3ª de la Feria del Caballo en Jerez de la Frontera. Triunfal victoria de Manzanares sobre Morante

Tres orejas y un rabo para José María Manzanares en su apasionante  mano a mano con Morante. Muy artista con capote y muleta el de la Puebla aunque sin redondear en sus dos primeros toros y arrancado sin control en el quinto tras torear maravillosamente a la verónica y hasta banderillear por lo que sumó tres orejas. Fue superado por el alicantino que dio otro completo recital, tanto en su valentísima faena al segundo, otra cumbre máxima en el cuarto, la del rabo, y una tercera en la que aunó su gran valor y su excepcional manera de torear. Salvo el violento y peligroso segundo toro y, si acaso, el irregular sexto, otra excelente corrida de Núñez del Cuvillo. Ambos espadas salieron en hombros.  

Plaza de toros de Jerez de la Frontera (Cádiz). Viernes 13 de mayo de 2011. Tercera de feria. Tarde calurosa con viento y más de tres cuartos de entrada. Seis toros de Núñez del Cuvillo de buenas hechuras, algunos terciados y de juego desigual con predominio de los nobles. El primero, excelente por el lado izquierdo, manejable por el derecho y decreciente celo. El muy difícil segundo embistió seca y violentamente y metiéndose por dentro. El precioso tercero se dejó con el capote y a derechas aunque discontinuamente. Bravucón, noble y con creciente fijeza y clase el cuarto, premiado con vuelta al ruedo. Muy bueno también el colorao quinto aunque empeoró por torpemente toreado. El también alto sexto, fue bravo y noble pero repentinamente agresivo y arrollador. Morante de la Puebla (fuscia y oro): Estocada trasera caída, oreja. Pinchazo y estocada muy trasera, ovación. Buena estocada, dos orejas, excesiva la segunda. José María Manzanares (lirio y oro): Estoconazo trasero, ovación. Gran estocada recibiendo, dos orejas y rabo con vuelta clamorosa junto al ganadero. Pinchazo y estocada, oreja. Cumbres de nuevo los componentes de la cuadrilla de Manzanares que también rivalizaron entre ellos.

Aunque hubo una gran entrada, tampoco ayer se agotó del todo el papel. Debe haber montañas sin vender en las taquillas. Pero bueno, hubo bastante mayor y mejor ambiente que en las dos corridas anteriores y muchos aficionados de otras ciudades andaluzas y de otras regiones. También más entendidos. Lo merecía el cartel. Toros de la ganadería de más rendimiento actualmente, Núñez del Cuvillo, para un mano a mano entre dos grandes artistas, Morante y Manzanares, recayendo en éste la mayor expectación tras su histórico triunfo en Sevilla.

Bien empezó la función con Morante a toda vela con su capote. Y el toro, superior por el lado izquierdo. No tanto por el derecho aunque, tras un inicio de quintaesenciada variedad, la primera ronda diestra fue la mejor de su faena, luego llegó otra menos redonda y limpia. No obstante y a pesar de acelerarse un poco, siguieron buenos muletazos ambidiestros sin que la obra tomara los mismos vuelos del arranque.

La primera respuesta de Manzanares no pudo ser bonita pero si valentísima frente un toro que embistió violentamente, echando la cara arriba y queriendo coger al torero que, sin embargo, no rehuyó la pelea y aguantó cada arreón con gran firmeza y un valor que esta vez quedó desnudo de apoyaturas estéticas. Dimensión que nos mostró lo mucho que podrá durar este torero que, además del don, tiene tantos bemoles como el que más presuma de ello.

La suerte volvió a sonreir a Morante con el tercero aunque no tanto como su anterior oponente. Las verónicas del recibo, las chicuelinas del quite y dos o tres tandas por redondos, resultaron forzados aunque con su pellizquito característico. La gente celebró más los solos de trompeta de la por cierto pueblerina banda que las estampas del torero que, además, pinchó.

Manzanares se explayó por chicuelinas de manos bajas en el cuarto, más alto que sus hermanos, y más proclive  también en la muleta que tomó a mejor y cada vez con más fijeza y clase por obra y gracias de quien lo toreó. Y llegó el primer faenón de la tarde. El toreo catedralicio, mecido, lentísimo e imperial de este nuevo semidios de la tauromaquia que tanto por redondos como al natural y en los remates como en los de pecho o por trincheras llegó a lo sublime hasta cortar el rabo del toro tras recetar en los medios una colosal estocada en la suerte de recibir. ¡Gloria de Dios en las alturas y en la tierra a los hombres capaces de torear como ayer lo hizo Manzanares a este toro, superando incluso lo hecho en Sevilla.   

Morante salió a revienta calderas en el quinto. Otro buen toro que fue perdiendo la calidad que mostró en las fenomenales verónicas del recibo por la precipitación con que muleteó el de la Puebla. Tan acosado y nervioso estaba, que hasta banderilleó  colocando un arriesgadísmo tercer par al quiebró por los adentros y empezó la faena de rodillas. Aunque le regalaron la segunda oreja, no hubo color.

Manzanares cerró su actuación aunando valor y arte en una clamorosa simbiosis de ambas virtudes sin cansarse nunca de estar en la cara de su oponente. Remató de pinchazo y estocada perdiendo la segunda oreja. Pero se la jugó al mismo tiempo que iba creóando y volvió a enardecer a los espectadores, completamente entregados al joven gran torero. Ya nadie, y he dicho nadie, podrá soportar el termino de la comparación con este Manzanares que, junto, a su impresionante y excepcional cuadrilla, forman uno de los equipos más completos y brillantes que uno haya visto en su vida. El alicantino marcha hacia Madrid a velocidad de crucero. 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

7 Resultados

  1. Chicuelina dice:

    Dios cuestiones:
    1ª Habla de usted de que Morante “hasta banderilleó….” y lo dice, como si lo hubiese hecho a la desesperada. Morante, señor Del Moral, banderillea en algunas ocasiones. Y precisamente en JEREZ, casi todos los años. Tanto es así, que puso banderillas, tras pedírselo parte del público. El año pasado banderilleó creo recordar que en 4-5 tardes.

    2º Algún día habrá que hablar, del vicio de los toreros de DESCARGAR LA SUERTE. O si es un hecho intrascendente para usted. En el toro bueno, en el 4º de la tarde, Manzanares pega el primer muletazo, y a partir de aquí, la pierna contraria la pone en Alicante, y el toro pasa lejísimo. Entre el toro y el torero cabe el ave. Y ahí está el video para verlo. En el toro indultado de Sevilla se lo pasó más cerca, pero en éste volvió a las andadas, a pesar de su lentitud, su empaque y todo lo que quiera.
    Pero claro, no es lo mismo, pasarse el toro por los muslos, por la faja, cargando la suerte, que ésto que hace Manzanares.

    Es mi modesto entender. Lo mismo, estoy equivocado. Pero si es lo mismo, y no lo resaltamos, ¿Qué necesidad hay de cargar la suerte y pasarse el toro por los muslos?.

  2. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Es verdad que Morante ha baderillado otras veces y, por cierto, mejor que ayer salvo en el tercer par por los adentros. Y respecto a lo de la pierna retrasada de Manzanares tras el primer muletazo, hace exactamente lo mismo que hacía Antonio Ordóñez porque el toreo hecho así nunca pierde ritmo ni cadencia. Todo esto son bobadas de los puristas partidarios de otros toreros. Lo importante es lo que sentimos creo que casi todosen la plaza de Jerez con Manzanares quien, por si usted no lo sabeo no supo verlo, se jugó la cornada varias veces con el segundo y el sexto toro. ¿O no?. A esos dos toros de Manzanares, Morante se los hubiera quietado de enmedio rápidamente.

  3. Chicuelina dice:

    Gracias por contestar,J.A.; podría pensarse que a mí no me gustó Manzanares, y no es así. Pero sí que llevo tiempo dandole vueltas a éste concepto de cargar/descargar la suerte en los toreros. Y después de un tiempo, yo creo que hay que resaltar que hay toreros que se los pasan mucho más cerca. Morante es un de ellos. Y éso es incuestionable.
    Y efectivamente, Manzanares se la jugó con dos toros muy complicados, el sexto y el segundo. Por éso no entiendo lo otro,pues creo que no es problema de valor, sino de concepto. Un saludo.

  4. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Es que el toreo no tiene que hacerse necesariamente pegado al toro porque ello depara emoción trágica, si. Pero nio ayuda al temple ni a la belleza. Desde que apareció José Tomás parece que quien no se arrima al lomo del toro no tiene mérito. Yo soy un gran dirador de Morante cuando toreo sin pensar que es Morante. Y desde dos meses la verda es que no le veo como en sus mejores ocasiones. Y lo lamento.

  5. josem dice:

    imaginad si Manzanares tuviese el pelotón de acérrimos de los que se ha rodeado José Tomás, éstos afirman que el toreo auténtico es patrimonio y creación de su dios, el resto son una pandilla de mediocres ventajistas. Manzanares (no lo hará porque es gran persona y mejor compañero) y sus seguidores no utilizan estas malas artes para intentar defenestrar a todo el que no toree como él, que son todos, porque las cualidades innatas del alicantino solo las han tenido 3 ó 4 genios a lo largo de la historia del toero. Si torear como JT (en su mejor momento a finales de lo 90) es muy difícil pues requiere gran valor y actitud firme, torear como Manzanares es imposible

  6. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Arimarse como un loco y hacer de Don Tancredo, lo han hecho muchos. El que más, Chicuelo II y perdón por la cita. Pero para torear con el don, solo tres como bien dices. Y uno de esos tres es Jose Mari Manzanares. Y encima, el tio es muy valiente e inteligente. Pero con Manzanares seguro que no habrá manzanatosis ni falta que le hace. La reaparición de Tomasito si no va a las corridas generales de Bilbao – en septiembre no es lo mismo – ni a Zaragoza, ni por supuesto a Pamplona, no se puede tomar en serio. Tanto anuncio y solo va a torear 12 corridas. Es de cachondeo.

  7. Cuentacuentos dice:

    José Antonio estoy plenamente de acuerdo con tu crónica. Yo vibré con José Mari Manzanares. Puede que sea el torero más perfecto de los últimos años, porque auna todo: valor, ambición, técnica y una clase impresionante.
    A “Chicuelina” le diría lo siguiente desde el más sincero respeto. Ultimamente se leen en los foros muchas cosas con respecto a cargar y descargar la suerte. Esto ya lo explicó Manzanares padre perfectamente en una serie televisiva que tú conocerás muy bien, José Antonio, que se llama Tierra de Toros. Sólo se puede cargar la suerte en el primer muletazo de cada serie. Eso, si por cargar la suerte entendemos que es adelantar la mal llamada pierna contraria justo después del toque del primer muletazo de cada serie (como vienen a decir las tauromaquias más clásicas). Ya en el segundo muletazo, SI SE QUIERE QUE HAYA TOREO LIGADO, no se puede ni “echar la patalante” ni quedarse cruzado con el animal, lo cual parecen no entender en Madrid.
    Ahora bien, si entendemos que cargar la suerte es torear con más pureza en el sentido de pasarse a los toros lo más cerca posible, no considero yo que Manzanares no lo haga así. Por lo menos este año creo que está toreando bastante cerca del toro y así me lo pareció las dos tardes que lo he visto tanto en Sevilla como en Jerez.
    Con respecto a Morante, lo veo como acomplejado cuando torea con el Mansana. Es verdad que en Jerez sacó “castita”, pero me pareció un poco de cara a la galería y en mi opinión no se puso en el sitio ni una vez. Lo que pasa es que sus formas tapan las carencias del fondo.
    Un abrazo para todos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: