Sexta de La Semana Grande de San Sebastián. Grato debut de Luque

San Sebastián. Plaza de Illumbe. Viernes 15 de agosto de 2008. Sexta de Feria.Tres cuartos de plaza. Dos toros para rejones de Sánchez y Sánchez para rejones (1º y 4º), nobles. Tres para la lidia de a pie de  La Reina (3º, 5º y 6º) y uno de  El Tajo (2º), deslucidos y desrazados. Pablo Hermoso de Mendoza, ovación con saludos y palmas. Eduardo Gallo, ovación con saludos y silencio. Daniel Luque, oreja tras aviso y palmas.

 

Daniel Luque fue la grata sorpresa del festejo celebrado ayer en Illumbe, aunque lo fue más para el público en general, que no para los aficionados que pudieron ver lo apuntado por el diestro de Gerena en Azpeitia. En sus dos oponentes mostró su buen toreo de capa, tanto a la verónica como en quites. Con su primer toro, que desarrolló complicaciones, estuvo firme en la primera parte de la faena para quitar los defectos del toro que, entre otros, fue quedarse corto por el pitón derecho. Por el izquierdo, en cambio, embistío mejor y lo aprovechó para torearlo muy bien con la izquierda en buenas series de naturales. Volvió a la mano diestra pero como el toro no había mejorado su embestida, optó por continuar con la izquierda. Pinchó en el primer intento y en el segundo se tiró a matar con todas las de la ley dejando una buena estocada que le posibilitó cortar una de las orejas con más fuerza de la feria.

 

Con el sexto también quiso y pudo Daniel Luque, pero el toro se apagó pronto y quizás alargo en exceso la faena, metido ente los pitones: También mató esta vez a la segunda por lo que el público guardó silencio, aunque dejando un buen sabor de boca en los aficionados.

 

Eduardo Gallo, con el peor lote, estuvo valiente, sobre todo con el segundo, un toro que tenia cierto peligro y con el que expuso y apostó más, logrando una buena serie de naturales. Frente al noble pero soso tercero, estuvo bien con las dos manos aunque contagiandose de la sosería del toro.

 

Pablo Hermoso de Mendoza realizó una buena monta con el toro que abrió plaza a lomos de Chenel e Icaro con los que realizó batidas de costado y clavó banderillas. Para las cortas y matar sacó a Pirata, marrando con el rejón de muerte y perdiendo una oreja. Otra perdió del cuarto por lo mismo tras destacar montando a Silveti y las cabriolas sobre Fusilero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: