2ª de la Feria del Caballo en Jerez. Dos buenos toros de Juan Pedro Domecq

Solo embistieron con casta y nobleza el tercer toro y en bravo aunque blandeando el cuarto de Juan Pedro Domeq que echó una preciosa corrida sin que sus buenas hechuras correspondieran a su comportamiento en líneas generales. Castella, aunque podría haber cortado una oreja del tercero de matarlo bien, estuvo por bajo. Como también del sexto por no saberlo administrar aunque, increíblemente, le regalaron dos. Una y una cortó El Fandi del quinto, con el que anduvo por encima, y por el conjunto de su entusiasta actuación. A Ponce, como casi siempre desde hace dos años, no le valieron ninguno de sus dos oponentes.

Plaza de toros de Jerez de la Frontera (Cádiz). Jueves 12 de mayo de 2011. Segunda de feria. Tarde nublada con algo de viento y menos de media entrada. Seis toros de Juan Pedro Domecq, bonitos en el más amplio sentido de la palabra pero muy sosos salvo el segundo y el sexto que fueron los únicos realmente aprovechables. El primero, peleó con cierto estrépito y llegó manejable aunque rebrincado y muy tardo a la muleta. Noble aunque muy tardo el segundo. El tercero salió galopando y tomó el capote repitiendo y yendo más largo que sus hermanos anteriores, pero tras el puyazo empezó a distraerse aunque luego resultó excelente en la muleta. Suelto en el capote, manso en el caballo y muy tardo y sin clase en la muleta el cuarto que fue el peor del envío. El  jabonero quinto salió con pies, los mantuvo en banderillas y, aunque fue noble, los perdió completamente en la muleta. El sexto fue muy bravo y noble pero se vino abajo en la muleta por lo mal que fueron administradas sus fuerzas. Enrique Ponce (amapola y oro): Estocada caída, ovación. Pinchazo y estocada trasera, palmas. El Fandi (pistacho y oro): Estoconazo, oreja. Estocada trasera, oreja. Sebastián Castella (negro y oro): Dos pinchazos, otro hondo y estocada caída, ovación. Estocada, dos orejas baratas. Finalizado el paseíllo, se guardó un minuto de silencio por la muerte del ganadero Juan Pedro Domecq y por las víctimas del terremoto de Lorca. El Fandi y Castella salieron en hombros. Bien José María Tejero en un par al cuarto toro.

La crisis se notó en Sevilla, pero en Jerez infinitamente más. Llevamos dos corridas con entradas paupérrimas y eso es muy preocupante aunque por supuesto que influye el alto precio de las entradas. Dicen que hoy, con el mano a mano entre Morante y Manzanares, se agotará el papel porque los aficionados jerezanos han elegido esta única corrida para ir a los toros en su feria. Pero a pesar de este posible lleno, la situación económica en Andalucía es realmente dramática.

La corrida de Juan Pedro Domecq fue la primera de esta divisa que se lidió tras la reciente muerte del famoso ganadero y asimismo la primera que llevó a una plaza, curiosamente la de su pueblo natal, su hijo mayor y heredero de la aristocrática ganadería. De ahí que Enrique Ponce le brindara su primera faena.

No fue nada del otro mundo el primer toro con el que Ponce no se lució con el capote y algo más aunque entrecortadamente en una desigual faena de muleta sin que el toro respondiera a mayores ni el torero pisara a fondo el acelerador aunque, como siempre, en su labor presidieron la facilidad y la elegancia.

Aunque con el precioso colorao cuarto, Ponce  se aplicó al lidiarlo personalmente, el que contra pronóstico había sido manso en los primeros tercios, lo fue aún más en la muleta.

EL Fandi recibió con su acostumbrada larga cambiada de rodillas al segundo de la tarde que apretó mucho para los adentros en los primeros lances, lo que resolvió el granadino abriéndose por chicuelinas. Tras un celebrado tercio de banderillas sin nada especial, El Fandi brindó su faena al público empezándola con las dos rodillas en tierra junto a las tablas y luego en el tercio con insistentes redondos que abrochó con el de pecho. Tampoco a este toro le sobró casta y brío, por lo que el empeñoso trasteo del granadino tampoco consiguió altas cotas ni la imprescindible ligazón para que la gente se entusiasmara hasta el momento de matar de un soberbio estoconazo que le valió la primera oreja de la tarde.

Casi otro tanto podemos decir del granadino en sus dos primeros tercios con el quinto, pero como este toro fue el más débil de los seis, sus caídas desmerecieron su encomiable y prolija labor muletera. Y es que EL Fandi nunca pierde la moral aunque le den mal dadas.   

Sebastián Castella recibió al tercero con lances a pies juntos, quitó por chicuelinas e inició su primera faena con estatuarios, un ayudado, un pase de la firma con la izquierda y el de pecho. Por redondos, repitió y humilló el noble animal, por lo que el francés pudo coser sin moverse una buena tanda y otra de menor nivel. La tercera fue mejor. Y al natural, aunque de uno en uno, consiguió largos y lentos muletazos para cerrar con el consabido arrimón por circulares invertidos y cambios metido entre los pitones. Perdió una oreja por la espada, pero el toro había sido de dos. Y es que este Castella, ni aunque triunfe, últimamente casi nunca está a la altura de los buenos toros cuando le corresponden.

Su faena al bravo y noble sexto la empezó cual suele con los pases cambiados en los medios y el rosario de amontonados muletazos que siguieron sobre ambas manos. Vamos, la misma canción de siempre. Pero como esos forzados inicios son muy perjudiciales por restarle fuerza a los toros, lo que podría haber sido una buena obra terminó siendo porfía encimista bien rematada con las espada. Las dos orejas que le dieron fueron las más baratas que he visto dar en Jerez.  

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: