  4. david_izurieta dice:

    Yo creo que el cartel con Morante-Cid-Manzanares esta muy bueno para el Domingo de Resurreccion. Perera no desentonaria de darse el caso. Lo de jt es mas complejo porque implicaria una baja de 3 nombres importantes del cartel para dar lugar a las clasicas exigencias del de Galapagar. Cambiar 3 grandes por 1 no resulta. Morante y Sevilla merecen encontrarse de una vez por todas. Si la paz entre Morante y Canorea contribuye para eso pues bienvenida sea. Eso y una correcta gestion de la plaza, preventiva y no reactiva, deben ser un motor para que Sevilla vaya para arriba despues de un año muy accidentado. Soñemos que no cuesta nada.

  5. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    La mesa esta servida para la Plaza Mexico. Al igual que Sevilla genera polemica en encontrar el mejor cartel para la corrida del Domingo de Resurrección, en America, en la Plaza mas grande del mundo, se confirman 3 figuras extranjeras y 3 mexicanos para el Aniversario de la Plaza Mexico el proximo 5 de febrero de 2009. La corrida de 6 toreros cae en jueves y sera transmitida por televisión en diferido al mundo, al igual que otras 5 corridas confirmadas, como 18 de enero con Jose Tomas, 1 de febrero el maestro valenciano Enrique Ponce, al dia siguente el sevillano Jose Antonio Morante de la Puebla. Esta ya entrenando Miguel Angel Perera luego de su temporada en la cumbre y 100 dias en el hule. Tambien se habla para Mexico de Jose Maria Manzanares,Sebastián Castella, El Juli, Pablo Hermoso de Mendoza. Ciertamente falta Manuel Jesús El Cid. Por el lado mexicano Joselito Adame y Garibay deben de estar. ¿Podra finalmente el empresario Curro Leal sintonizar con los apoderados y tener varios llenos en carteles de 8 toros y 2 extranjeros o en un cartel de 6 toreros y 3 extranjeros? Seria un aperitivo sensacional para lo que se vaticina en España especialmente en este venidero 2009 ya a la vuelta de la esquina.

  6. Daoíz dice:

    Afortunadamente siguen existiendo fechas y plazas en que no cabe la estadística. El domingo de Resurrección en Sevilla, como la goyesca de Ronda (a pesar esta última de los hermanitos Rivera), son fechas que trascienden la tónica taurina. Son fechas para los mejores. Por encima de números y pamplinas. Tardes para que el Toreo se redima del taurinismo y para que hagan el paseíllo los toreros que no saben hacer cuentas, pero cuentan el toreo como no podrían soñar los estadísticos.
    Así que bienvenido sea un cartel con Morante, José Tomás y José María Manzanares. Que los Perera, Cid, Ponce, Juli, etc, sigan en su empeño de hacer números, dado que es lo suyo.
    Pero que esas dos tardes en las que somos unos cuantos aficionados los que emprendemos el peregrinaje a esos dos incomparables marcos para reencontrarnos con el toreo, no tengamos que padecer la tiranía de una estadística que nos trae sin cuidado.

  7. JOSÉ MARIA GOMEZ dice:

    Es mi opinión que para Perera no debe significar nada no estar presente el domingo de Resurreción en Sevilla. Tiene quizas mas que perder que ganar dado el ganado de m….. que se suele ¿lidiar? en esa corrida de relumbrón y clavelón. Su apuesta sería, dadas sus condiciones, estoquear por ejemplo Victorino si es que se lidia en la Feria de Abril, que no lo sé, ese sería el reto para demostrar su supremacía. Creo que Cepeda debe jugar esa carta y rematarla en San Isidro con algo parecido y si a las empresas no le salen las cuentas todo lo rentable que quisieran, que por una vez se lo ofrezcan al aficionado que se rasca el bolsillo sin rechistar y además nunca superarían los honorarios que pagan sin rechistar al “mozo serrano”.
    Para Resurreción sobran toreros: Ponce, Cid, Juli, Morante, Manzanares etc..
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: