2ª del Caballo en Jerez. El Juli y Perera se equivocan participando en corriditas para Cayetano

Plaza de toros de Jerez de la Frontera. 14 de mayo de 2009. Segunda de feria. Tarde fresca y algo ventosa con dos tercios largos de entrada. Siete toros de Zalduendo incluido el sobrero que se corrió en quinto lugar por correr turno tras la devolución del muy flojo segundo. De minúscula presencia y comodísimas cabezas, tapándose algo por más cuajaditos el sobrero y el sexto. Nobles sin ninguna clase, sin apenas energía ni casta salvo el sobrero que hizo de quinto que, para colmo, llegó imposible a la muleta.  El Juli (marino y oro): Pinchazo y buena estocada, ovación. Estoconazo trasero y descabello, petición menor y ovación. Miguel Ángel Perera (amapola y oro): Dos pinchazos y estoconazo, ovación. Buena estocada, palmas. Cayetano (agua marina y oro): Estocada, petición insuficiente y ovación. Estocada y descabello, palmas. Muy bien Juan Sierra y Joselito Gutiérrez en palos.         

 

La tan cacareada y temible crisis no solo se está notando en los tendidos y gradas que en esta feria de Jerez no se han llenado todavía, sino sobre todo en el ganado, en su presencia y en su esencia. Pero esto viene de atrás. Ya se sabe que los ganaderos suelen vender según qué cantidad les pagan. Y ahora supongo que menos porque hay que ahorrar. Pero si, además, torea Cayetano a quien no pocos criadores adoran y cuidan tanto o más que sus asustadizos mentores, pues apaga y vámonos… Corrida anovillada o incluso abecerrada al canto y a modo. Entre una y otra modalidad anduvo la de Zalduendo. Algunos toros, como el primero y el tercero, de vitrina. Cómo serían de pequeñines que, cuando salieron los dos últimos con aspecto de novillos regordíos, no pocos respiraron por su mayor volumen. Total, corrida para ver con lupa. Una vergüenza se mire por donde se mire, al natural o con microscopio.

 

Pero es que, para mayor escarnio, ninguno salió que, por su brillante juego, compensara del petardo. Los hubo simplemente nobles aunque sin casta ni  clase y sosos cuando no rematadamente malos como el quinto al que ni Miguel Ángel Perera pudo dar un solo pase en serio y mira que lo intentó con no poco empeño. Y la gente santa. Lo que ignoro es lo que pensarían El Juli y Perera al ver salir aquello por la puerta de chiqueros. De entrada hicieron como que no se enteraban. Ellos se comportaron como suelen cada tarde y empezaron por dar importancia a unas reses que, ni por asomo la tenían. Muy bien El Juli con el capote a la verónica. Templadísimo y quietísimo Perera en su recibo a pies juntos al segundo que enseguida se echó y hobo que cambiarlo a toda prisa. Muy buena faena de El Juli tratando de someter y al mismo tiempo cuidar del primero. Cosa harto difícil que el madrileño resolvió magnífico. Pero pinchó y como el animalito no había trasmitido nada, palmas y saludos.

 

Perera con el gachito sobrero que empezó por pegarse un volteretón de campeonato, ensayó un quite compuesto por tafalleras, gaoneras y revoleras que habrá que perfeccionar porque resulta atractivo. Luego se hartó de quedarse quieto y de torear ligando sin enmendarse en un palmo de terreno aunque con semejante ejemplar, su asombroso hacer tampoco apenas tuvo trascendencia. Y menos tras fallar a espadas.

 

Y entonces sale el tercero. Una sardina escuálida que ni diseñada a propósito para el gran Cayetano. Mansito, sin fuerza y a la defensiva en su embestir al capotón y a la muleta del menor de los Rivera que, vestido de maravilla, intentó lucirse de cara a sus fans que no cesaron de jalear y piropearle aunque los lances los pegó despegadísimo y los pases desde la periferia y para afuera cuando no tropezados. Tanto, que cómo el torito sacó algo de carácter, hubo un momento en el que Cayetano fue desbordado. Los ordoñistas de hueso colorado entre los que me encuentro, nos llevamos un serio disgusto. Cayetano no progresa. Pareció un principiante en su primera tarde con picadores. Y en fin, que a pesar de que mató con pronta eficacia, la petición de oreja que sucedió a tan decepcionante actuación, no fue ni mayoritaria ni consecuentemente atendida. A los que sacaron sus pañuelos por poco les da un soponcio.      

 

En la segunda parte de la corrida, lo mismo solo que aún peor porque la gente empezó a desentenderse de lo que ocurría en el ruedo y a comentar que El Juli y Perera no deben jugar en estas pantomimas de la cayetanosis. ¿Es que no se dan cuenta o qué? Salen perdiendo. Ellos no tienen fans incondicionales pero son dos toreros importantísimos. El Juli un maestro consumado y reconocido aunque inevitablemente desgastado. Perera la más firme y segura figura del momento presente y el que torea más quieto, más cerca y más templado de la historia. Además, ayer inventor de un quite que habremos de llamar de la “pererina” – manoletinas con el capote, naturales y cambiadas, sin ceder un palmo de terreno – que fue lo único resaltable de la tarde. Armó un alboroto. Entonces, ¿cómo aceptaron torear semejante corridita? Hombre, si hubiera sido para Morón que también se llama de la Frontera… A lo mejor es que se equivocaron en el campo y embarcaron la que había preparada para el pueblo del alcalde y taurino Manolo Morilla…

 

Al final, se quedó casi solo Cayetano con un torito más aparente que los demás. Pero tan rajado, tan venido a menos, tan sosamente dócil que por mucho brindis, por muchas posturas empacadas y por mucho que Cayetano le templó, el proyecto de faena quedó vacuo de contenido y antes de que entrara a matar, muchos empezaron a abandonar sus localidades. ¡Qué pena¡      

 

     

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

2 Resultados

  1. Javier dice:

    Sr. del Moral, ¿ese quite al que se refiere de Perera es algo parecido a la saltillera? No he visto imágenes de Jerez, pero por su explicación me da la impresión de ser algo similar. Lo que no había visto nunca es hacerla cambiada (imagino que tocando a un pitón y sacándolo por el otro como muchas veces hace Perera con las bernadinas)

  2. Tico dice:

    sr. del Moral,me alegro de que lo diga abiertamente por que estoy harto de repetirlo: julis, manzanares y pereras que se dejen de Cayetanadas, porque encima jode mas cuando se trata a uno que acaba de llegar y que no es nada de figura del toreo, como se oye por ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: