De nuevo empiezan a confundirse las expectativas con las campañas publicitarias

 

Es como lo de Bilbao y José Tomás que rompe todos los moldes del marketing con otra buscada y publicitada eternización de negociaciones – como la recientemente frustrada de Sevilla – que ya veremos si cuaja o no porque su regreso a la capital vizcaína todavía está en el aire. Y es que eso de que hay apartada una corrida de Núñez del Cuvillo para la ocasión choca con lo que afirman varios veedores y, según me dicen, el propio ganadero. No hay un lote de Cuvillos digno de Bilbao a no ser que en Vista Alegre terminen por admitir algo impropio de la categoría de la plaza, lo que sería un escándalo.     

 

De cualquier manera y ocurra lo que ocurra, cansa tanta y tan continua especulación que reconozco habilidosa por parte de quienes la producen en busca de propaganda para el torero. Hasta da la impresión que es lo que más les motiva. Pero en mi opinión, todo esto resulta inadmisible para el caso de Bilbao dada la habitual seriedad y señorío de una de las partes, La Junta Administrativa de la Plaza de Vista Alegre. Y es que este incesante jugar al ratón y al gato poniendo pegas continuas, nos parece intolerable. Es el colmo que la contratación de José Tomás para torear una sola corrida en Bilbao tras nueve años ausente en esta importante plaza esté dando lugar a otro sinfín de caprichos por parte del torero que ahora hasta se niega a ir el 30 de agosto – una semana después de terminada la feria y, caro está, porque ese día no habrá televisión – porque el 29 torea en Linares. Pues si tanto interés tiene en ir a Bilbao, que renuncie a Linares y punto.

 

Pero parece ser que la Junta le ha ofrecido el viernes 14, un día antes de que empiecen las Corridas Generales a las que este año y en caso de que lleguen al acuerdo habría que añadirles  esta “Particular” de apertura. En definitiva, un auténtico cachondeo en el que la Junta Administrativa está tragando tanto que ya comienza a parecer víctima de las muchas presiones que deben estar recibiendo, empezando por las del Presidente del Club Cocherito y ad-láteres varios que han convertido la histórica y prestigiosa institución en una agencia al servicio de José Tomás y de sus beneficiados, además de en un intolerable y libérrimo insultódromo contra los que no estamos contagiados por la “tomatosis”, al frente de los cuales un servidor acaba de ser el más grave y vilmente ofendido en lo personal sin el más mínimo argumento previo ni estar allí presente y, por lo tanto, sin derecho a réplica. En definitiva, una vergüenza que pienso llevar a los tribunales porque, para colmo, el acto donde tuvo lugar la provocada y permitida ofensa fue ofrecido días después por una emisora de televisión local.       

 

Si José Tomás tampoco aceptara la fecha inmediatamente previa al serial bilbaíno, ¿no será porque, en el fondo, tanto marear la perdiz es otra maniobra publicitaria más para al final decir que los de Bilbao tampoco querían que fuera? Es lo que acaba de hacer con los de Sevilla ¿O no? Me gustaría saber lo que piensan Ponce y El Juli al respecto de tantos distingos con quien se ha pasado varias temporadas despreciando a la gran afición del Bocho desde la ejemplar autoridad que les confiere haber sido permanentemente fieles a Bilbao sin poner una sola pega durante años y años.          

 

El próximo sábado empieza la gran temporada en Olivenza y desde ahora mismo anunciamos que, como siempre, no vamos a pasar ni una. Sabemos que gran parte de la prensa supuestamente especializada continúa dispuesta a hacernos tragar ruedas de molino tanto con José Tomás como con Cayetano aunque con éste en menor medida pese a que en enredos y caprichitos los dos van a la par. En cualquier caso, parece que ambos van a continuar gozando de un preconcebido y generalizado favoritismo colectivo de los medios y que, por lo tanto, los dos van a seguir sobrevalorados profesionalmente. Sus respectivas famas suelen superar con creces lo que hacen en los ruedos y aunque en tal o cual tarde triunfen legítimamente, en la mayoría de las otras veces, no. Pero no todo el mundo se deja convencer por la masiva propaganda que les acompaña. Aquí estamos nosotros para desfacer entuertos.

 

Con José Tomás, concretamente, acabamos de vivir de primera mano cómo en España magnificaban hasta grados increíbles su último éxito en La México y como nadie pudo verlo por televisión – por eso no la quiere – lo cierto es que, si no hubiésemos estado presentes en la corrida del 17 de enero en La Monumental, habríamos tenido que creer al menos parte de lo que algunos escribieron de aquella tarde simplemente discreta y con ganado impresentable que, no obstante, terminó con el galapagarino a hombros gracias al regalo de una de las dos orejas que cortó y con sus panegiristas oficiales y oficiosos diciendo las mismas tonterías y mentiras de siempre.          

 

Nosotros vamos a seguir analizando la temporada de todos los toreros con la sinceridad y seriedad de siempre. Podremos equivocarnos alguna vez, como todo el mundo. Pero nos equivocaremos solos, sin “consejos” ajenos ni apuntadores de otras versiones que no sean las nuestras. Atentos a la presentación y al juego de los toros que cada cual  enfrente, en función de lo cual nos fijaremos en cómo serán lidiados y toreados atendiendo primero a la destreza, fundamentalmente al temple, al dominio de cada res, y luego a todo lo demás. De tal modo, las faenas en las que dominen los errores técnicos y primen los enganchones sobre la limpieza, no las consideraremos de recibo ni premiables por mucho que se arrimen quienes las hagan y, aún menos, por muchas volteretas que sufran, sobre todo cuando se produzcan por equivocaciones garrafales de los toreros y, no digamos, las provocadas por ellos mismos. Y al contrario, estaremos encantados de aplaudir el buen toreo de todo el mundo y por supuesto el que logren tanto Tomás como Cayetano cada vez que lo practiquen y merezcan.

 

Pero nada de contemplaciones con lo que no sea así y menos aceptar tantas versiones sicodélicas e incomprensibles acerca de este arte que aunque es el más difícil y arriesgado, en manos de los verdaderos maestros siempre parece el más sencillo y fácil.     

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

3 Resultados

  1. Morenito del Abra dice:

    En cuanto a lo de Valencia, pense exactamente lo mismo al leerlo, que pasa que Ponce y Manzanares no son nadie en Valencia? vaya tela. Hoy ya lo han modificado en el portal que así lo anunciaba.

    Respecto a lo de Tomás y Bilbao me parece vergonzoso, que se acople en la feria como todo el mundo y que deje de marear la perdiz.

    Sobre la manera de enjuiciar la temporada, los toreros y sus actuaciones, es que no se entiende como alguien al que de verdad le gusten los toros y sepa algo del tema la pueda enjuiciar de otra manera.

    El marketing es nefasto para el juicio del aficionado que no sabe muy bien de que va esto y para el del público en general

  2. fernando pareja dice:

    Repaso el que le pego Manzanres a Tomas en Colombia, el que lo vio y lo dude no sabe nada de toros. Hay cuatro pasmados que todavia dicen que los toros de Tomas no sirvieron falso de toda falsedad, se le fueron y lo unico que hizo fue pegar alguno que otro lance o pase deshilvanado, hasta verlo dudaba o pensaba que eran exageraciones las de del Moral, pero visto lo visto tiene razón: Faenon de Manzanares y estupidez de algun pasmado en Bogota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: