México. 2ª de feria en Aguascalientes. Conciertos de José Tomás y Arturo Macías

La ganadería queretana de los sucesores Silvia y José Roberto Gómez, hijos de Teofilo Gómez, ha mostrado clase y calidad  en al menos tres de los toros; los tres últimos fueron desrazados,  toros sin transmisión que pasaban sin embestir en faenas que no merecen ser comentadas. La gente empezó a distraerse con las bellas hidrocálidas que se desplazaban por los pasadizos de los tendidos. Zotoluco se pegó un arrimón con el cuarto de la tarde, para una oreja muy digna.    

 

Los tres toreros han estado muy por encima de la corrida. El tercer toro del festejo se cayó muerto de manera estrepitosa al rematar en el burladero de matadores, de salida, nunca humilló el toro al rematar; “Excavador” de 508 kilos estuvo sólo 7 segundos en la arena, se ha quedado fulminado patas arriba, escuchándose el golpe impresionante. Macías se quedó perplejo sin dar ningún capotazo.          

 

El de Galapagar ha merecido la segunda oreja del primero de su lote, pero falló con la espada, ejecutó estocada trasera y pinchazo en todo lo alto. Es un torero muy del gusto de los aficionados en Aguascalientes;  convocó gente de muchos lugares de la república y de España. El Gobernador Luis Armando Reynoso y el empresario Ricardo Sánchez  han ofrecido dos tardes de San Marcos 2010 al apoderado Salvador Boix, quien declaraba: “José Tomás esta feliz, esta tierra de Aguascalientes es su primera casa”.   

 

Después del paseíllo se dio un trofeo al de Galapagar, a cargo de la Escuela secundaria de las artes y el toreo de la ciudad, apoyada por el Gobierno del Estado, que cobija a niños y niñas en ésta su tierra adoptiva; Tomás tiene amigos y recuerdos como novillero, incluso participó en abril de 1996 en la Corrida del Centenario de la Plaza San Marcos.

 

El primero de la tarde,“Ojitos”, de 485 kilos, fue para el maestro Eulalio López Zotoluco (de ciruela y oro), en su corrida número 904. Debidamente presentado, bien puesto de cabeza, variado de carnes, ha desarrollado peligro sordo. Pega Zotoluco cuatro extraordinarias  chicuelinas, soltando una punta del capote a pies juntos. Al inicio de faena el toro tiene fijeza, pero se arma mucho después de los muletazos que son con muleta retrasada. Temple y mucho entendimiento, faena de pausas; pero la embestida por la izquierda es más picosa, se le viene al pecho y lo espera con la cabeza levantada. Al final, no había más que hacerle una faena de aliño y matarlo. Estocada desprendida. Injusta división de opiniones.

 

El segundo es para José Tomás (de tabaco y oro). “Airoso” de 508 kilos fue el toro mejor hecho de la corrida. Menos ofensivo, más cómodo, toro noble y de gran calidad, que transmitía, con embestidas no demasiado fogosas, no sobradamente bravo, ni forrado de casta. Apenas se abrió de capa logra el español un lance suave, desdeñoso; le sale adelante en el centro del ruedo, ejecuta lances a la verónica vibrantes, espléndidos, y lances de brazos desmayados, de manos muy bajas; remata con lentitud. Gran toreo de capote, momento estelar de la corrida, trayendo muy embarcada la embestida desde adelante, como lo hacía Silverio Pérez. Pone Tomás en suerte al toro y Curro Campos dosifica el puyazo. En los medios esperó al toro, para hacer el quite, presentaba el capote muy alto, a la altura de los ojos. Resulta un poco tardo, cuando decide la arrancada el animal. José Tomás ha marcado los tiempos de las tres chicuelinas. Brindis al público. Encaja la barbilla en el pecho, apenas mirando de reojo la embestida, con buen juego de muñecas, se lo pasa muy cerca, sintiéndolo, abandonándose, con sutileza. Variadas tandas de derechazos, llevando largas las embestidas, muy ceñido, todas coreadas con olés de toda la plaza mientras Pelea de Gallos sonaba en las alturas.  Carga la suerte al torear por naturales, con lentitud y temple. Logra pases abelmontados, toreo sobrio, seco, profundo. En un momento del éxtasis el toro se ha colado, le ha empalado sin herirlo y Tomás se quedó abrazado al toro. Muy largo y sentido pase de pecho; trincherilla encajado de riñones y un redondo impecable. La faena larga continuaba. Se echó la muleta a la mano izquierda, en la serie de más temple, acoplándose a las condiciones del toro de Teófilo Gómez, toreando a su aire. El toro inicia el proceso de rajarse. Citó de frente en las 6 manoletinas llenas de ajuste, ceñidas. Falla con la espada y obtiene sólo una oreja. Una actuación muy buena.

 

Arturo Macías (de palo de rosa mexicano y plata), lidió el tercero, el sustituto, de nombre “Excavador”, de 508 kilos, en una actuación consagratoria de rabo, pero falló con el acero, inclusive la segunda oreja ha premiado indebidamente la estocada atravesada; el público y el Juez así lo han determinado. El torero tuvo esta tarde gran claridad de ideas y fondo torero; parece que va encontrando un estilo propio, esperemos que pronto sea una realidad. Esta profesión es de largo aliento. Ha tenido Macías creatividad, inspiración, temple, un toreo de suavidad, con valor indomable, su toreo es ojedista. Este torero tiene carisma y fuerte calado en los tendidos. El toro mereció arrastre lento, fue muy fijo, gran clase y nobleza, siempre con voluntad.  Enhorabuena torero Arturo Macias, “el Gallo de Aguascalientes”.    

 

 

 

 

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: