Paco Delgado escribe sobre Michelito, el niño torero que está haciendo correr ríos de tinta.

Y que es que hay que serlo, y estarlo, para permitir sin mover un dedo que suceda cualquiera de las catástrofes mayores que se reseñan sumariamente unas línea más arriba, y, más grave – porque aquí sí se supone que cualquiera puede hacer algo al respecto -, se permanece impasible ante otras muchísimas que se pueden considerar – ante la magnitud de aquellas – menores: la destrucción de empleo, el coste de la vida, el consumo desaforado e injustificado, el proceso de aniquilación del Real Madrid…El último capítulo de esta interminable lista lo han protagonizado en Méjico, donde se ha pretendido suspender – y de ello han hecho un culebrón – la actuación en solitario del niño Michelito Lagravere, de tan sólo 11 años de edad.Si su padre, también torero, lo permite, ¿quién puede oponerse a que se enfrente a un becerro? De toda la vida existe la figura del torero precoz, del niño prodigio. Ahí están los casos de Joselito, de los Bienvenida, de Luis Miguel Dominguín, de Ponce, de Morante…En vez de ensalzar la hazaña, se pretendía impedir que torease un niño y nadie dice nada por que, en muchas partes del globo los menores son esclavizados y explotados, o que, en horario infantil, se permita la emisión en televisión de series que incitan a la pornografía, a la violencia o a la delincuencia…Mondo Stronzo y, casi con toda seguridad, figlio di puttana.

 

 

 

Publicado en avancetaurino.com

Mondo Stronzo

Si en 1962 la película de los cineastas italianos Paolo Cavara, Gualtiero Jacopetti y Franco Prosperi, Mondo Cane, en la que a través de estampas del estilo de vida en distintos puntos del planeta puso de manifiesto que la existencia aun cuando maravillosa no es nada fácil, casi cincuenta años después, y a la vista de cómo está el patio – desde educaciones para la ciudadanía, alianzas de civilizaciones, espionajes de patio de vecinos o grandes hermanos, hasta, palabras mayores, masacres impunes en Oriente Medio, invasiones de países, autorización de expolios o una crisis devastadora -, habría que hablar de Mondo Stronzo, que, siguiendo con el modelo original, quiere decir Mundo gilipollas.Y que es que hay que serlo, y estarlo, para permitir sin mover un dedo que suceda cualquiera de las catástrofes mayores que se reseñan sumariamente unas línea más arriba, y, más grave – porque aquí sí se supone que cualquiera puede hacer algo al respecto -, se permanece impasible ante otras muchísimas que se pueden considerar – ante la magnitud de aquellas – menores: la destrucción de empleo, el coste de la vida, el consumo desaforado e injustificado, el proceso de aniquilación del Real Madrid…El último capítulo de esta interminable lista lo han protagonizado en Méjico, donde se ha pretendido suspender – y de ello han hecho un culebrón – la actuación en solitario del niño Michelito Lagravere, de tan sólo 11 años de edad.Si su padre, también torero, lo permite, ¿quién puede oponerse a que se enfrente a un becerro? De toda la vida existe la figura del torero precoz, del niño prodigio. Ahí están los casos de Joselito, de los Bienvenida, de Luis Miguel Dominguín, de Ponce, de Morante…En vez de ensalzar la hazaña, se pretendía impedir que torease un niño y nadie dice nada por que, en muchas partes del globo los menores son esclavizados y explotados, o que, en horario infantil, se permita la emisión en televisión de series que incitan a la pornografía, a la violencia o a la delincuencia…Mondo Stronzo y, casi con toda seguridad, figlio di puttana.

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Emilio dice:

    Me parece inhumano que a una criatura tan joven lo exploten tan descaradamente. El padre dicen que fue matador de toros, demuestra lo poco que entiende la profesión. Primero, el riesgo y los sobrersaltos que padece el niño, lo pagará en el futuro. Segundo, la criatura no se queda quieto ni a la de tres. Ya que su `progenitor se decie a arriesgarlo para lograr sacar un futuro torero, al menos que lo enseñe bien y aprenda a no “ratear” como lo hace. El caso es que el infante hace gracia, aunque no tenga ninguna. Me parece una explotación cruel de un crío. El nene, además, npo tiene valor. No hay más que comparar sus videos con los de El Juli, cuando tenía su edad. Ese si le echaba casta al tema…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: