3ª de feria en Guadalajara (México). Con ausencia de emoción…

La autoridad por los altavoces con sus mensajes limitatorios de conducción del público: que se prohibe correr en las salidas; que se eviten actitudes procaces; que…  casi ya que se apaguen los celulares no se vaya a distraer al toro…

Apenas roto el paseíllo, la gente animó a Saldívar a salir a saludar, invitando éste a sus alternantes, lo que daba un buen ambiente para el festejo, solo que…

…El hombre propone; Dios dispone, llega el toro y…  lo descompone. Encierro de Los Encinos, pues, conformado por ejemplares que acusaron esmerada crianza, con romana y bien cubiertos los riñones, nada de culisecos o asardinaos que no; toros puestos, bien rematados, cómodos de cuerna los más y astifinos de pitones.

Desafortunadamente no respondieron a lo que de ellos se esperaba.  Faltos de casta y emotividad, abriendo pronto los hocicos con las lenguas de fuera que cumpliendo en el primer viaje, dejaron todo en sus encuentros con los pencos.

La movilidad que tuvieron era sin el brío y la fuerza de la bravura, acometiendo con sosería y faltos de transmisión, al paso, vamos, ofreciendo poco lucimiento en sus lidias.  El tercero fue devuelto por invalidez total con sus patas como hilachos, corriendo turno, salió un auténtico bombón.  Un castaño ojinero rebarbo dechado de claridad, nobleza, fijeza y son.

Hubo, para variar,  “regalito” con divisa de Santa María de Xalpa, un burel de la corrida original que se dejó pero, insisto y repito, también sin emoción.

Sin emoción, que sí, la que a la postre fue la gran ausente de la tarde…

De blanco y oro era el vestido del joven Saldívar el nuevo doctor en tauromaquia venido de una temporada novilleril española exitosa.  Creo que era, como decimos en el argot, “de la aguja”, salido del taller y nuevo para la ocasión.  Me llamó la atención unos bordados, cinco, espalda, uno en cada manga y en los tubos de la taleguilla en la cadera.  De inicio me parecía el escudo de Batman, el hombre murciélago, pero no. Ya de cerca aprecié su significado de bicentenario al tratarse de águilas imperiales, detalle que, pues, como, mire usted, si al cabo y al fin era del gusto del muchacho, pues valga, pero…

Actuación de gran voluntad, valor y entrega de Arturo que estuvo variado de capa en lances a pies juntos, chicuelinas, navarras y el quite intercalando la chicuelina con la tafallera muy de moda en ruedos ibéricos que se le corearon fuerte en los tres que mató, brindando el de la ceremonia al público y a sus emocionados padres para quienes tanto significa esta tarde para el chaval y la satisfacción para ellos.

Trae oficio y buenos procedimientos, aunque a momentos, lógico, deja ver limitaciones, siendo cogido aparatosamente con una voltereta de órdago, sin herida qué lamentar, para volver a la cara sin amilanarse en nada.  Buenos derechazos con algún desarme cobrando entera desprendidilla recreándose en la suerte para saludar en el tercio.

El peor resultó el sexto con el que nada lució obsequiando el sobrero al que instrumentó una faena con variedad de pases descollando de comienzo un cambiado por la espalda en el centro del anillo, y medios pases circulares pasándoselo por la cintura rematando con justeza denotando empeño y tesón.  Despenando de entera en sitio recibió las dos orejas del xalpeño.  A verle más delante para apreciar el desenvolvimiento de sus condiciones.

Sebastián Castella ha estado en maestro.  Inteligente, con un sitio preponderante que le hace colocarse en donde sabe que el toro irá.  Relajado, reponiendo lo justo, girando solo a veces dejando empapada la zarga en la cara del dulce castaño, realizó una faena completa de gran expresión artística por su estética y hondura; por la suavidad y tersura con las que acariciaba al burel en series con la diestra y al natural con el público en el bolsillo.  Planteamiento, trazo, plan y desarrollo con la cadencia, el ritmo y la armonía de su sensibilidad rematando con de pecho y hasta el lujo de un oportuno desplante.  En corto y por derecho se volcó por sobre el morrillo vaciando de lujo y atracándose de toro dejando la hoja en trasera tendenciosa por la que se le otorgó un apéndice que guardó en su chaleco.  Torerazo…

Con el quinto, un cárdeno veleto muy bien armado que desarrolló sentido y no ofreció para lucir, con dos pinchazos y casi entera se lo quitó.  Ni duda cabe que Sebastián se ha acendrado en el ánimo de la afición tapatía.

Lo que no se puede decir de Eulalio López “Zotoluco”, quien a su favor ha hecho una franca exhibición de su buen oficio, sitio, recursos y profesionalidad, asimilados a lo largo de su ya también larga carrera profesional.

Voluntad tuvo; tesón también estando en plan de matador de toros entendiendo a su primero dándole sus tiempos y espacios en la distancia adecuada, solo que las formas son las que a muchos no convencen faltando a momentos mayor quietud por el movimiento de pies acusado y lo despegado que en ratos torea abusando del pico de la muleta al pitón contrario, lo que hizo que el cónclave le reprochase.  Si a esto se añade que saliéndose de la suerte desde perfilarse y sepultar el estoque en un bajonazo delantero, tras salirse a saludar el repudio lo metió al callejón.

Con el otro que no transmitía, se dio a un trasteo tan largo como anodino, aburriéndose él, aburriendo al moro y de paso, lo grave, al público concurrente…  Terminó de media estocada en sitio que bastó retirándose entre sonoras silbatinas.  Cuando al techo, su techo se llega…  Solo mirarle con el respeto de una trayectoria profesional con algún gesto que deja historia como ha sido en una campaña española enfrentarse en las principales plazas a toda la camada de toros de la más importante y emblemática ganadería de lidia, la legendaria, histórica y prestigiada de Miura.  Nada más…  Ni nada menos.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: