Una extraordinaria web

Es conocido que actualmente está en fase de desarrollo un proyecto europeo en el que participan varias universidades europeas (como la Universidad Técnica de Delft y la Universidad Libre de Amsterdam), la propia BBC y compañías como Pioneer cuyo objetivo es crear un nuevo sistema de distribución de señal de TV.

 

Es un ambicioso proyecto de innovación tecnológica que pretende desarrollar en pocos años una plataforma descentralizada de distribución de contenidos por internet que dará lugar a una nueva generación tecnológica.

 

Está demostrado que del cincuenta por ciento de las personas que se descargan contenidos de televisión (series, programas, acontecimientos deportivos, etcétera) son muy pocos quienes usan la televisión para visualizarlos posteriormente.

 

Este nuevo formato permitirá en teoría que cualquier persona pueda emitir una señal de vídeo a miles de espectadores, consumiendo un mínimo de ancho de banda. La TDT ya está aquí y a no mucho tardar tenderemos también la televisión Holográfica que nos permitirán ver aplicaciones en tres dimensiones como juegos de video, pantallas de control aéreo, imágenes médicas y todo lo que se nos ocurra.

        

Técnicamente, los aficionados podremos disfrutar cada vez más de cualquier espectáculo taurino, de eso no cabe la menor duda. ASUNTO RESUELTO.

        

Sin entrar en el análisis político de la Obamanía – ya se sabe que Obama es el émulo de Zapatero, de quién copia su política mesiánica – los EEUU nos han dado una auténtica lección de libertad, cultura y modernidad por una sencilla razón: es un pueblo que defiende sus tradiciones, sus raíces, porque es consciente de que esa es su gran fuerza como nación.

        

Igual que aquí – y en Europa – que una progresía lunática, inculta y boba, a base de ir contra la cultura popular, ha puesto en jaque a toda una civilización: la occidental que, entre otras cosas, por burros, no saben que tiene profundas raíces cristianas.

 

No hace falta ser creyente para saber que la dignidad del hombre en la que se basa la civilización occidental hubiera sido imposible sin el cristianismo que dio lugar a una sociedad basada en el derecho, en la racionalidad, y en la libertad.

 

La religión de los morioris, que habitaban las islas Chatam de Nueva Zelandia, era pacifista a ultranza. No resistir al mal, no combatir, no guerrear. Dichos principios habían sido establecidos por el ancestro Nunuku Whenua, y generaron una sociedad de paz. Deberíamos aprender de ellos. Sus principios permitieron una sociedad de paz, hasta que fueron atacados el 19 de noviembre de 1835.

 

Al cabo del tiempo fueron invadidos por los maoríes que comenzaron por esclavizar a los morioris, quienes se sometieron sin resistencia. Luego, se alimentaron de sus cuerpos (los conquistadores eran caníbales) y tampoco hubo contraataque.

 

La experiencia indica que no se logra moderar por las buenas a quienes están animados por un básico impulso destructor. Esta ley histórica se cumplió también con los morioris.

 

Mientras los maoríes los iban degollando sin pausa, se reunió el Consejo de Ancianos moriori en Te-Awapatiki. Sus líderes, Tapata y Torea, sentenciaron que sus creencias no podían verse como «una estrategia para sobrevivir que puede variarse cuando cambien las circunstancias» sino que, por el contrario, constituían un «imperativo moral» inmodificable.

 

Un sobreviviente moriori reveló que «los maoríes comenzaron a matarnos como ovejas… aterrorizados, huimos a los arbustos, nos escondimos bajo tierra… pero fuimos descubiertos y asesinados con nuestros niños».

 

De una población de 2000, hacia 1862 quedaban vivos unos cien morioris. El último de ellos, Tommy Salomon, murió en 1933.La tribu ha desaparecido, pero su límpido mensaje ha penetrado en Occidente, en una parte de su intelectualidad y de sus voceros académicos y culturales –léase progres y animalistas-. De tanto en tanto se reúnen consejos de ancianos en nuestros Awapatikis por doquier, mientras el enemigo continúa imperturbable socavando al sistema basado en el derecho, en la racionalidad, y en la libertad, fiel a su ideología, sin ser conscientes de que se están cargando occidente.

        

Pues eso mismo pasa con los toros, con algo que forma parte de nuestra cultura popular, y con tantas otras cosas. Mientras tanto, esta sociedad mediocre, vulgar y adocenada, entre la que incluyo a los aficionados a los toros que no sabemos defender nuestro patrimonio cultural, pretendo que esta página DETOROSENLIBERTAD, nada al uso, difunda entre sus lectores una web en la que podemos subir nuestros archivos gráficos y compartir los de los otros: http://elartedetorear.com.

        

A disfrutar de nuestra pasión, a seguir aprendiendo con las crónicas de José Antonio del Moral y a defender nuestras tradiciones como hace el pueblo useño y si hace falta que esa defensa sea con medidas contundentes pasemos a la acción porque la experiencia indica que no se logra moderar por las buenas a quienes están animados por un básico impulso destructor. Pero ya¡¡¡.

J.J. de Torres

J.J. de Torres

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

2 Resultados

  1. ElArteDeTorear.com dice:

    Bueno, soy el administrador de la web www-elartedetorear-com y tan solo puedo agradecer el excelente artículo que habéis escrito y espero que tengamos una buena relación entre las 2 webs para poder disfrutar de nuestra pasión e intentar sacarla hacia adelante, a pesar de todas las dificultades que se nos presenten en el camino. Gracias por todo y aquí estoy para lo que necesitéis. Un fuerte abrazo: Sebas
    www-ElArteDeTorear-com

  2. Andrés Macías Pajas dice:

    Hola, soy el administrador de la web http://www.vivanlostorosylole.com y felicito a Carlos Torre por el artículo y animo al señor delmoral a asociarnos las tres webs para así presionar a los grandes grupos mediáticos, léase Prisa, Vocento, 6toros6, burladero… Ya sabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: