4ª de feria en Quito. Enrique Ponce y su trilogía perfecta del toreo

Este 2010 pasará a la historia taurina de Quito marcado por la presencia de Enrique Ponce y todo su saber taurómaco. Una trilogía perfecta, labrada en oro puro, que inició hace algunos días en la Plaza Belmonte y que terminó esta tarde en el festival de feria. Dos orejas y el encumbramiento definitivo del Maestro de Chiva como torero de la capital del Ecuador. Martín Campuzano obtuvo un trofeo a base de una faena emotiva y valerosa. Víctor Puerto, Sebastián Castella y Álvaro Samper tuvieron dignas actuaciones en el festejo, condicionados siempre por las condiciones de sus oponentes. Cayetano completó su paso por el serial quiteño sin suerte alguna.

Plaza de Toros Quito. Jueves 2 de diciembre de 2010. Festival Benéfico de feria. Lleno. Se han lidiado novillos de Vistahermosa, Mirafuente y Triana, correctos de presentación. Enrique Ponce, dos orejas. Víctor Puerto, ovación con saludos, Sebastián Castella, palmas. Cayetano Rivera, división de opiniones. Martín Campuzano, oreja. Álvaro Samper, vuelta al ruedo.

Interesante y con varios momentos de buen toreo este festival benéfico de feria. Y es que nada más salir el primer novillo de la tarde, “Labrador”, un precioso jabonero de Vistahermosa, se vivieron los primeros sustos de la tarde. El astado abrió la puerta que da hacia el patio de cuadrillas e ingreso al mismo, donde fue picado por Manuel Quinta. Un operario de la plaza resulto volteado y con contusiones. Ya en el ruedo, el jabonero sirvió para que el Maestro Ponce complete la trilogía de buen toreo iniciada en la plaza Belmonte. Relajado y por momentos abandonado, Ponce esculpió una faena ligada y limpia por los dos pitones. Se recreo el catedrático en los manejos del tempo del toreo, en los andares en la misma cara del astado y en la precisión absoluta de cada toque. El dominio del de Chiva puso de pie nuevamente a Iñaquito y cada ole hacia temblar los cimientos de la plaza. Volapie en toda regla, de efecto fulminante. El novillo a los pies del catedrático, al igual que la afición quiteña. Dos orejas.

Víctor Puerto entró al festival en sustitución de El Fandi, convaleciente aún de su cornada en Lima. Le correspondió en suerte un manso de Triana, sin clase ni transmisión al que le planteó una faena enjundiosa y de valor absoluto en tablas. Se puede decir que Puerto encerró al rajado animal entre su cuerpo y las tablas, plantando una pelea valiente y muy aseada, especialmente con la derecha. Tapó la huida del manso y le arrancó más pases de los que tenía. El mal manejo de los aceros dejó todo en una cálida ovación.

A Sebastián Castella le tocó otro desclasado novillo. Lo más destacado, un quite muy ceñido por chicuelinas. Lo demás fue intentar ligar pases a un novillo que descolocaba al francés al segundo pase y que terminó haciendo pasar más de un susto al de Beziers pues desarrollo peligro. Pinchazo hondo y descabello. Leves palmas de sus partidarias.

Inédito quedó Cayetano para los quiteños, gracias a que le correspondió en suerte el peor novillo de la tarde. El manso de Triana no tenía ni un solo pase y el dinástico, luego de probar que así era, abrevió sin más. División de opiniones y una pequeña lección flotando en el ambiente: para la próxima, más argumentos y menos publicidad.

Tarde seria y responsable la de Martín Campuzano. Con el capote se lució en un quite muy ceñido por gaoneras. Brindis a Enrique Ponce para dar paso a un toreo templado y limpio por el pitón derecho. Fuerte golpe a la altura del pecho al rematar una serie para volver con más temple aún a la cara de su oponente. Faena de mucha transmisión a los tendidos, de entrega y torería la firmada por Campuzano. El efectivo uso del verduguillo dejó el premio en una oreja cuando el torero nacional vio muy de cerca la puerta grande.

Cerraba plaza Álvaro Samper, quien salió dispuesto a quitar el mal sabor de boca que su actuación dejo ayer. Se fue a porta gayola, mas el novillo no acudió a su capote. Tres largas cambiadas casi en los medios para continuar con un manejo vistoso y variado con el capote. Con la muleta lo mejor vino en el toreo de cercanías destacando algunos circulares muy poderosos y templados. Mal nuevamente con la espada. Calurosa vuelta al ruedo con sabor a reconciliación.

Mañana se viene una jornada doble de toros, con una novillada matinal y una corrida goyesca nocturna. Al mediodía harán el paseíllo en Iñaquito Andy Cartagena, Diego Silveti y Hernán Tapia, ante novillos de Trinidad y a las 8 de la noche la primera goyesca nocturna de la historia de la feria, con Miguel Abellán, El Fandi y Martín Campuzano ante toros de Mirafuente y Huagrahuasi.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    Felicitaciones a la afición de Quito en los 50 años de la Plaza. Al maestro Ponce, el inigualable torero valenciano, queremos Ponce para rato, dosifique al máximo su temporada en España, Francia y América. No haga caso de las minorías de personas que habitan en algunas plazas de aquí y de allá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: