8ª de feria en Quito (Ecuador). Puerta grande para Juan del Álamo con una notable novillada de Mirafuente

El extraordinario juego de los 5 novillos de Mirafuente y uno de Vistahermosa ha marcado positivamente esta segunda, y última, novillada de abono. Cumplió el encierro en varas y todos tuvieron un comportamiento que permitió el triunfo de los novilleros. Pablo Santamaría tuvo en sus manos un triunfo grande, mismo que se diluyó por el fallo a espadas con su segundo. Dejo una grata impresión. Juan del Álamo ha sido el triunfador de la tarde, gracias a un toreo poderoso y de mucho temple. Cortó dos orejas que debieron ser tres. Andy Cartagena ha vuelto a deleitar a Iñaquito con dos faenas espectaculares. Solo el fallo con el rejón de muerte le impidió tocar pelo.

Plaza de Toros Quito. Domingo 5 de diciembre de 2010. Segunda novillada de feria. Casi lleno. Se han lidiado 5 novillos toros de Mirafuente y 1 de Vistahermosa (el 5to.), de excelente presentación y juego. Aplaudidos todos en el arrastre. Andy Cartagena, palmas y vuelta al ruedo tras petición. Pablo Santamaría, de blanco y oro, oreja y vuelta al ruedo tras dos avisos y petición. Juan del Álamo, de blanco y azabache, oreja en ambos, con petición de segunda en el último de su lote; salió a hombros por la puerta grande.

Excelente y emotiva ha resultado esta última novillada del ciclo ferial capitalino. El buen juego de los astados de los hermanos Salazar Egas ha propiciado el lucimiento de los actuantes en el cartel y ha permitido al público gozar de una novillada de esas que hacen afición. Se aplaudió a todos los novillos en el arrastre, merced a un buen comportamiento en varas y a un buen fondo de nobleza y transmisión como norma general. La nota discordante de la tarde vino desde el palco, donde se quedo tapado hasta tres veces el pañuelo para conceder orejas a ley. Cosas de la Fiesta, sin duda y de tardes que sin ser “de clavel” dejan mejor sabor de boca que muchas “corridas de expectación”, adjetivadas algunas veces dentro de lo extra-taurino.

Andy Cartagena cerraba su brillante paso por esta feria de 2010. Hay que decir que ha sido su mejor actuación, gracias a que contó con oponentes con mucho motor y transmisión. Brindó el tercero de la tarde a Rafaelillo, quien fue dado de alta ayer sábado y que en estos momentos debe estar ya en camino de regreso a España. Ante el novillo se pudo ver la mejor versión de Cartagena. Codicioso oponente que exigió  en todo momento al rejoneador y a su valiente cuadra. Lo mejor, tres cortas al violín. Cayó muy trasera la hoja de peral, obligando al jinete a usar el descabello. Palmas. Con el que cerró plaza mantuvo Andy el dominio y la buena colocación de las farpas. Se dejo llegar mucho el jinete del bravo Mirafuente y en la ejecución de la suerte de la rosa sufrió una caída espectacular del caballo, aparatosa pero con suerte, pues pudo caer en la mismísima cara del novillo. Buen rejón de muerte, petición y error del palco al negar una merecida oreja. Vuelta al ruedo muy emotiva.

Pablo Santamaría llegaba a Quito con la expectación de ser el único ecuatoriano en haber hecho el paseíllo en Las Ventas en este 2010. Y no defraudó Pablo, puesto que sus dos trasteos tuvieron como sello la entrega y las buenas formas. Se gustó por verónicas, navarras y chicuelinas con su primero. Ya con la muleta, logró buenas series por ambos pitones, aprovechando al máximo la enclasada embestida del animal. Estocada entera tras pinchazo y oreja pedida con fuerza por los tendidos. Con el cuarto de la tarde su labor fue aun más profunda, especialmente por el pitón derecho, el más claro del astado. Inicio de rodillas y varias series, ligadas y limpias, con la derecha. Faena larga y de enorme calado en los tendidos. Quizá Pablo debió de hacer oídos sordos a las pocas voces que pedían el indulto de la res, así como también debió de mandarse una señal gestual desde el palco para que entre a matar. En aquella indecisión llegó el primer aviso. Entró a matar el compatriota en medio de las protestas del público, dejando una estocada entera, algo delantera. Petición mayoritaria y negativa de usía a conceder el trofeo y la merecida vuelta al ruedo para el astado. Bronca al palco. Ojalá se desterrará esa mala costumbre de algunos de pedir indultos donde no los hay. En casos como los de hoy, estropean buenas faenas.

Juan del Álamo, novillero puntero del escalafón, hizo su presentación en Iñaquito y llenó por completo las expectativas del buen aficionado capitalino. Saludo a su primero por verónicas, suaves y templadas. Con la muleta, logró una faena de buen gusto, dominio y temple por ambos pitones. Se adornó por molinetes y manoletinas en el epílogo. Estocada casi entera en buen sitio. Oreja a ley. El quinto de la tarde, de Vistahermosa, cantó su flojedad de remos de salida. Lo cuidó Juan. El mejor toreo a la verónica de la feria, acompañando la embestida con suavidad, con buen juego de brazos y cintura. Elegante, templado y mandón con la muleta, llevando con mucha suavidad al Vistahermosa, adornándose ocasionalmente con pases cambiados y desplantes toreros. Bernadinas para cerrar faena. Estocada entera que derriba al novillo sin puntilla. Oreja, petición de segunda y nueva bronca al palco. La “sensibilidad” con la que algunos calificaron la actuación del palco el día de ayer debería estar presente también en las tardes de aparente menor relumbrón, más cuando se ponen argumentos de mucho peso taurino y no solamente la correcta colocación de sombreros en los medios.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: