4ª del Caballo en Jerez. Irreprochable apoteosis de José Tomás en su máximo esplendor

Plaza de toros de Jerez de la Frontera. 15 de mayo de 2008. Cuarta de feria. Tarde calurosa con lleno absoluto. Seis toros de Núñez del Cuvillo, bien presentados y nobles aunque flojos en distintos grados por lo que algunos se vinieron abajo en el último tercio o se defendieron al embestir, caso del primero y el cuarto. El más entero y, además, con clase y fijeza excepcionales fue el segundo. Un gran toro que fue premiado con la vuelta al ruedo. También fue muy bueno aunque no tanto el sexto. Y el único manso, huidizo e incierto el quinto, finalmente trasformado en noble por obra y gracia de su matador. Juan José Padilla (corinto y azabache): Estocada muy caída trasera, saludos por su cuenta. Buena estocada, oreja del paisanaje tras algunos pitos antes de entrar a matar. José Tomás (malva y oro): Estocada ladeada que hizo leve guardia y descabello, dos orejas. Buena estocada, dos orejas. El Cid (marino y oro): Estocada traserísima y tres descabellos, ovación. Buena estocada, dos orejas. José Tomás y El Cid salieron a hombros. Muy bien en palos Alcalareño y José Chacón.

 

Imagino perplejos a muchos lectores al leerme sobre la corrida de ayer en Jerez. Han sido tantas veces las que he contrariado a tanta gente y, sobre todo, a muchos colegas que hablaron o escribieron la palabra “cumbre” para calificar actuaciones muy valientes pero por nada limpias cuando no otras netamente tremendistas o simplemente buenas aunque notoriamente desiguales – hago la salvedad de su primera tarde del año pasado en Madrid y de la del indulto en Barcelona – que, la verdad, hoy me resisto a repetir en titulares lo que ayer nos dijimos todos al salir de la corrida: ¡Cumbre Tomás¡. Y ayer irreprochable e indiscutiblemente bien. Desde luego la mejor actuación de cuantas yo al menos le he visto en los dos años y pico de su reaparición.

 

Cuando terminó su primera gran faena ante el extraordinario ejemplar de Cuvillo y a pesar de haberme sentido íntimamente maravillado por la intensidad con que lo toreó muy templado al natural en sucesivas series larguísimas – algunas de más de siete muletazos perfectamente ligados – a las que sumó un precioso ramillete de redondos a pies juntos asimismo templadísimos y todo sin que nunca abandonara el lugar donde planteó la obra – en los medios por impertérritos estatuarios – como asimismo los remates al final por sedosos ayudados por alto y por bajo, y elegantísimos pases de la firma o del desdén.., cuando terminó aquello, digo, uno no dejó de pensar en la extraordinaria calidad del toro que se lo había permitido sin una sola mácula, tanto por lo que se refiere al sitio donde toreó como a lo ajustado con que se acopló y a la precisa técnica que empleó fiel a la más pura lógica del toreo. Ni una locura, ni un mal paso. Todo perfecto. Y aún más, me dije: Por fin, tal y como José Tomás nos deslumbró en los mejores años de su primera etapa.

 

Pero cuando me convenció sin ninguna reserva fue con su segundo toro – el quinto – que por nada tuvo que ver con el anterior. Manso, distraído, suelto de todos los intentos capoteros, escupido de sus encuentros con el caballo, sin humillar nunca e incierto en sus acometidas. ¡Ahí te quiero ver, Tomás¡ Y lo vimos. Pero ¿de qué manera? Pues de la única posible en estos casos: eligiendo al principio la distancia larga y poco a poco la media en los cites para aprovechar la inercia de los viajes y sin permitir una sola vez que el animal le enganchara la muleta y aún menos dejarse coger, como aconteció cuando tras una magnífica tanda con la derecha se le coló el toro y Tomás se quitó en una décima de segundo, impidiendo el volteretón o una posible cornada, para continuar en el empeño de nuevo firmísimo y sin estridencia alguna. Es decir, como se debe en el toreo. Y, por consiguiente, sin permitir que el animal empeorara como consecuencia del tropiezo. Y por eso, precisamente por eso, el toro mejoró y hasta rompió a bueno. Como luego pudimos comprobar también al natural cuando, ya venido un poco abajo el animal, Tomás tuvo que insistir en los cites más cruzado que antes y más atento a templar por la mayor lentitud del toro en sus últimas embestidas, ya tan dulces como si no hubiera sido como ni remotamente empezó. Asombrosa faena por su fondo y forma. Un prodigio.

 

Y un precioso final con muletazos al paso y sus inevitables manoletinas con toda la plaza puesta en pie, atónita con lo que acabábamos de ver y de gozar, a la espera de la estocada que esta vez recetó sin defectos y con inmediata muerte del toro a sus pies. La petición de las orejas fue aún más nutrida si cabía que la de su toro anterior. Y el convencimiento, total. Todos de acuerdo.

 

Así es como quiero seguir viendo a José Tomás al tiempo que imploro que el año que viene se deje de tantos caprichos y tiquismiquis y convenga actuaciones en todas las plazas importantes. Porque, pena da pensar en que éste irreprochable e indiscutible Tomás de su histórica tarde de ayer en Jerez no podamos verle en Sevilla, en Madrid, en Pamplona, en Bilbao, ni en El Pilar de Zaragoza. Aún está a tiempo para el fin de la temporada. Anímese el gran torero y dé el paso adelante para actuar en estas plazas aunque sea solo una vez.                   

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

16 Resultados

  1. El Catoblepas dice:

    UNOS (los seguidores de del Moral): ¿VÉS COMO PONE BIEN A JOSÉ TOMÁS¿.
    OTROS (los detractores): CLARO, LO PONE BIEN PORQUE HA ESTADO CUMBRE Y NO TIENE MÁS REMEDIO.
    LOS AFICIONADOS DE VERDAD: LO PONE COMO HA ESTADO, COMO, POR OTRA PARTE, HA HECHO SIEMPRE CON CUALQUIER TORERO PORQUE ES UNO DE LOS MEJORES CRÍTICOS DE TODOS LOS TIEMPOS Y SABE LO QUE VE Y COMO LO VE LO CUENTA.

  2. pesqueras dice:

    Como habran sido las faenas de Jose Tomas para que el Sr Del Moral escriba esta cronica, aun no he visto ningun video pero seguro que serian buenas de verdad felicito al Sr del Moral por haberse quitado de una vez la careta y reconocer que Jose Tomas es uno de los grandes toreros que hay en la actualidad

  3. sanchezmejias dice:

    De todas formas torear bien a los becerros desmerece la actuación de cualquier matador. Domingo Delgado de la Cámara se queja en su crónica del mal trato del público de Las Ventas a los toreros que ayer se enfrentaron a una seria e íntegra corrida de Escolar, en contraste con otras plazas, como la folclórica de Jerez, que cantan, rien y tocan palmas por bulerías ante un simulacro de toreo. Dice bien Del Moral al final de su crónica que a ver si se anima el torero galápago a ir a plazas como las de Madrid, Pamplona, Bilbao, Zaragoza, o Logroño etc. Ya que no ha devuelto la Medalla de Oro de Madrid, que le ha impuesto el impresentable alcalde junto al no menos impresentable juglar Sabina, ahora se le brinda una oportunidad de demostrar su valerosa hombría pidiendo sustituir a El Fundi en la corrida de Victorino en Madrid.

  4. david_izurieta dice:

    En la radio hablaron de bajonazo…

  5. vicente dice:

    No dudo de la veracidad y sinceridad que le honra al Sr. Del Moral al enjuiciar de la forma que lo hace la actuación de J. Tomás en Jerez. No es extraño que esté bien, lo que le invalida es el ganado que lidia, chico y sin cuernos. Es cierto que lo hacen todos en casi todas las plazas pero no presumen de ser lo mejores de la historia ni maniobrar despóticamente en contra da los intereses de los demás. Carlos Crivell calificó la corrida de Juan Pedro como de toros miserables, y no se comprende que a los Cuvillos los califique de correcta presentación. La desgracia para la Fiesta es el maltrato y el descrédito que sufre por los propios pofesionales al lidiar corridas sin trapío, afeitadas, y sin fuerzas. Luego se quejan de que va menos gente a los toros, y ¿por qué ha de ir? Lo de J. Tomás es aparte, y es el único que tiene un montaje publicitario de chapó. Y Ponce de vacaciones.

  6. Paolo dice:

    Vuelvo a Italia después de la tarde de ayer con muchísimas sensaciones y un maravilloso sabor que huele a Arte y Toreo puro, firmado por José Tomás en Xerez. Ya José Antonio ha descrito perfectamente las dos faenas cumbres de ayer, si es que se pueden describir. Porque yo pocas veces he visto hacer un toreo tan perfecto, ligado, templado, inspirado y sentido como el de José Tomas a su primero ayer. Un buenísimo toro. Pero si los toros buenos descubren los toreros malos, el de cuvillo descubrió el tesoro que José Tomas lleva dentro: arte y valor, temple y duende, todo hecho en un palmo de terreno, en terrenos casi imposibles y con la máxima ligazón y quietud. Pero la de ayer fue la quietud del valor sereno, inteligente y sabio como se vio sobre todo en su segundo (un manso que embestía con la cara arriba) en el que José Tomas dio’ una lección de tauromaquia que pasará a la historia. ¡Esto es el toreo!
    Ahora, mis amigos tomasistas ya me felicitan por lo mucho que me gustó “su” Tomas ayer y por mi supuesta conversión en la Vía de Damasco (¡caminito de Jerez!) Qué insinuación mas ridícula y qué prueba mas grande de la ceguera de los que siempre aplauden y alaban todo lo que Tomas hace, sea bueno o sea malo! Porque ayer vimos que los que exigimos a José Tomas un toreo templado, pulcro, limpio, sin enganchones ni volteretas, sin ningún drama que no fuera el de la mas pura emoción del toreo, todos estos ayer tuvimos la prueba que llevábamos razón y que Tomás puede hacer todo esto como pocos en la historia del toreo. Porque el de ayer es el gran Tomas que de su primera etapa, el que sabe torear en los terrenos más comprometidos sin dejarse coger, templando y mandando. Si el primer toro fue un toro de ensueño, su segundo fue mucho peor y complicado de los que tantas veces le han cogido, volteado o enganchado la muleta desde su reaparición. Y ayer no. Y ¿por qué ahora no? Y esto gustó al público en la plaza que ni pidió el rabo (cosa que era lógica si pensamos que el día anterior en la misma plaza se dieron dos orejas a una faenita de El Fandi).
    Entonces, ¿con qué José Tomas nos quedamos? Con el enrabietado y tremendista que asusta al publico, o el limpio y pulcro? Yo no tengo duda y por supuesto quiero volver a beber del arte del Tomas al Xerez, un Tomás con solera, gran reserva 2009. Que así toree y dure muchos años, si Dios quiere

  7. admiradotomasista dice:

    Estoy de acuerdo con algun comentario,que apunta “que un periodico dura un dia y una revista acaso una semana”un libro dura años-en su caso “Como ver una corrida de toros”lleva 15 años publicandose y reeditandose.Y usted tiene una responsabilidad,porque lo que usted diga perdurará por generaciones.Por favor no transmita usted una falsa carrera de José Tomás y dele en su libro el sitio que se merece tener,para que los futuros lectores de su libro,dentro de 15 o 20 años,tengan un conocimiento objetivo de quien era José Tomás.

  8. Jose Alvarez dice:

    Me alegro ller su crónica, Sr. Del Moral. Me alegra.
    Pero por otro orden de cosas, no hay que confundir terminos. El Sr. Carlos Crivell, cuando dice de miserable la corrida de Juan Pedro, no habla de la presentación. Habla del juego de los toros. Es importante explicarse, porque una palabra, en una frase, cambia mucho la noticia. Lo que no entiendo, porque se dice tanto y tanto que si terciada, que si novillos…..¿Por qué nadie habla de la corrida de Zalduendo? Aqui si que dice el Sr. Crivell que una mala novillada. No entiendo porque nadie dice nada de Zalduendo y tampoco se critica a Juli y Perera de enfrentarse a una novillada. Aqui claramente, se pueden sacar conclusiones y se puede ver que hay comentarios que no valen de nada. Hay que ser serios y justos. Si la corrida de Zalduendo la mata Jose Tomas, hay lio gordo. La mata Juli y Perera y a callar. ¿ Por qué? ya, ya. Pasapalabra, verdad????
    Con respecto a Jose Tomas, excepto la Cadena Ser, todos, todos, lo ponen por las nubes. Tambien pasaremos palabra.

  9. sevillano dice:

    Pues Josè esto es lo que escribiò delmoral sobre los zalduendo:
    “La ínfima presencia de la mayoría de los toros de Zalduendo, su escasa fuerza y su nula casta frustraron las esperadas previsiones de un cartel de tronío. Ni una sola vuelta al ruedo consiguieron dar los componentes de tan lujosa terna. Dos toreros tan inequívocamente poderosos y puros como El Juli y Miguel Ángel Perera rozaron el ridículo dándole importancia por su muy bien hacer a lo que no que no la tenía. Unos animales tan aparentemente inofensivos y sosos cuando no imposibles…..”

    Asì que nada de pasabalabras…!
    El sabado los cuvillos tenian una presencia bastante buena para una plaza de segunda. Si los hubieran echado en Malaga creo no lo habrian protestado y en Sevilla podian parecer a algun torito que hemos visto en la pasada feria.
    Ahora, por cierto, una cosa es estar cumbre con toros de plazas de segundas otra con toros de Madrid, Bilbao, Sevilla (cuando salen dignos)…

  10. Consejero dice:

    La crónica de este sujeto es lamentable. A buenas horas se intenta subir a un carro que habíamos visto hace mucho tiempo la gran mayoría. Ahora, solo y desarmado, totalmente deshauciado para los medios de comunicación, pretende congraciarse con el mundo. Pues vas de culo. Un consejo: confiésate y queda en paz contigo mismo, porque con el resto del mundo estás en ridículo. En 2009 muy pocos saben quién es Del Moral.

  11. Milberto del Valle dice:

    Discrepo del comentario anterior respecto a la actualidad y fama del señor Del Moral.
    El señor Del Moral no es solo una personalidad y un clásico en el mundo del toro sino uno de los grandes ideologos del arte y saber taurino.Está más de actualidad,que hace 4 0 5 años,ya que desde que su portal taurino”detorosenlibertad”está en el universo digital,ha multiplicado su presencia en los medios -enlaces,reproducciones de sus crónicas,reediciones de sus libros,etc-..Si añadimos la ventaja de que se le puede leer a diario en contraposición a otros medios de publicación semanal o mensual.

  12. Sergio Torres dice:

    Paradojico resulta el comentario de “Consejero”supongo que es un pseudonimo de algun adversario de Del Moral,de esos que no pueden evitar leerle y releerle,Entrando diariamente por aqui a leer la opinióm de tan magnifico critico.
    Del Moral es como el aire fresco”agradable y necesario”aunque algunos se refrien con sus opiniones.

  13. libertad de opinión dice:

    La vigencia de Del Moral está más actual que nunca.Ha sido un magnifico resurgimiento que le ha dado mucha verdad a la critica taurina.Lo siento por el poder mediatico establecido y todos los intentos por tapar o trivializar la opinión de José Antonio del Moral.Hay Del Moral para rato.
    Y de verdad que lo siento por el sinvivir que tendrá la “enana letal” y otros carroñeros que les gustaria ver a Del Moral calladito.

  14. Joaquin Juanes dice:

    Del Moral siempre fué justo y equitativo en sus crónicas ,tal vez demasiado apasionado,.

    Magnifica crónica la de José Tomás en Jerez,justa y necesaria crónica.Este tipo de crónica solo es posible desde el pozo y el conocimiento de muchos años de periodismo activo,sabiendo de lo que se escribe.

  15. Desperdicios dice:

    José Tomás está animado a torear en todas las plazas importantes, como siempre lo estuvo.
    Ocurre, y hablo en concreto de la Plaza de Madrid, que la mafia taurina, leasé Täurodelta, los politiquillos de la C.A.M y Canal Digital, no toleran que el Sumo Pontifice del toreo gane su particular guerra (derechos de televisión entre otras minucias). Siempre el número uno del toreo ha mandado, y así debe ser.
    Los aficionados somos los perjudicados por la mafia taurina, evidentemente.

  16. Pancorvo dice:

    Unicos responsables de que José Tomás no torée en la plaza de Madrid, son los beneficiados economicamente por su ausencia: la empresa, los untados por la misma (politiquillos y periodistas sobrecogedores) y la televisión de pago.
    Perdemos los de siempre: los aficionados. Así de clarito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: