2ª de feria en Cali (Colombia). Oreja a Cartagena que borda el toreo a caballo.

La plaza a tres cuartos en la nocturna de Cali, toros bien presentados de El Paraíso de Gerónimo Pimentel, todos mansos, pero se han movido. El 5º de esta noche, que humillaba y galopaba, el de mejor forma de embestir y de hechuras, fue remplazado al descordinarse en un salto para defenderse. Cuando estuvo en la arena, posibilitó el mejor toreo de capa de la corrida, por Cristóbal Pardo (de verde limón y oro), que al final fue silenciado en su lote. Guerrita Chico (de rosa y oro con cabos negros) demostró claridad de ideas con su primero, dos avisos le privaron de la oreja, y su labor no fue comprendida con su segundo. Andy Cartagena ha puesto a sonar la música y emocionado esta noche, obtiene una oreja con el tercero de la corrida y pone de pie a Cañaverajo con el cierra plaza, que dobló después del tercer rejón. El turno del rejoneador no respetó la tradición española de abrir plaza. Desde el lunes llegan las figuras, Cid, Luque y Bolívar deben llenar Cañaveralejo, con toros de Juan Bernardo Caicedo.  

La Cabalgata de la feria retrasó la corrida. Guerrita Chico radicado en Cáceres, España, tuvo buen planteamiento y estructura con su primero de 484 kilos, bien puesto de pitones, que le apretaba y miraba. El torero colombiano le dio los tiempos y espacios y definió los terrenos. Naturales largos al son del pasodoble, embestía con ímpetu y casta, sin humillar, sin clase, después se rajó. El fallo fundamental fue la espada. Aplaudido. Su segundo, jabonero, precioso de fenotipo de 440 kilos, delantales a pies juntos de Guerrita aprovechando la movilidad y calidad en la embestida. Naturales enganchando adelante, muy acoplado al comienzo. El toro no duró y tuvo que abreviar. División de opiniones. Cristóbal Pardo, el otro torero colombiano del cartel, enfrentó el peor lote. Su primero, nunca se fijó en la muleta, se venía vencido por el derecho, cuando embestía era violento y sin temple, acobardado. El torero no le pudo sacar partido. El remplazo del 5º, de 496 kilos, no posibilitó acoplamiento, muy despegado sin confiarse el torero. El toro venía cruzado, sin el ímpetu de casta del toro bravo, buscaba las tablas y se quedaba corto por el izquierdo. Pardo sin suerte, se salía en la suerte de matar.

El rejoneador español Andy Cartagena, ha cubierto la plaza de pañuelos con el 3º, obtiene la oreja del de 510 kilos. Ha bordado el toreo a caballo, estando muy por encima del toro de El Paraíso, pero de gran desempeño para el rejoneo, acudía y galopaba cuando le llamaba. Con el que cerró plaza, el de Benidorm enfrentó a un animal muy presto a embestir, pero sin casta fundamental, sin clase en la embestida. Sonoras ovaciones clavando al violín, el público de Cañaveralejo ha estado con Cartagena y ha disfrutado.  Descabella, y es cuando cae a la arena por un arreón y se lesiona la mano.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: