Última de Guadalajara (México). ¡Uff¡, ¡uff¡, ¡uff¡ y más ¡uff¡

Francisco Baruqui

Qué pena de tarde, tan fresca, soleada y clara.  Y de la entrada también, un tercio, más, debo decir, de lo que esperaba, empero cuestionando todavía cómo estando sancionada la ganadería de Xajay por manipulación de astas para venir al coso guadalajarense, coló un encierro pasándose por el arco del triunfo a las autoridades: alcalde, regiduría de espectáculos con sus secuaces, a saber, juez, asesor y cuerpo de veterinarios que de nueva cuenta han dejado ver su absoluta ineptitud para proteger los intereses de la afición y exigir seriedad. Habrá que ver el resultado de los exámenes post mortem de los bovinos para saber de la edad, que por cuanto a integridad de pitones no hay la duda, estaban completos.  De cachondeo puro…

De puro cachondeo por recibir reses impresentables para una arena como la tapatía, anovilladas cuatro, carentes de trapío y hechuras, pitadas desde salir dando la manifiesta impresión que se trataba de una limpia de potreros.

Por cuanto al juego, débiles tres como sosas, descastadas, acusando una desesperante mansedumbre con sus desparramientos de vista y regateo de acometidas, a lo que si se añade la patente falta de transmisión, pues ya…  Ya se entiende lo que fueron, dejándose meter mano las del lote de Adame y el primero de “Capea”, resultando lo potable de las siete que saltaron al ruedo, con el consabido regalo ofrecido por “El Conde”.

Por lo demás, el de la tierra, recién confirmado su doctorado en la Monumental de Las Ventas matritense con una actuación más que decorosa, ví sus faenas, y debo afirmar que tuvo la aceptación de todo un profesional del toreo, lo que podrá servirle en su intención de hacer campaña futura en plazas ibéricas, llevándose el hueso de la corrida, tuvo la actuación de un matador de toros.

Buen ánimo, voluntad y tesón buscando lucir en todo momento con largas cambiadas de hinojos con las que saludó en los tres, lanceando a la verónica y rematando con torería con medias y recortes que se le jalearon, para cubrir el segundo tercio alternando con Joselito, haciendo gala de sus estupendas condiciones que le permiten encontrar toro en cualquier parte del ruedo, y llevar muy toreado en el viaje, con temple tanto de frente como corriendo para atrás y llevarse palmas clavando airosamente.

Con la flámula planteó sus trasteos con su oficio bien aprendido ayudando al inválido que abrió festejo al que despenó de entera tendida y desprendidilla que bastó saliendo a saludar, para con el cuarto, de los más deslucidos, terminar con estocada entera haciendo guardia, ya que salía el acero por arriba de la paletilla y un golpe de descabello.

Con el sobrero, mucha actitud y empeño destacando en los tres tercios y estando muy por encima del burel en una labor muy dirigida para el espectador, aguantando de inicio en cambiados por la espalda que dieron emoción, para darse en medios pases y derechazos que se le palmeaban, y al que remató de entera para escuchar petición.

Pedro Gutiérrez Lorenzo, “El Capea” de Salamanca, España, lució su buena planta y un terno fino, bien recamado en oro, en tono azulado, recibiendo al segundo, otro de los novillotes impresentables, con larga cambiada de rodillas y verónicas de buena factura, para con la zarga desarrollar una labor de más a menos fincada principalmente en la derecha que entró en una atonía de aburrimiento que obligó a un aficionado a externar la voz de ¡Ya despierten..! cuando los bostezos se veían por todo el tendido, finalizando de pinchazo y media para silencio.

Con el quinto, una res deslucida con la que intentó, sí, pero no alcanzó a destacar en una actuación deslavazada que para remate pintándole bastos la espada con sobrados viajes, hizo que recibiera dos avisos del palco, doblando al fin el animal por agotamiento.

Tras de su temporada en España se presentó el aquicalitense Joselito Adame.  Vino con mucha voluntad; con fehaciente entrega y bien válida su actitud cosa que siempre el público agradece.  Se hizo aplaudir de capote con chicuelinas  alternando con “El Conde” en banderillas estando francamente mal, desigual en los cuarteos en los que abusa de arquear la figura al clavar lo que le hace a veces perder un tiempo y salir apremiado llegando a pasar en falso y no encontrando morrillo para los garapullos, para con la flámula mostrar su buena técnica asimilada en plazas españolas y fincar series principalmente con la mano diestra que se le corearon, sin acoplarse del todo por el izquierdo, recurriendo al toreo por alto en manoletinas y sepultando entera trasera por demás tendenciosa y un golpe con la corta de descabellar para una oreja que, pues, animosamente le valdrá.

Con el sexto destacó en un quite por “zapopinas”, — que ahora se acredita “el Juli” como “lopecinas”, pero que fueron creadas por el matador tapatío Miguel Ángel Martínez “El Zapopan”, justo es definirlo –, mejorando con los palitroques en tres cuarteos aceptables, dos a cabeza muy pasada, para comenzar su labor con dos cambiados por la espalda en el centro del platillo, para darse al toreo por abajo con la derecha, pero al igual que en su primero, por todas las partes del ruedo lo que es prueba de muchos pases y más pases que sí pero aunque aprovechando el viaje y templando, es muestra inequívoca de falta de mando.  Pinchando en el primer envite y metiendo la hoja entera en el segundo, otra oreja que con la primera le servirán de promoción y…

Y así cerró la primera parte de la tan mediocre cuanto reducida “temporada” en el Nuevo Progreso, al que asiste un público cuando los carteles revisten nivel, las entradas lo señalan para aquellos despistados que dicen que en Guadalajara no hay afición.  La hay, sí, pero no para muchas de las funciones de “tres pá la vela” que más que motivar desencantan.

 

F. Baruqui

F. Baruqui

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: