1ª de La Magdalena en Castellón. Tropiezo fatal de Fuente Ymbro

La mal presentada y en su mayoría muy rajada corrida de Fuente Ymbro desalentó a cuantos acudieron ilusionados tras su magnífico encierro fallero. De los seis toros, tan solo el cuarto se dejó torear con relativa normalidad permitiendo cortar la única y escasamente valiosa oreja del festejo a Matías Tejela. Tanto éste como sus compañeros de terna, Rubén Pinar y el local Abel Valls, se estrellaron pese al esfuerzo que hicieron en sus prolijas, infructuosas y vulgares labores.  

Castellón. Plaza del paseo Ribalta. Domingo 27 de marzo de 2011. Primera de feria. Tarde soleada y fresca con dos tercios de entrada. Seis toros de Fuente Ymbro en desigual corrida de saldo. El paupérrimo primero, sin fuerza y enseguida rajado. Bonito el colorao segundo que aceptó un puyazo pero tampoco tuvo fuerza y se rajó hasta pararse. El anovillado jabonero tercero se dejó algo más que sus hermanos anteriores aunque también rajado desde que salió. El más voluminoso cuarto, aunque también rajadito, se fue arriba y se desplazó humillando con nobleza por el lado derecho. Manejable el rajadísimo y feo quinto. Y el más aparente sexto, bravo en el caballo y brioso aunque sin clase en la muleta. Matías Tejela (amapola y oro): Estocada trasera caída, silencio. Casi entera caída, oreja. Rubén Pinar (marfil y oro): Estocada trasera desprendida, silencio. Pinchazo, corta tendida y y descabello, ovación.  Abel Valls (blanco y oro): Estocada casi entera de rápidos efectos. Silencio tras incongruente petición de los paisanos.

Aunque este año la feria de La Magdalena se retrasó mucho con respecto a la de Fallas – siempre preferimos que se celebre antes – acudimos ilusionados a la ciudad de La Plaza, como de costumbre animadísima en su día mayor. Para honrar a los toreros que en esta plaza han triunfado a lo largo de su historia, el gran artista catalán, Ramón Jesús, esculpió una original obra, colocada delante de la Puerta Grande del coso del Paseo Ribalta que será inaugurada el próximo martes. Todo eran alegres plácemes para el famoso pintor y escultor, cada año presente en esta feria. Pero la alegría se trocó en decepcionante tristeza con la corrida que nos esperaba.  

Y es que si tras la feria de Fallas en Valencia, no pocos sacamos la conclusión de que algunas grandes figuras participantes no deberían elegir corridas tan faltas de raza y de fuerza como las que encararon para fracasar sin remisión y que, de ahora en adelante, deberían elegir ganado más entero, encastado y bravo, poniendo como ejemplo la corrida con la que Ricardo Gallardo triunfó sin discusión en Valencia, lo sucedido ayer en Castellón con otra corrida del mismo hierro supuso un tremendo jarrazo de agua fría que no pocos interesados esgrimirán para contrariar nuestro alarmado consejo.

El decepcionante juego que cinco de los seis toros dieron ayer, aparte su desigualísima presentación, impropia de una plaza al fin y al cabo capitalina como es la de Castellón, no puede tener más explicación que el lote fuera barato para compensar los pocos ingresos que depararía el pobre  cartel inaugural de La Magdalena aunque, por ser televisado por el canal autonómico, lo compensase en parte. También que el ganadero no puso demasiado interés esperando que sonara la flauta con dos o tres toros para, a la postre y a sabiendas de que los que torearon no iban a protestar dada su escaso nivel profesional, tirar por el suelo el prestigio tan bien ganado de esta divisa. Un borrón que esperamos sea solventado en próximas ediciones porque, si persistiera en parecidos saldos, mucho me temo que todo se iría al garete.

Fue desesperante y para muchos inexplicable ver cómo la mayoría de los toros, incluido el cuarto de mejor juego en la muleta que el de sus hermanos, salieron prácticamente rajados de los chiqueros y algunos con escasísima fuerza. El primero se refugió enseguida en tablas y a Tejela le resultó casi imposible sacarlo de su querencia una y otra vez hasta que el animal se paró. Menos mal que con el cuarto, aunque protestó mucho en el largo puyazo que le pegaron y empezó punteando por arriba en los primeros pases con la mano derecha, luego empezó a desplazarse largo por ese mismo pitón, lo que Tejela aprovechó para templarse más de lo que acostumbra últimamente y conseguir rondas limpias que ligó a estimables pases de pecho. No resultó tan clara ni tan templada su labor por naturales, por lo que regresó a la mano diestra, terminando con circulares invertidos, manoletinas y una efectiva estocada que puso en sus manos el único trofeo de la tarde.

Mucho trabajó Rubén Pinar en su infructuoso intento de sacar partido del apagadísimo y flojo segundo toro, y aún más con el manejable aunque rajado quinto con el que, buscándole las vueltas yendo y viniendo tras el  incesantemente huidizo animal, al menos consiguió interesar al personal. Pero tanto esfuerzo quedó emborronado con el mal uso de la espada.

Por su parte, el local y altísimo, Abel Valss, se lució más en sus intentos de torear de rodillas que en pie. Ni con el muy rajado tercero ni con el desclasado aunque vivaz sexto, consiguió solventar la fatal situación.     

    

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: