4ª de San Isidro en Madrid. La primera oreja de la feria

Buena corrida del difunto Juan Pedro Domecq. Hasta cinco toros se dejaron torear. Con más fuerza, la corrida hubiera sido de sensación. Destacaron el cuarto por su clase, y el quinto por su alegría y prontitud. Uceda Leal cortó la primera oreja de la feria al cuarto, mientras Juan Bautista se dejó sin torear al excelente quinto.

Madrid. Plaza de Toros de Las Ventas. Viernes, 13 de Mayo de 2011. Tiempo espléndido. Lleno. Seis toros de Juan Pedro Domecq, muy chicos los tres primeros. Corrida noble y buena aunque muy justa de fuerza. Destacó el cuarto por su clase, y el quinto por su alegría y prontitud. José Ignacio Uceda Leal ( azul y oro), silencio y una oreja. Juan Bautista (corinto y oro), silencio y pitos. Morenito de Aranda (grana y oro), aviso y silencio en ambos.

En nuestro particular marcador de toros excelentes malgastados por su matador, hay que añadir otro más. En este marcador no se cuentan esos toros aprovechables a los que se podría cortar una oreja. Se cuentan solo los que están ofreciendo un éxito rotundo y consagratorio. Y en cuatro días de feria ya tenemos tres toros excelentes no aprovechados. Y, además, de tres encastes distintos, lo que hace la cosa más interesante. El quinto de Valdefresno, el primero de José Escolar y el quinto de Juan Pedro Domecq. Este fue el que ayer despilfarró Juan Bautista.

¿Cómo se puede estar tan mal con un toro tan alegre y repetidor? En el caballo casi no se vio al toro: primero hubo un derribo por coger al caballo por los pechos y, después, un picotazo. Pero a la muleta llegó embistiendo pronto y con hondura, con una embestida vibrante y entregada. Un toro para triunfar por todo lo alto. Bautista estuvo fatal en una faena llena de trallazos y dudas. Un desastre. No me sorprende. Es un torero conformista y de una técnica totalmente especulativa. Es un torero sin entrega y, para triunfar en Madrid, hay que entregarse. También lo mató mal. Lo mejor que hizo fue torear a su primero de capa vistosamente. Pero con la muleta, a un toro tan noble como justo de fuerzas, lo ahogó metiéndose en la oreja. Muy mal.

El único toro de Juan Pedro que no dio opciones, fue el primero de la tarde. Un manso que se defendió bruscamente con la cara por las nubes. Uceda, poco pudo hacer. Sin embargo el otro de su lote tuvo una extraordinaria calidad desde que salió de toriles. De los que hacen el avión y parece que planean cuando embisten. Su problema fue la poca fuerza. Con más fuerza habría durado más y hubiera sido un toro extraordinario. Uceda lo toreó bien con el capote y su faena fue desigual por la justeza de fuerza del toro. Pero en todas las series hubo un par de muletazos excelentes. Otro torero le habría dado más sitio y toreado más en línea para ayudar al toro, haciendo así las series más homogéneas. Pero Uceda se puso más en corto y obligó, lo que hizo que el toro durase menos y las series fueran desiguales. Pero hubo muletazos de gran empaque y de gran cadencia, sobre todo un muletazo con la derecha que duró un cuarto de hora… Buena estocada y primera oreja de la feria que le sirve para torear mañana  en sustitución de Leandro.

El primero de Morenito de Aranda era noble y claro. Solo le faltaba la fuerza. Morenito administró bien el menguado fuelle del toro, dándole aire mientras utilizaba la media altura. Es pinturero y sabe acompañar la embestida. Faena quizá superficial, pero vistosa y ajustada a las condiciones del toro. Lástima que matara mal.

El sexto tenía su geniecillo. Se dejaba torear, pero era violentillo y derrotaba. La faena tuvo más enganchones que muletazos. Y es que el de Aranda tiene el oficio de quien ha toreado desde niño, tiene gusto y pellizco,  pero de valor anda justito. Y en cuanto el toro tiene alguna dificultad seria, se viene abajo, como fue el caso de su último toro de ayer. Vamos, que con el torete facilón bien, pero con el complicado mal.

Resumiendo: si hubieran tenido fuerza los juanpedros, habrían sido estupendos. Este año las figuras se han decantado por otros hierros. A lo mejor echan de menos algunos de los toros de ayer. Por cierto, en los cuatro días que llevamos de feria no se ha devuelto ningún toro, cosa rarísima en nuestra plaza. El siete está más suave que nunca y el público deseando aplaudir. Si todavía no ha salido en hombros ningún diestro, es porque estos toreros son unos mantas.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

2 Resultados

  1. Juan Mari de Chinchon dice:

    Para mi el cuarto “juanpedro” tambien entra en la lista de desaprovechados pues si bien es cierto que Uceda logro momentos sueltos estupendos, no es menos cierto que el animal como muy bien dice Domingo pidio mas sitio para terminar de romper y el torero no le dio opcion de crecer. Si este toro cae en otras manos….

  2. valdegutur dice:

    Bribón ,el melocotón desteñido y descarado que abrió plaza, me gustó por su codicia a pesar de su inicial amor a las tablas. Era , creo yo, bastante aprovechable, y lo hubiera sido más si José Ignacio le hubiera dado más sitio. La faena, a mi entender, estuvo por debajo del toro aunque la remató con una buena estocada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: