5ª Novillada en Madrid (Las Ventas). Javier Cortés toreó de verdad

Madrid. Plaza de Toros de Las Ventas. 29 de Marzo de 2008. Tarde desapacible y ventosa. Un cuarto de entrada. Seis novillos de Nazario Ibáñez, desiguales de presentación. 1º, 2º y 3º serios; 4º y 5º pavorosos. El 6º, que fue un novillo normal, dio un juego extraordinario. Excepción en una novillada mansa y descastada. Mario Aguilar (de verde y oro), aviso y silencio. Aviso y saludos desde el tercio. Román Pérez (de grana y oro), aviso y silencio. Silencio. Javier Cortés (de carmelita y oro), aviso y saludos desde el tercio. Aviso y vuelta al ruedo.

        

Saltaron ayer al ruedo de Madrid dos novillos, el cuarto y el quinto, que tenían tanto trapío como los toros de Pamplona o Bilbao. Pocos toros se han visto en las ferias levantinas con este cuajo. Y es que en Madrid el novillo es un toro, y así debe ser. La seriedad y trascendencia del lugar exigen tal esfuerzo a los novilleros: examen de capacitación a las puertas de la alternativa.

 

Mario Aguilar y Román Pérez estuvieron por encima de los deslucidos novillos que les cupieron en suerte. Aguilar inició sus trasteos con sabor y después mostró un toreo sobrio y a palo seco. Este mejicano no hace concesiones a la galería. Lo suyo es entregarse de verdad y sin aspavientos. Su primero fue muy soso y su segundo duró muy poco. Con los dos se arrimó sin cuento a pesar del volteretón espeluznante que le propinó el toraco lidiado en cuarto lugar. Es un novillero valiente valiente, que además no tiene mal corte. Su problema es la espada. Se tira arriba pero sin hacer la suerte. Por eso pincha. A pesar de esto, dio una tarde de entrega y valentía que sube su ya de por sí amplio crédito entre los buenos aficionados.

 

El francés Román Pérez está muy puesto y tiene buen oficio. Toreó con suavidad a su blando primero, y estuvo solvente con el quinto que, aparte de ser un tren de mercancías, embestía sin ninguna claridad. Torea largo y con temple. Eso sí, tiene que ajustarse más. También estuvo por encima de lo que le tocó en suerte.

 

A Javier Cortés habrá que echarle de comer aparte. Su gran clase y su valor le hacen un novillero del máximo interés. No es el novillerito con clase de toreo vistoso; tiene el valor preciso para hacer el gran toreo, el auténtico toreo.  Y ayer lo vimos. Su primero no daba más que cabezazos en una embestida fluctuante y sin clase. Y a pesar de los problemas, Cortés acabó haciéndose con el animal y las dos últimas series fueron muy buenas por limpias y puras.

 

Pero lo grande llegó en el sexto, único novillo con aspecto de novillo y no de toro de feria grande. En un encierro que derrochó mansedumbre en el primer tercio, este sexto fue el único que cumplió en el caballo. Y en la muleta tuvo ese viaje largo y ese constante ir a más tan característico del encaste Núñez. Un novillo sensacional. La pena fue que el aire molestaba lo suyo, por lo que Cortés tuvo que plantear la faena en el tercio y no en los medios. Pero con aire y todo, Cortés, olvidándose de la dificultad, toreó como se ve muy pocas veces: la muleta bajísima y el trazo larguísimo, una y otra vez, en una faena que fue siempre a más y que tuvo su culminación en una última serie con la mano derecha grandiosa. Tenía las dos orejas en la mano. Nervioso y con la mano temblorosa, se tiró si fe y pinchó… Unos ayudados por bajo sabrosos y una estocada mala a toro parado, aderezada con un aviso y dos descabellos. Una pena. Pero lo que había hecho, hecho estaba. A ver quien lo iguala, matadores de toros incluidos. Cuando Cortés iba dando la vuelta al ruedo, llevaba la cara demudada: sabía que se le había escapado la Puerta Grande. ¡Qué le vamos a hacer!. Pero eso es torear. Asentado, entregado, mandando en la embestida y trayendo y llevando hasta el infinito. A ver qué le dan en San Isidro, porque visto lo visto, exijo para él dos novilladas, dos. Y de las de lujo.

 

 

2 Resultados

  1. José A. Ramírez dice:

    Sé que los carteles se presentan el viernes pero quiero saber tu opinión sobre los mismos y sobre la ausencia de Ponce ya que no quedan nada claras las posturas de las dos partes. Parece que, un año más, los mejores carteles serán los de Sevilla y mira que este año no lo son tanto. También me gustaría que publicases en la web la disertación ?Manolete, padre del toreo Moderno? que ofreciste la pasada semana en Sevilla ya que, como sabes, no pude asistir.

    Saludos Domingo

  2. Pancorvo dice:

    Es un placer leer tus articulos, al igual que los tres libros tuyos que yo conozco. Te define, como a los toreros cabales la verdad. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: