5ª de Aguascalientes (México). ¿Y el trapío? Luque mostró su clase.

Un sexto de plaza, 35 grados de calor y ráfagas de viento. La empresa contrató toros queretanos de Los Encinos muy justos de presencia, disparejos, unos de escasa cuerna, jóvenes, que resultaron  descastados, desrazados, sosos, sin emotividad, de poco juego. Destacó el quinto ¿Por qué la Feria de San Marcos no trae los toros que se lidian en Guadalajara, serios con edad y trapío, siendo que la misma empresa organiza ambos seriales y es propietaria de ambas plazas? A Daniel Luque no le quedarán ganas de regresar a lidiar esta clase de encierros. Oreja popular otorgada a Rafael Ortega y Fernando Ochoa desperdició el lote más propicio.  

Rafael Ortega (grana y oro) ante un toro burriciego, justo de presencia, bien puesto de pitones, de 456 kilos, deslucido, distraído, perdiendo las manos, de cortas embestidas, derrotando por alto, sin casta. Fue prendido en buen sitio, muy castigado en un solo encuentro. No pegó una sola embestida. Estocada contraria con tendencia a la travesía. Silencio. Con el cuarto, el juez de plaza otorgó una oreja que solicitaron las galerías luego de entera caída. El toro de 491 kilos de poca presencia, carente de trapío, se desplazaba acortando las embestidas, ante un bullidor torero que cubrió los tres tercios, al final del trasteo con rodillas en tierra y desplantes en la cara. No falta a esta feria desde hace años. El pasodoble José Tomás sonó en las alturas.

Fernando Ochoa (ciruela y oro, de terciopelo, con bordado en cruceta), con el segundo, un toro de 465 kilos del fenotipo santacoloma, pobre de cornamenta, manso con nobleza. Primeras palmas en el saludo capotero, el toro empujó en varas. Felipe Kinston se libró de la cornada. Dos tandas ligadas en que Ochoa lo sometió. Silverio Pérez sonaba en las alturas. Pausa por el viento que interrumpió la faena, y el toro se fue a menos, perdía las manos. Pinchazo hondo y entera, leves palmas. Con el quinto de 477 kilos, el mejor del encierro, fino el toro con motor y calidad, de poca fuerza. Empezó corto doblando las manos, se revolvía pronto. Faena derechista de mano baja y en la distancia justa, sin ligar las series. Ochoa le sacó los muletazos que traía adentro y el toro terminó entregándose. Falló con el acero. Leves palmas.

Daniel Luque se fue muy molesto de la plaza, ni el tercero ni el sexto le permitieron trascender, otra vez con el peor lote. Construyó faenas de mucho riesgo ante toros que no valían nada. Le espera toda la temporada española.    

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: