7ª de San Isidro en Madrid. Oreja de ley para Luís Bolívar

 

Madrid, Plaza de toros de las Ventas. Miércoles 13 de Mayo de 2009. Séptima de San Isidro. Sol con algo de viento. Lleno. Tres toros del Marqués de Domecq (1º, 3º y 5º), desiguales de presencia y de escaso juego. Y tres toros de las Ramblas (2º, 4º y 6º), de hechuras desiguales. Aunque sin clase, se movieron mucho. Juan Bautista (de blanco y oro), silencio en los dos. El Fandi (de nazareno y oro), silencio en ambos. Luis Bolívar (de corinto y oro), aviso y silencio. Una oreja. Luis Bolívar sufrió una herida en cara anterior del tercio superior de la pierna derecha, con una trayectoria de 10 centímetros que causa destrozos en músculos peroneos.

 

Ayer en cuarto lugar se lidió una cabra, un novillete impresentable que solo se tapaba porque tenía dos antenas. No lo protestó nadie. Tampoco el Siete, señal inequívoca de su decadencia. Han quedado solo para dar la tabarra con lo del pico y el cruzarse, mientras han dimitido de lo único positivo que hacían: denunciar toros inválidos y toros impresentables. Si el Imperio Romano sucumbió, ¿cómo no iba a sucumbir el Siete? Tantos años desgañitándose, a veces con razón y las más sin ella, acaban cansando al más pintado. Ahora quienes mandan son los modorros de la entrada regalada con sus reacciones absurdas e incomprensibles. De Málaga a Malagón. Estamos arreglados…

 

Se habían desechado tres toros de las Ramblas. Viendo la cucaracha que salió en cuarto lugar me pregunto cómo sería las reses rechazadas. De los toros sustitutos del Marqués de Domecq, hubo uno, el primero, también muy justo. En el tema del trapío ya son muchos los años que Pamplona y Bilbao ganan a Madrid por goleada. ¡Claro! pagan más y mejor.

 

Ver torear a Juan Bautista me causa enorme aburrimiento. ¡Qué torero más anodino! Su primero estaba inválido (invalidez que no se protestó). Nada que hacer. Pero su segundo, el novillete de marras, embistió mucho. Sin clase y con la cara por arriba, pero con él podría haber estado mucho mejor. Juan Bautista hizo un toreo lineal, despegado y sin ningún compromiso. Además toreó rapidísimo. Como siga así, el año que viene solo toreará en Francia. El toreo no es un oficio rutinario, es entrega e inspiración. Justo lo que Juan Bautista no tiene.

 

¿Y El Fandi? Hacía dos años que no pasaba por Madrid. No lo necesita y ayer cumplió con el expediente sin más. Su primero pasaba con la cara alta. Lo toreó con tanta pulcritud como desapego y poca chispa. El quinto se paró nada más salir. Le sacó los pases que tenía, con profesionalidad. Con las banderillas le hemos visto tardes mucho mejores, más espectaculares y con mayor exposición. El Fandi vino a cumplir, queriendo dar imagen de profesional ortodoxo. Hizo mal: lo suyo es el espectáculo y a él se debe.

 

Luis Bolívar se topó en primer lugar con un toro muy incierto que derrotaba mucho y miraba más, y, además, en ese momento soplaba el viento. El colombiano estuvo mucho tiempo delante de la cara del toro y no sacó nada en claro. Recibió al sexto con unas verónicas apretadas que, al dar la media, terminaron en revolcón. El toro se salió suelto del caballo, pero tenía una movilidad agresiva, susceptible de ser aprovechada por un torero con decisión. Bolívar, sin probaturas, citó en los medios y dio dos buenas series con la derecha. Intentó un cambio de mano quedándose muy al hilo y con la muleta muy retrasada. Y el toro, que no era tonto, lo cogió.

 

Con la sangre manando por la pierna derecha que le tiñó de tinto el rosa de la media, Bolívar prosiguió la faena. Toreó bien con la mano derecha en series de trazo largo y por abajo. También aprovechó bien al toro por el pitón izquierdo. Por este lado el toro se quedaba corto y se defendía. Bolívar lo entendió muy bien, perdiendo pasos y ganando la cara entre muletazo y muletazo. Otra buena serie con la mano derecha y gran estocada, arrancando despacio y yendo derecho al morrillo. El toro tenía motor y hubiese desbordado a más de un torero. Bolívar lo pudo y lo toreó muy bien con un toreo mandón y por abajo. Cortó una oreja de verdad, llena de gallardía y honor por la sangre derramada. La oreja de Bolívar ¿qué tiene que ver con la de Capea? Son como la noche y el día. Luis Bolívar ya no es una promesa, Es una venturosa realidad. Tiene valor, conoce el oficio y sabe torear. Colombia puede estar orgullosa de su nuevo retoño.

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

2 Resultados

  1. El Catobeplas dice:

    ¡¡¡QUE BUENO ES USTED¡¡¡. ¡¡¡UN AUTÉNTICO PLACER LEERLO¡¡¡¡

  2. josem dice:

    PARA MI LA FAENA ES DE 2 OREJAS, HIZO AL TOREO AUTÉNTICO ENGANCHANDOLO LO MAS ADELANTE POSIBLE Y LLEVÁNDOLO LO MAS ATRÁS QUE SU BRAZO LE PERMITÍA, CON EL MÉRITO AÑANDIDO DE QUE EL TORO MAS QUE EMBESTIR CON TEMPLE LO QUE QUERIA ERA COMERSE LA MULETA A UNA VELOCIDAD DE VÉRTIGO, Y ADEMÁS CON EL DEFECTO DE NO HUMILLAR NUNCA. Y ASÍ CONTINUÓ TOREANDO DESPUÉS DE LA CORNADA. Y UNA ESTOCADA HACIENDO PERFECTAMENTE LA SUERTE SINO EL TORO CON ESA AGRESIVIDAD Y SU AMPLITUD DE CARA SE LO HUBIESE LLEVADO POR DELANTE ¿ESTO NO ES DE 2 OREJAS? OJO A ESTE TORERO, PUEDE ACABAR SIENDO UNO DE LOS 4 ó 5 MAS IMPORTANTES DE LA TEMPORADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: