7ª de feria en Manizales (Colombia). Corrida de desilusión

A plaza llena y con sol brillante se realizó ayer la penúltima corrida del ciclo ferial del 2009 que fue un fracaso por el defectuoso encierro. Toros bien presentados pero mansos y peligrosos que impidieron el esperado lucimiento de las tres figuras que alternaron con las mejores intenciones de triunfar y dar satisfacción al público que colmó la plaza.

Ponce, Castella y Bolívar sufrieron los efectos de la falta de buen juego de los astados que envió el ganadero y les correspondió por sorteo a cada matador. Todo se quedó en avisos para cada uno.

Lástima que estas cosas ocurran en una temporada de la importancia de la de Manizales, en la que la empresa puso todas las aspiraciones de triunfo de los mejores toreros del momento.

Enrique Ponde abrió plaza con ” Suertudo ” de 490 kilos y con el capote dejó la huella de su arte inmenso, que le való la música con la muleta pero sin poder redondear la faena al no poder sacar al toro de su marasmo. En su segundo, “Patanatas” de 442 kilos también oyó, la música sin poder pasar a más.

Sebastián Castella en su primero “Chiflado” de 480 kilos no hizo cosas mayores que sus alternantes y la faena quedó en un aviso. Con ” Desapercibido” de 440 kilos, hizo honor al su nombre.

Luis Bolívar con su primero” Grande ” de 460 kilos, realizó unos lucidos quites por gaoneras al salir de caballo. Con la muleta construyó tandas hilvanadas para su gusto y satisfacción del público. Por lo que el toro hizo para esta faena mereció los aplausos en el arrastre. En su segundo turno, le correspondió ” Grandullón” de 480 kilos, que no pasó de ser eso, pues la cobardía se la cobró la presidencia con las banderillas negras conforme a ley. Para el torero un aviso.

No fue esta corrida lo que se esperaba desde que se anunciaron los carteles. Recordando a los viejos cronistas de Manizales hay que decir con ellos, que: “el público tiene derecho a esperar lo mejor después de un fracaso”

Las tres figuras del toreo dieron buen ejemplo cuando quisieron pedir el cambio de tercio, se desmonteraron respectivamente para hacer la solicitud ante el presidente. Los jóvenes deben aprender

Por falta de espacio, cosa de común ocurrencia en los periódicos quedó por fuera en la crónica de ayer lo pertinente al reconocimiento que la Cruz Roja de Caldas hizo al terminar el Festival nocturno del viernes a Doña Berta Botero de Gutiérrez y a su hijo Miguel, consistente en los tradicionales granos de café en oro, por el aporte de esta familia al buen suceso taurino en la historia de Manizales y que este año la empresa Cormanizales, bautizó la temporada de este año con los nombres de los hermanos Hernán y Ernesto Gutiérrez, al cumplirse 60 años de la fundación de la ganadería Dosgutiérrez.

_________________________________________________________________________________

 

Otra crónica de la misma corrida.

 

Por Carlos Carbonell 

 

Hoy he salido realmente preocupado de la plaza, siempre he dicho que la afición de Colombia era alegre, condescendiente, pero que entendía de toros con el inconveniente de su posición en la suerte de varas, hoy una plaza repleta y con precios de corrida especial no he visto a esta afición que tanto respeto, tampoco he visto, porque habían motivos para verlo, al club Cocherito de Bilbao que está presente en esta feria.

El presidente, se ha visto solo y abandonado aguantando el barco de la dignidad a flote, soportando las iras del público, ¿no había ningún aficionado? ¿Había agotado las entradas el público de aluvión?

El que suscribe hace tiempo que en la plaza no protesta, muy pocas veces pido la oreja y menos protesto, ni casi nunca aplaudo, hoy me he visto en la obligación de solidarizarme con un presidente que era virtualmente linchado (a gritos, ninguna agresión ni mucho menos que en Colombia hay mucha educación) por hacer cumplir el reglamento hasta las ultimas consecuencias y dejarnos disfrutar de la lidia de un toro manso, que ha condenado justamente a banderillas negras.

Y me he solidarizado de la única manera que podía, poniéndome de pie y aplaudiendo mirando al palco, inmediatamente he sido abucheado, los abucheos en Colombia son cariñosos comentarios si comparamos con España, y escuchan pero no les he podido convencer que devolver a los corrales al manso era antirreglamentario, ahora cuando el manso le ha pegado cuatro arreones que Bolívar no solo ha aguantado estoicamente, los ha dominado, y le ha podido, ha empezado a correr la emoción que propicia la lidia de un toro manso pero encastado, entonces los que me acababan de abuchear se disculpaban y me daban la razón.

Si empiezo así el comentario es porque me preocupa que la afición no se viese hoy en la plaza, estar estaba y estaba la buena afición colombiana que en los otros festejos ha demostrado su conocimiento y cabalidad, el club Cocherito, prestigioso club que quizás han guardado silencio por estar en un país que no es el suyo, pero no hay que olvidar que la fiesta es internacional y patrimonio de la humanidad.

Si esta situación se hace endémica el futuro de la fiesta en Colombia estará tan comprometido como en España.

Los toros de Las Ventas del Espíritu Santo, encaste de todas las vías Domecq, los cinco primeros fueron inválidos, sosos, descastados, ni bravos ni mansos, se limitaban a embestir más tarde que temprano como por obligación y tan nobles que empalagaban junto con su triste y cansina embestida, voy a hablar de estos cinco toros para terminar hablando del sexto como he empezado.

Ponce, Castella y Bolívar han competido en hacer ilusionismo, que se trata de hacer ver que está lo que no está, que es lo que que es, Ponce ha sido quien mejor lo ha hecho en el cuarto pero ha fallado a espadas y todo el engañoso espectáculo no le ha servido escuchando solo palmas, en el primero prácticamente no ha intentado ni el ilusionismo y ha fallado también a espadas, Castella, ha intentando lo mismo que Ponce en sus dos toros, y ha engañado al público, pero no a la afición , ha hecho ver que se jugaba la vida en unos arrimones que no tenían peligro alguno pues el toro lo miraba como hipnotizado, la espada ha caído más o menos baja en ambos toros, en el primero de su lote ha tenido fortísima petición de oreja que con magnífico criterio el presidente no ha atendido ganándose la primera injusta bronca de la tarde, Castella en una muestra de mala educación no ha querido ni salir a saludar echando al público contra el presidente en el cuarto, ha calcado la actuación en el que ha hecho quinto y ha escuchado una injusta ovación.

Llegamos al tercero de la tarde que correspondió a Luís Bolivar que al igual que sus hermanos de camada no servia para nada, ni para asustar a un niño, Bolivar que al igual que sus compañeros ha querido hacer ver un espejismo y en parte lo ha conseguido, lo que parecía temple no era mas que acompañar la triste y mortecina embestida del toro a paso de funeral, pero ha conectado, la petición ha sido más mayoritaria todavía que con Castella y ahí el presidente a regañadientes ha tenido que ceder, el reglamento es el reglamento y ha concedido la oreja. Hasta aquí la tarde hubiese sido infernal.

Pero ha salido el sexto el que sin ser gran cosa pesaba 480 Kg, pero tenia buena encornadura y cierto trapio, de salida ya se ha visto que el toro era distinto a sus hermanos de camada, huía más que embestía al capote de Luís Bolivar, y ha costado una eternidad que entrara a los caballos de los cuales ha salido despavorido las cinco veces con cinco levísimos picotazos encima, hay que aclarar que a los otro cinco hermanos a ninguno ni siquiera se les ha roto la piel con la pirámide, no han sido picados en lo absoluta ni falta que hacia, pues casi no podían andar, en este toro el presidente con gran criterio y personalidad lo ha mantenido en la plaza aguantando la inmensa bronca del público, condenándolo merecidamente a banderillas negras, para castigarlo y al tiempo castigar al ganadero que desgraciadamente era Cesar Rincón sobre cuya ganadería ha caído un oprobio que pocas veces sucede en Colombia, lo merecía.

Bolivar se ha esforzado en echar la gente encima del presidente pidiéndole que devolviera el toro a los corrales con ostentosos gestos y llegando a llamar a Ponce como director de lidia al centro del ruedo para que hiciera lo mismo a lo que Ponce, gran señor, se ha negado en redondo, felicidades maestro, a pesar que hoy tocaba hacer ilusionismo ha mantenido la toreria, Bolivar se ha hecho acreedor a una sanción administrativa por su descarado comportamiento, como también se ha hecho acreedor de no haber fallado con las espada de las 2 orejas del toro pues le ha hecho una gran lidia al manso imponiéndose en los cuatro terribles primeros arreones, sometiéndole y demostrándole que ahí solo manda Luís Bolivar, cada vez que Bolivar lo sometía el toro se acobardaba más e iba bajando su ímpetu, que no su fuerza que ha guardado integra, Bolívar combinando el mando firme con también la tolerancia ha conseguido hasta cuatro o cinco estimables tandas, unas por la izquierda y otras por la derecha, infinitamente más de lo que el toro merecía y ofrecía pero desgraciadamente ha tenido que propinar tres pinchazos arriba y una estocada en todo lo alto para que el toro rodara después de un aviso, enorme ovación.

Luís Bolivar, inminente figura, debe saber que la humildad y la grandeza enaltecen al torero y que su mal educada actuación de hoy lo desmerece y sería una lástima que su inmensa torería se viera opacada por su comportamiento..

FELICIDADES Y GRACIAS POR SALVAR LA DIGNIDAD DE TODOS SR. PRESIDENTE

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    ?Devolver a los corrales al manso era antirreglamentario??
    Y me he solidarizado con el presidente poniendome de pie y aplaudiendo mirando al palco?inmediatamente he sido abucheado??. Que maravillosa es la Fiesta Brava. Todo sucede por las emociones que vivimos intensamente. Enrique Ponce compareciendo en Manizales por unica vez esta temporada en Colombia, Cesar Rincón, el Cesar del Toreo hoy ganadero quizas triste por el juego de su encierro, el periodista enfrentandose a una masa de gente – 80% de espectadores o villamelones – y esta ejerciendo su derecho soberano a mandar callar al erudito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: