2ª de San Isidro en Madrid. Sopor general

Estaba claro que la corrida de ayer iba a ser un coñazo. Porque, vamos a ver: ¿Qué prestigio tiene la ganadería de Vellosino para estar en San Isidro?  Ninguno. Además, el cartel estaba integrado por toreros ya muy vistos que no despiertan ningún interés. Por tanto, el resultado no pasó del esperado.

Madrid. Plaza de Toros de Las Ventas. Miércoles 11 de Mayo de 2011. Segunda de San Isidro. Tiempo espléndido. Casi lleno. Seis toros del Vellosino, de bastas hechuras, mansotes y descastados, aunque al menos segundo y sexto se dejaron torear. Uceda Leal (de café y plata: aviso y silencio, y silencio. Miguel Abellán (de marfil y oro): aviso y silencio y silencio. Rubén Pinar (de azul y oro), silencio. Aviso y saludos desde el tercio.  El Chano y Manuel Montoya saludaron tras banderillear al segundo y al sexto respectivamente. Agustín Moreno picó bien al tercero de la tarde.

La Plaza de Madrid tiene tres clases de ruidos: la bronca, tan habitual en ella; los murmullos de expectación cuando se intuye algo grande, y lo que yo llamo el zumbido de fondo, que es la suma de miles de conversaciones privadas que se dan mientras el torero intenta hacer su labor ante la total indiferencia del público, enfrascado en su propia charla. Ayer se dio este zumbido durante toda la tarde. La gente pasaba por completo del nulo espectáculo ofrecido en el ruedo. Cuando el espectáculo es plomizo, la gente habla de sus cosas. Y algunos hay que aprovechan para echar una cabezadita. Soporífero, en fin.

La ganadería del Vellosino es tan mediocre como otras trescientas que hay por ahí. Ya me contarán qué pinta en San Isidro. La presencia de los toros era feísima: bastos y con pinta de bueyes. De juego mansurrón, descastadote… Aunque es verdad que alguno se dejó torear. Pero pedir a la terna de ayer sutilezas es como pedir peras al olmo.

Uceda Leal dio a su primero, bobón y blandorro, buenos muletazos sueltos con la mano derecha. Con la zurda nada. En el otro se empeñó en citar en corto y bajar la mano a un toro desrazado que, por su poca casta, requería lo contrario: sitio y media altura. Esta vez Uceda no estuvo lucido en su especialidad: la espada.

El segundo de la tarde tuvo posibilidades. Aún sin terminar de humillar era noble y muy alegre. Abellán empezó bien, dando sitio al toro en dos series ligadas. Cuando se puso en corto ahogó al toro y dio con la faena al traste. El quinto fue un camello, tanto por su aspecto destartalado como por su nulo juego. O sea, nada qué hacer.

Que Rubén Pinar no tiene clase ya lo sabíamos todos. Pero siempre se le había cantado su buen oficio y su habilidad para sacar pases a toda clase de toros. Sin embargo ayer estuvo muy espeso. En cuanto bajó la mano a su primero, el toro no hizo más que defenderse y echar la cara arriba. El sexto tenía muchas posibilidades. Aunque era manso y se iba suelto con la cara arriba, embestía pronto y alegre. Con la izquierda vimos que Pinar no tiene ningún mando. Por el pitón izquierdo el toro se quedó inédito. Con la derecha Pinar sí que fue capaz de ligar los muletazos, pero siempre muy despegado y vulgar. Una estocada contraria y varios golpes de verduguillo, dejaron la faena en nada.

En tardes soporíferas como la de ayer, siempre me dice mi amigo Juan: “No dejes de traerme a estas corridas. Duermo la siesta estupendamente”. Y es que, para dormirse, este coñazo sí que es eficaz y no contar ovejitas.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

2 Resultados

  1. Carnicerito de Rekakoetxe dice:

    PINAR IMPONE SU LEY: La incomprensible presencia de esta ganadería en San Isidro se saldó con una colección de toros muy en Aldeanueva, bastos y feos, pero sin clase ni motor para embestir como los buenos de este encaste. Mansearon casi todos, y muchos estuvieron en el límite de la fuerza. Como el primero, un toro que mostró todos esos defectos en los primeros tercios pero que llegó a la muleta hecho un bombón por el lado derecho, siempre en la media altura. Uceda Leal, como carece de temple y ,sobre todo, de mando, lo desaprovechó por completo, acabando en un barullo cuando se echó la muleta a la izquierda. Sólo destacó el pase de pecho de la segunda serie. Con el borrico cuarto se pasó de metraje, poniéndose pesado. Estoy ya muy harto de oir que Uceda Leal lo tiene todo para triunfar. Sólo tiene espada y clase impostada. No tiene ni cabeza, ni valor, ni mando ni temple. Pero es igual. Mañana vuelve y el año que viena también. Abellán probó en la larga distancia a ver si el segundo, blando y descastado pero pronto, se venía con la inercia y podía emocionar a la parroquia. El problema es que en el embroque lo tenía que aliviar tanto, pasándolo por fuera en línea recta y a media altura, que no dijo nada a nadie. Después en la distancia corta no hubo caso. Al quinto, de comportamiento bueyuno, le dio tres varas para después desesperarse porque no embestía. Muy bien el Chano en banderillas con el segundo. A Rubén Pinar le mataron el tercer toro en un primer puyazo criminal, y sólo pudo arrimarse a carro parado. En el manso sexto es cuando consiguió conectar con los tendidos. Estuvo sensacional con los palos Manuel Montoya, se le midió el castigo en varas, y la faena comenzó con una serie excelente por el pitón derecho, base de la faena, pues el izquierdo apenas lo utilizó. Al verse podido, el animal se rajó y comenzó a huir. Pero el de Tobarra lo buscó hasta encelarlo en otra gran serie en los medios rematada con una espaldina. A partir de ahí una pelea porque el toro no huyera tras cada muletazo, con series ligadas en redondo que eran en realidad un único muletazo reteniendo al animal con la muleta en su cara, ante el natural contento del público y la rabia y los pitos de los de la cofradía de la pata p’alante. Si lo mata bien habría cortado la primera oreja de peso de la feria. En fin, un aburrimiento con final interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: