12ª de feria en Sevilla. Manzanares: dos conciertos más

José María Manzanares está que se sale. Si con su gran triunfo anterior entró en la historia, lo que hizo ayer con sus dos toros de Jandilla no solo deleitó sino que supuso admirarle por saber resolver con afinada inteligencia y auténtico aunque escondido valor los problemas que le presentaron. Perdió la oreja del más noble segundo por pinchar aunque se la pidieron, y la cortó del quinto tras una lección magistral enjoyada con su excepcional clase no exenta de riesgo y repleta de emoción. Sebastián Castella anduvo bien aunque algo soso con el primer toro que fue el mejor de su lote, y mejor por más meritorio y valentísimo con el bastante peor cuarto. Alejandro Talavante se estrelló con el tercero por su invalidez y se la jugó sin miramientos con el peligroso sexto. Decepcionó en gran parte la bien presentada corrida de Jandilla y la plaza registró el único llenazo de la feria.   

Sevilla. Plaza de la Real Maestranza. Viernes 6 de mayo de 2011. Duodécima de feria. Tarde nublada con algo de viento y, por primera vez en esta feria, llenazo de no hay billetes. Siete toros de Jandilla-Villahermosa incluido el sobrero que reemplazó al tercero, devuelto por descoordinado. Bien presentados, varios de juego con algunos escasos cuando no nulos de fuerza. Noble aunque tardo y a menos en brío el primero. Tan noble como remiso el segundo. Sin fuerza alguna el tercero por lo que se quedó corto y se defendió. Muy deslucido el cuarto que topó rebrincado en casi todos sus viajes. Incierto y violento aunque aparentemente sumiso gracias a la destreza y al valor de quien lo mató. Muy complicado por reservón y peligroso en sexto. Sebastián Castella (avellana y oro con remates negros): Pinchazo y estocada trasera desprendida, ovación. Estocada muy trasera, ovación. José María Manzanares (lirio y oro): Pinchazo hondo y estoconazo caído, petición y gran ovación con pitos al palco por no conceder  el trofeo. Gran estocada, aviso y oreja. Alejandro Talavante (nazareno y oro): Tres pinchazos y estocada caída, silencio. Pinchazo y media estocada, ovación. Finalizado el paseíllo, José María Manzanares fue obligado a saludar una gran ovación. Muy bien en la brega y en palos Curro Javier, Juan José Trujillo y Santiago Ambel.  Y buenos pares de José Chacón y Luís Blázquez.

El gran aficionado inglés, Michael Wigram, que posiblemente sea el más competente en materia taurina del mundo anglosajón, declaró ayer en una entrevista que le hicieron en “ABC” a propósito de la gran faena del indulto de Manzanares que “espera que tan magna obra termine de una vez con la gran mentira del currismo de que las grandes faenas son las cortas. José Mari ha demostrado que el deber del torero bueno es sacar todo lo que el toro tiene adentro y no quedarse a medio viaje”.

Seguro que si le hubieran preguntado por las dos faenas que el alicantino hizo ayer, ratificaría lo ya dicho y aún con más razón porque, si las del otro día fueron un prodigio de arte, de temple y de buen gusto frente a dos toros realmente nobles, las de ayer y, sobre todo, la del quinto toro, además de provocar el deleite de los aficionados, convenció por la precisa y exquisita lidia que recibió y por cómo resolvió los problemas que planteó su fiero oponente. Aunque a poco de empezar la faena pareció que ya lo tenía dominado y sometido, no fue así por el momento porque en cada cite tuvo que “tocar” en tiempos exactos y aguantar con gran firmeza cada embestida, tanto con la derecha como con la izquierda y en los pases de pecho como en las trincheras y en los ayudados cada uno a cada cual mejor por más sentido, mecido, lento y hondo. Era muy difícil manejar la violencia del animal y más templarlo a la tantas veces repentina velocidad del toro hasta lograr ralentizarla en una demostración de superprivilegiado del toreo.

Antes, con el más fácil segundo, anduvo como en su casa imponiendo al conjunto de su hacer un verdadero concierto en el que las adecuadas pausas para que no se le agotara el animal, en cada entrada y en cada salida de las sucesivas tandas con ambas manos, su natural elegancia en los andares y en las esperas cobró tanta o más importancia que el toreo en sí mismo. El público no se cansó ni se impacientó, sino que esperó con sumo deleite y satisfacción, seguros de que la obra tendría su techo adecuado después de consumada la obra divinamente construida mediante una estructura arquitectónica de primerísima magnitud. Fue una pena que pinchara antes de agarrar un estoconazo caído, razón a la que debió agarrarse el presidente para no concederle la oreja. Y es que ayer, el público y la presidencia no fueron los mismos de la corrida anterior. Las orejas que cortaron El Cid, la que pudo cortar Cayetano si mata y hasta la más valiosa de Daniel Luque tuvieron bastante menos valor que la negada ayer a este joven Fidias del toreo que, a medida que le vemos más, está dando la impresión de estar quedándose solo y compitiendo consigo mismo. Y, amigos, eso no se lo perdonan ni se lo perdonarán nunca los curritos sevillanos que se sientan a ambos lados de la Puerta del Príncipe, ni los que han apostado por toreros que, artísticamente, no le llegan al alicantino ni a la suela de las zapatillas. No será de extrañar que algunos traten de empañar lo hecho por Manzanares por todos los medios a su alcance. Da igual. Tiempo al tiempo.  

Y es que con todos los respetos que merecen y ayer también tanto Sebastián Castella como Alejandro Talavante – éste como más disculpa porque tuvo un pésimo lote – lo que ambos llevaron a cabo, incluyendo la buena aunque sosa y poco enfibrada faena del francés al noble primer toro, como la valentísima que enjaretó al muy complicado cuarto, poco tuvieron que ver con las del alicantico. Bastó escuchar los olés, los murmullos de admiración, los silencios y las exclamaciones, además de la música que amenizaron las dos faenas de Manzanares como señales de identidad para que su actuación no tuviera posible término de comparación. Manzanares atraviesa tan esplendido momento que merece seguirle allá donde actúe para no perder ninguna de sus maravillosas creaciones.

Deslucida en su conjunto la corrida de Jandilla, con algunos toros demasiado flojos y otros excesivamente difíciles, a parte los lidiados en primer y segundo lugares que fueron los más fáciles de torear, la verdad es que esperábamos más de tan prestigiosa ganadería. Corrida en todo caso compensada por el exigentísimo quinto toro que sacó una tremenda casta y con el que Manzanares dio la dimensión de lo que ya es en el toreo. Una casta que hubiera desbordado a cualquier otro artista y hasta esos niños que ahora presumen de comerse el mudo. Así están ahora la mayoría de las vacadas de bravo, así son estas corridas salvadas por un toro siempre y cuando caigan en manos de toreros como este todavía jovencísimo José María Manzanares a quien será muy difícil que nadie pueda frenar en su ascensión a la máxima cumbre del toreo.      

EL QUITE DE DOMINGO

El otro Manzanares

Ayer toreó el otro Manzanares. Porque existen dos José María Manzanares. Uno magnífico: ante una embestida suave y templada, surge el gran Manzanares. El otro, no tan bueno, aparece ante toros de embestidas pronta y complicada. Y este otro fue el Manzanares que toreó ayer en La Maestranza. Hay que hilar muy fino con lo sucedido en la lidia del quinto toro. No se le vio en el capote, pues nadie se decidió a torearlo, y fue duramente castigado en varas. El toro era muy encastado y repetidor, con una fortaleza y una dureza de patas muy rara en el toro de hoy. Manzanares no supo encauzar la encastada embestida del toro.

Los muletazos buenos surgieron aislados, mezclados con muchos tirones y enganchones. No se trataba de acompañar una embestida suave y dulce. Se trataba de bajar la mano y llevar hasta el final aquél torrente de agresividad. Manzanares nunca lleva la embestida hasta el final. Le gusta torear desde arriba acompañando, no por abajo mandando. No fue capaz de torear a un toro muy exigente, y la faena se deshizo entre trallazos y enganchones.

Cuando no le gusta el toro, Manzanares tiene la tendencia de echarlo hacia fuera y de torear muy ligero. Para El Juli este quinto hubiera sido un toro ideal, echando los engaños por delante y llevándolo por abajo y hasta el final. Manzanares está más preocupado de la estética que del mando. Todas la series fueron desiguales. En todas hubo un enganchón, y en todas hubo mucha rapidez. Usó poco la mano izquierda: solo en una serie. Y el final fue francamente malo, con una serie con la derecha en la que en todos los muletazos el toro enganchó la muleta. Después de una estocada hasta la bola, eso sí, y la muerte de un toro encastado, se le otorgó una oreja, incomprensible para mí.

Alguien dirá, para disculpar al torero, que el toro no tenía más que genio. Pero no es verdad, pues las cuatro o cinco veces que fue llevado hasta el final por abajo, el toro no protestó. Lo que no toleraba, como muy encastado que era, era la media altura, pues con el toro de raza todo ha de ser hecho muy por abajo y llevando la embestida hasta el final, para evitar que el toro está encima agobiando. La faena de Manzanares, con independencia de tal o cual muletazo estético, tuvo poco mando, cuando lo que el toro exigía era mucho mando.

Seguro que este toro pasará desapercibido para los Jurados, pero ha sido uno de los grandes toros de esta feria, por encastado, por repetidor y por duro de patas, cualidad esta muy difícil de ver en el toro de nuestros días. Fue alegre al caballo, y le dieron sin duelo. Un gran toro, aunque la inmensa mayoría lo ha de fusilar diciendo que solo tenía genio.

Manzanares tampoco estuvo muy fino con su primero, un toro bueno a secas que no humillaba mucho, pero que dejaba estar. En toda la primera parte de la faena, Manzanares estaba más preocupado por el afinamiento estético de los muletazos que por la ligazón. Solo al final se rompió en una buena serie con la mano derecha. Con la zurda no se prodigó: le cuesta mucho echarse la muleta a la mano izquierda. Si no lo hubiera pinchado, seguro que le hubiera cortado una oreja. Porque ya se sabe: cuando un torero está en estado de gracia, el público está con él haga lo que haga, y se aguantan mal las críticas al respecto.

Estoy seguro que a muchos no les va a gustar lo que digo, entre ellos a mi amigo José Antonio del Moral. Me expongo a la ira del público y al cadalso, pero quiero ser honesto conmigo mismo, y eso es lo que yo he visto. De los dos Manzanares que decía, el estupendo con el toro pastueño, y el imperfecto con el toro exigente y complicado, que apenas torea con el capote y que usa muy poco la mano izquierda, el Manzanares que vi ayer fue  este segundo. Como tiene técnica y posee valor más que suficiente, no niego que con el tiempo llegará a cuajar estos toros complicados. Pero de momento no lo ha conseguido. Es un magnífico esteta, pero aun le queda un trecho para ser un torero de dominio y poderío. Lo digo honestamente; esto es lo que a mí me parece.

Y hablemos un poco del resto de la corrida. El primero fue un toro muy noble y con mucha calidad. Un toro francamente bueno con una sola pega: quizá era un poco soso. Castella dio muletazos limpios, pero no dijo nada. La sensación generalizada fue que el toro se fue sin torear. Se empeñó en construir la faena sobre la mano derecha siendo el izquierdo el pitón bueno, como quedó demostrado en la única serie que dio con la mano zurda. En ocasiones le faltó perder un paso y se quedaba un poco cerca del toro.

No se puede pedir peras al olmo: todos sabemos que Castella es un torero firme y valiente, pero muy frío, con una concepción muy mecánica del toreo. Y siempre se ha dicho que cuando la melodía es suave la chispa la tiene que poner el intérprete, pero en este caso el intérprete no tiene chispa. Su segundo, cuarto de la tarde, fue un toro de aspecto impresentable y francamente manso, sin calidad alguna. Hasta tres veces estuvo a punto de coger a Castella. Se salía suelto como si la cosa no fuera con él, pero de repente pegaba un arreón sin obedecer a la muleta. Muy valiente y empeñoso estuvo Castella, pero por los defectos del toro era muy difícil armar una faena importante.

A Talavante le cayó en suerte en primer lugar un inválido total con el que no pudo hacer nada. Y su segundo, sexto de la corrida, tampoco fue un dechado de virtudes. Era muy mirón, y por su escasa fuerza este toro se defendía tirando cabezazos. Por el pitón izquierdo, el menos malo del toro, Talavante logró robar algún natural estimable. Muy voluntarioso, Talavante poca cosa más pudo añadir a esos naturales.

_______________________________

La opinión de Álvaro Rodríguez del Moral

¿Y después de Manzanares, qué?

Aunque hoy nos desayunaremos con todos los que sólo saben decir que “no fue para tanto”, lo cierto y verdad es que el idilio entre Manzanares y la plaza de Sevilla es un hermoso suceso que algún día recordaremos de viejos. Toda la plaza pulseaba la muleta del alicantino en cada muletazo. A veces daban ganas de bajar al ruedo para empujar ese lote remiso que sólo claudicó gracias a la entrega sincera del diestro levantino, que volvió a poner todo de su parte para tratar de salir victorioso de un embite en el que era prácticamente imposible mejorar lo perfecto. La ovación que le sacó a saludar al romperse el paseíllo resultó tan deslumbrante como infrecuente en estos lares. Hicieron bien sus compañeros de terna en declinar un saludo que sólo pertenecía al dueño de toda la feria. ¿Quién sabe? Si la espada hubiera entrado al primer envite en el segundo de la tarde; si el quinto no se hubiera amorcillado, podríamos estar hablando de una nueva Puerta del Príncipe para escarnio de los puristas.

Pero a estas alturas ya no hacía ni falta. Manzanares nunca se aburrió de estar en la cara de ninguno de sus dos toros hasta hacerlos romper en sendos trasteos de acople creciente y sincera intensidad que fueron seguidos por un público absolutamente apasionado e identificado con el alicantino. La emoción estuvo por encima de la perfección y la expresión pasó esta vez de la métrica. A Manzanares no le importó que su primero no quisiera entregarse de verdad en su muleta y tampoco transigió con las protestas del quinto, un toro remiso y remolón que acabó claudicando por completo en la muleta del alicantino, que lo exprimió por completo. La música se enhebró una vez más a su labor y hasta recibió la visita de una cigüeña con lastre en el pico que quizá sea anunciadora de otros augurios. Si en el segundo recetó una media corta y un espadazo algo caído, en el quinto dispensó un estoconazo que no bastó para tumbar con celeridad a su enemigo, que se amorcilló en una larga agonía enfriando en parte la petición de un trofeo que podría haber llegado por partida doble. Pero ya da igual. Quien quiera mejorar la sensacional feria del alicantino que venga y se apunte porque el mapa del toreo ha variado después de esta Feria de Abril. Gloria al mejor Manzanares.

A. R. del Moral

A. R. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

18 Resultados

  1. Jose Eugenio dice:

    Increible que dos cronistas vean cosas tan diferentes..Para mi ha sido muy reconfortante leer la cronica de Don Domingo..yo vi exactamente lo mismo que el..
    Respecto al Sr Del Moral,al cual dicho de antemano admiro..pero siempre ha sido muy partidista y seguidor acerrimo de toreros..primero de Ordoñez,mas tarde de Manzanares,luego de Ponce y ahora parece haberse decantado por Josemari..reconozco que le entiendo porque a mi me ha pasado con Ortega Cano,Rincon y El Cid..
    Tengo una extraña empatia con Don Domingo,pues suelo ver la misma corrida que el..y muchas veces vamos a contracorriente..especialmente cuando valoramos a J.Tomas..
    Yo a Josemari le vi ayer como casi siempre..muy despegado,ventajista y descargando la suerte..sin someter ni torear..su toro es el pastueño,por ello nunca se acartela con ganaderias encastadas como F.Ymbro..ni por descontado Palha,Victorino,Adolfo,etc…
    Se imaginan a Josemari matando los seis victorinos de la encerrona del Cid en Bilbao??..yo tampoco..
    En fin,me tocara seguir nadando a contracorriente..aunque siempre me quedaran Don Domingo y el gran Carlos Illian,que tambien vio a Josemari muy mal ayer..

  2. Ramón Padilla dice:

    Lo primero a reseñar es que de 21jandillas seguidos que hemos sufrido en La Maestranza,ni uno solo ha tenido la condición de bravo. Que no es poco. Eso de le faltó fondo al toro me parece una idiotez propia de quien la inventó cuando se entiende mucho mejor y se ajusta más a la verdad, falta de bravura,de casta y de raza. Claro,esto es un poco más duro. Pues esto ha sido lo de fuenteymbro,lo de torrehandilla y lo de la madre que parió a estas dos.

    Creo que Manzanares ha estado muy por encima de su lote. Si hubiese sido su única tarde estaríamos hablando que rozó la Puerta del Príncipe. Cometió el mismo error en los dos toros:alargó en exceso ambas faenas. E incluso en su insulso primero con un poco más de ambición le hubiera cortado las orejas. Es posible que en ese toro no diera bien las distancias pero redondeó una actuación magnífica. A su segundo lo sometió él,obligando desde el inicio en una larga serie por la izquierda. Debió de cortar la faena antes del desarme. Luego se obsesionó para que tocara de nuevo la música y fué entonces cuando se produjeron algunos enganchones. Pero la obra ya estaba hecha.

    Me rebela el comentario de si ese toro le hubiera tocado a fulano o a mengano. A los toreros se les juzga con el toro que tienen delante. Por la misma regla de tres y con más razones de mi parte, podría decir que el cuvillo indultado, lo indulta solo Manzanares, porque sinceramente ni Morante ni Juli hubieran indultado jamás ese toro. Por verdaderas razones que a ningún aficionado escapan. Son distintas concepciones del toreo todas igual de válidas y que surgen según el momento.

  3. Juan Mari de Chinchon dice:

    Estoy seguro que Manzanares algun dia matara y triunfara con una corrida de Victorino, esta cogiendo un sitio que hasta hace poco no se le veia y creo que su evolucion le hara mas poderoso sin perder esa magnifica estetica que sabe imprimir a su toreo.

  4. Juan Francisco Mateo dice:

    Al señor Delgado lo único que le ha faltado decir es que Manzanares pegó un petardo ayer en Sevilla. Pero aunque se ha quedado con las ganas de decirlo no se ha atrevido aunque en su “quite” lo que subyace es su intento de desacreditar al señor del Moral a quien, por cierto, hasta nombra, lo cual es el colmo de la ineducación. Del Moral ha tenido la elegancia de publicar lo que ha escrito Delgado y eso le honra. El comentario que da la razón a Delgado lo empareja con lo escrito por Carlon Ilián, lo que es incomprensible porque todos sabemos y Degado también. qué clase de crítico es wl de Marca. Flaco favor hace a Delagado identíficando los criterios de ambos. Pero todo es cuestión de gustos y lo que sabemos todos los que seguimos a Del Moral desde hace muchísimo tiempo es que, en efecto, siempre ha defendido a todas las grandes figuras de su largo tiempo viendo y escribiendo de toros. A saber, Antonio Ordóñez, Paco Camino, El Viti, Paquirri, Manzanares padre, Espartaco, Enrique Ponce, El Juli y ahora Manzanares hijo. Yo estoy totalmente de acuerdo con él. Muchas gracias por sus crónicas y por su buen gusto, señor del Moral

  5. Jorge Mendoza dice:

    Eso de que el quinto toro de Jandilla fue uno de los mejores de la feria, es una barbaridad. Si a algunos se lo pareció fue precisamememte gracias a Manzanares. Domingo de la Cámara se equivoca de medio a medio y se enreda en aspectos técnicos tratando de demostrar que Manzanares estuvo muy mal cuando fue todo lo contrario. Por eso me quedo con lo que escribe Del Moral, perfecto como siempre en meternos en el ambiente de lo que pasó hasta el punto de que, gracias a su crónica, he podido revivir lo que sentimos en la plaza.

  6. uno del dos dice:

    BIENVENIDA LA POLEMICA. AQUI ESTA MI CONTRIBUCIÓN: RESPECTO A CARLOS ILLAN NO HAY COMENTARIOS DEBIDO A QUE SE QUEDÓ EN EL SIGLO XVIII (ES MAS POLEMICA PARA LOS DEL 7 QUE PARA AFICIONADOS QUE VIVEN EN EL SIGLO XXI Y HAN EVOLUCIONADO CON EL TOREO). DEL MORAL-DOMINGO DELGADO: LA REALIDAD ES TOZUDA Y NO SE PUEDE CAMBIAR (SOLO LO INTENTA ZP Y YA VEMOS LOS RESULTADOS). ESTA ES LA REALIDAD DE LOS DOS TOROS DE MANZANARES: PRIMER TORO: HABIA QUE DARLE TIEMPO Y HACERLO -TOREARLO EN LÍNEA RECTA- EN LOS PRIMEROS MULETAZOS PARA DESPUES PODER COMPONER LA BELLISIMA FAENA PLENA DE LIGAZON Y TEMPLE A UN TORO QUE EN MUY POCAS MANOS HUBIERA SACADO EL FONDO QUE SACO. SEGUNDO TORO: CON GENIO, DURO, CUANDO LE PODIAN DEFENSIVO -DE AHÍ SUS CABEZAZOS- AL QUE MANZANARES LE HIZO UNA DE LAS FAENAS MÁS PLETORICAS DE ESTA FERIA. ¿ENGANCHONES?, 4 CONTADOS: 1 POR UN PISOTON DEL TORO A LA MULETA POR ESA BENDITA PREMISA TORERA DE DEJAR LA MULETA PUESTA PARA LIGAR QUE ES LO MAS DIFCIL DEL TOREO; LOS OTROS 3 INEVITABLES POR LA CONDICIÓN DEL TORO PERO MANZANARES LO DOMINÓ COMO SOLO POCOS PUEDEN HACERLO Y LE SACO TODA LA BRAVURA QUE TENIA DENTRO -¿UNO DE LOS MAS BRAVOS COMO AFIRMA DOMINGO¿. FUE UN TORO MUY COMPLICADO AL QUE MUY POCOS TOREROS SON CAPACES DE HACERLE FAENA Y HACERLSELA ADEMAS CON TANTA TORERIA ES MUY DIFICL ENCONTRAR OTRO COMO MANZANARES. LA POLEMICA RE RESULVE FACIL: EN CANAL TOROS REPITEN LA CORRIDA 4 VECES Y NO MERECE LA PENA DESVIRTUAR ALGO QUE SE PUEDE COMPROBAR-; EL AÑO PASADO TODO EL MUNDO CANTO UNA FAENA DE MORANTE, EN LA QUE AL DE LA PUEBLA LE ROMPIERON ¡¡4 MULETAS 4!!. LO MALO DE LA CORRIDAS QUE SE TELEVISAN ES QUE LAS VE MUCHA GENTE.

  7. graciano dice:

    Firmo todo lo dicho por ti, José Antonio. Para mi lo de Manzanares ayer no fueron dos faenas excekentes, fueron dos clases magistrales de cómo se lidia de principio a fin un toro. La lidia antera es perfecta, del matador y de su magnífica cuadrilla y los quiero citar: Barroso, Chocolate,Curro Javier, Trujillo y Blázquez. Me encantó el torero por tener el detalle de hacer saludar a los tres, por que la lidia que hizo Curro Javier al primero es para llevarla a la Universidad del Toreo. Todas las tardes y a la mayoría de los toros se les hace una lidia magnífica. A ver si los aficonados nos acostumbramos a que saluden también los buenos lidiadores. Saludos.

  8. carlos dice:

    Respetando como vio Don Domingo el segundo toro de Manzanares, creo que hay que puntualizar una cosa. Es injusto decir que Manzanares no esta bien ante toros con dificultades. El año pasado una de las orejas que cortó en Sevilla fue precisamente a un colorado reservon de los que te meten en la enfermeria a la mas minima duda. La gente asi lo entendio y le premio por una faena de muleta baja y mandona arrancando una oreja de mucho merito. No hace tanto de eso y sin embargo no solo se olvida sino que se cuestiona su valia ante toros con complicaciones cuando ha dado mas de una muestra de poderle a estos toro. Con respecto al primero de su lote de ayer, sinceramente creo que no se puede dar una lidia mas ajustada a ese toro. Si lo mata le corta una legitima oreja a un toro de oreja. El quinto fue un toro interesante y puede que me traicione la memoria pero no vi ese excesivo castigo en varas del que habla don Domingo.

  9. Un viejo aficionado de Sevilla dice:

    Inconcebible, don Domingo. Es la primera vez que no estoy en nada de acuerdo con usted. ¿EStuvo usted en la plaza o se lo contó algún enemigo acérrimo de Manzanares?. Quizá es que fuera con la escopeta cargada y ello cegó su sabiduría. Mal asunto es ir a los toros tan a la contra de alguien. que es lo que suelen hacer los del 7 en Madid. Espero que sea un lapsus momentáneo. De lo contrario, hágaselo mirar. Se lo digo por su bien.

  10. graciano dice:

    Ah! Se me olvidaba, lo de este torero no es “momento”. La temporada 2009, hizo faenas memorables y vino lo del “dengue”. La temporada 2010, estuvo muy bien en Sevilla, Málaga, el Puerto, etc. Despues operación de hernia y para colmo el corte de los tendones de la mano. Esperemos que esta sea completa y lo de Sevilla se repetirá aumentado en muchas plazas.

  11. Carnicerito de Rekakoetxe dice:

    JANDILLA, CUESTA ABAJO: Cuando los petardos de una ganadería son tan sonados y reiterados como los del hierro de Borja Domecq hay que empezar a preocuparse. Este año ya ha arruinado un gran cartel en Castellón y ahora otro en Sevilla. Y pensar que hace dos años casi la consideraban dura… A Castella me temo que le quedan dos telediarios. Ya sólo le queda el valor. Ni cabeza, ni clase, ni temple, ni técnica, ni mando… Es insoportablemente aburrido, y aunque lo lleve Luisma Lozano tarde o temprano la gente se va a cansar de él. Su primer toro, siendo sosito, lo coge Morante y le corta el rabo. A Manzanares no se le puede pedir más con lo que tuvo delante. Con dos mierdecillas salvó la tarde y la corrida. Talavante no tuvo opciones, ni con el inválido tercero ni con el peligroso y descastado sexto. De todas formas es un torero al que le falta la frescura de sus comienzos. Y es que triunfar tan pronto se puede pagar luego muy caro.

  12. Yomismo dice:

    Felicito a Domingo por la crónica, coincide con mi punto de vista

  13. Bilbaíno dice:

    Lo escrito por Delagado de la Cámara sobre la actuación de Manzanares ayer en Sevilla, tiene un serio inconveniente, que todos o casi todos lo hemos visto una o varias veces por televisión.

  14. SANTIAGO dice:

    Estimado Sr. Del MORAL ,es verdaderamente lamentable ,tenner que aguantar en su p agina al sr. DOMINGO. Me pregunto si no seria posible dado el nombre del susodicho, que le vacaciones a perpetuidad a ser posible y que se busque trabajo por ejenplo en PUNTO PELOTA ,que se dedican a otra cosa. AUNQUE DUDO QUE TANPOCO SEPA. Saludos. Un amigo.

  15. MARCOS VEGA dice:

    MANZANARES, MUY BIEN CON SU PRIMERO, AL QUE TOREÓ CON GUSTO EXQUISITO (DEBIÓ CORTAR UNA OREJA, QUE EL PÚBLICO NO PIDIÓ EN MAYORÍA, ESO ES CIERTO, MUCHO DESPISTADO HOY EN LA MAESTRANZA) Y SOBERBIO EN SU SEGUNDO, AUNQUE SE PASÓ DE FAENA. UNA GRAN TARDE DE MANZANARES, SIN DUDA EL GRAN TRIUNFADOR DE LA FERIA A UNA GRTAN DISTANCIA DE TODOS LOS DEMÁS, JULI INCLUÍDO.
    CASTELLA, DEJÓ ESCAPAR UN BUEN LOTE. SOBRE TODO SU PRIMERO. ESTE TORERO TIENE MUCHO VALOR Y NECESITA UN TORO QUE SE MUEVA MUCHO PARA QUEDARSE QUIETO Y QUE EL TORO PASE, O UNO PARADO PARA DARSE EL ARRIMÓN. MUY VALIENTE SÍ, PERO NO TOREA NI MANDA EN LA EMBESTIDA DEL TORO: NO ADELANTA LA MULETA Y EN VEZ DE CERRAR EL PASE ATRÁS ESCUPE AL TORO DE LA SUERTE POR ESO SE QUEDA SIEMPRE MAL CONLOCADO. ES UN TORERO MUY VALIENTE SÍ, PERO SUPERFICIAL.
    TALAVANTE HA TENIDO EL PEOR LOTE Y CON EL SEXTO HA ESTADO MUY VALIENTE CON UN TORO GRANDE Y SIN FUERZA PERO QUE SE DEFENDÍA CON PELIGRO. EL JUEGO DE LOS TOROS HA SIDO INTERESANTE. A MÍ, ME HA GUSTADO LA CORRIDA.

  16. paolo dice:

    Querido Domingo: vayas petardo has pegado!
    Pareces un chico que se pone celoso de quien le quita su novia!
    Manzanares se ha llevado la Maestranza y la tiene para rato!
    Ni el Juli (con dos Puerta del Principe en estas dos temporadas) ni tampoqo tu querido Luque ni lo han hecho ni lo haran.
    Y Sevilla es de Manzanares ahora mas que nunca despues de la tarde de ayer donde soluciono’ los problemas de dos toros muy complicados.
    Es verdad que hay dos Manzanares: el que torea con un temple excelso y a camara lenta como nadie ha hecho el la historia del toreo y el que resuelve los problemas a toros complicados (como al toro de Torreallta del 2010) y le saca todo lo que tienen dentro…o mas, como ayer!
    Tambien quizás hay dos Domingo Delgados: el que vee algunos defectos (torear para fuera, torear despegado, con enganchones o de uno en uno) a toreros demasiado “esteticos” (o guapos) y otro que no vee los mismos defectos en sus toreros consentidos.
    Ademas en tu cronica dices que las faenas fueron a menos, cosa que es absuradmente falsa: en el primero Manzanares termino’ con un monumental cambio de mano que hizo rfugir la plaza que se puso en pie’. Y en su segundo termino’ con una gran serie de naturales (y por ese piton Manzanares aposto’ desde el princio)
    Sin comentario decir que el quinto fue uno de los mejores toros de la Feria.
    …en fin: que vuelva el mejor Domingo Delgado!
    Abrazos

  17. Cuentacuentos dice:

    Estoy de acuerdo José Antonio del Moral con que hay que seguir este año a Manzanares.
    Torear tan bien con tanta regularidad es muy difícil.
    Este torero como siga varias temporadas más a este nivel va a ser un torero de época. Me perdí el indulto, pero no esta segunda tarde ni me perderé si Dios quiere el mano a mano de Jerez.
    Este año va a cuajar un buen puñado de grandes faenas y hay que estar para disfrutarlas.

  18. Veronica dice:

    Totalment de acuerdo con Don Domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: