La ejemplaridad taurina de los franceses

Desde no hace más de cincuenta años y, por tanto, en muy corto periodo de tiempo, los aficionados y los profesionales  franceses han avanzado más en el progreso y en la defensa de La Fiesta que los españoles en los varios siglos que llevamos celebrando corridas de toros. Mientras en España declina alarmantemente la verdadera afición – cada vez hay en las plazas menos espectadores realmente interesados en relación con los simples espectadores  que suelen acudir en variopinto aluvión –, en Francia, cada año aumentan los que asisten a las corridas con auténtico interés por cuanto sucede en los ruedos y, entre ellos, los jóvenes en infinitamente mayor número que los españoles. 

Cualquier persona que desee comprobarlo no tiene más que asistir a los muchos festejos taurinos que cada temporada se celebran en las plazas galas y, sobre todo, en las de Bayona, Dax, Mont de Marsan del Sur Oeste y en las de Nimes, Arles y Beziers del Sur Este, casi todas propiedad de sus respectivos ayuntamientos que, a su vez, nombran a los encargados de dirigirlas, siempre de acuerdo con las entidades, peñas y clubs que acogen a las aficiones locales. Nada se hace sin consultarles y según sus gustos. Empezando por el sistema que emplean para organizar las corridas en las que se aplica el sentido común conforme al espíritu de los reglamentos españoles pero no la letra, tanto en la confección de los carteles como en el desarrollo de la lidia. También son más prácticos y efectivos que nosotros en los aspectos punitivos. Si cualquier ganadero o cualquier torero incumplen lo pactado, y más si reiteran, en vez de multarles como aquí, en Francia se castiga no comprando ninguna corrida al ganadero afectado y no contratando al torero incumplidor por los periodos de tiempo que crean más convenientes.

Pero es que además, tanto los políticos aficionados de cada ayuntamiento y región – concejales, diputados,  y senadores – como ahora mismo hasta nada menos que el Presidente de la República, son los que más luchan por defender a La Fiesta de sus enemigos. Todas las mociones contrarias al toreo que se han planteado en el Parlamento Europeo han sido rechazadas gracias a los políticos aficionados. Y, últimamente, resalta la más reciente decisión en conseguir que la República Francesa haya inscrito la Tauromaquia en la Lista de su Patrimonio Cultural Inmaterial.

Resulta inevitable comparar este comportamiento tan favorable con el del Gobierno de España. Todas las propuestas del principal partido de la oposición en pos de proteger y difundir la Fiesta han sido rechazadas en el Congreso, en el Senado y, no digamos, en lo relacionado con el prohibitivo Parlamento de Cataluña. Decisión que fue ampliamente protestada el año pasado con enardecidas manifestaciones en todas las plazas francesas.

Para los que solemos asistir a las ferias más importantes de Francia y mantenemos estrechos lazos de colaboración y amistad con muchísimos aficionados galos, no nos ha chocado que hayan inscrito la Tauromaquia en la Lista de su Patrimonio Cultural Inmaterial. Otra decisión más de los franceses que en todo lo relacionado con la Fiesta, no cesar de darnos lecciones.  

Hace años, cuando el Presidente Miterrand firmó la concesión de la Legión de Honor a Antonio Ordóñez por indicación del embajador y del agregado de prensa de entonces, en España tardaron en darse cuenta del ridículo que suponía que, mientras aquí nunca se había concedido ninguna condecoración a torero alguno, Francia sí y nada menos que otorgando al gran torero rondeño la más importante de las suyas. De ahí que, a raíz de la ejemplaridad gala, el Gobierno de España se apresurara en conceder al histórico diestro la primera Medalla de Oro de las Bellas Artes. Condecoración a la postre devaluada por otorgarse un tanto rutinariamente y no siempre, por desgracia, a quienes más la merecen.                

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: