8ª de San Isidro en Madrid. Talavante, primera puerta grande

El extremeño acaparó todo el protagonismo triunfando por partida doble ante el mejor toro de la corrida de El Ventorrillo y a poco de cortar la oreja del sexto. Una de arena sin sitio El Cid con un toro encastado y otra pequeñita de cal con otro masacrado en varas. Y sin suerte alguna Perera aunque atacó demasiado a su primer toro.  

Madrid. Plaza de Las Ventas. Martes 17 de mayo de 2011. Octava de feria. Tarde nublada y amenazante con viento y lleno. Seis toros de El Ventorrillo, de hermosa y variopinta presentación. En su mayoría nobles en distintos grados de casta y de fuerza, destacando el tercero por su clase, siendo ovacionado en el arrastre. Muy encantado, franco y repetidor el primero. El también noble segundo pasó de calamochear a pararse enseguida por mal administrado. Aunque manseó en varas, el tercero tuvo un extraordinario pitón izquierdo. Bravo y muy dulce aunque pronto venido a muy menos tras ser masacrado en varas el cuarto. Manso y noble aunque rápidamente parado el quinto al que pegaron demasiado en varas. Y noble aunque discontinuo en su embestir el sexto. El Cid (marino y oro): Pinchazo, estocada y nueve descabellos, pitos. Pinchazo, estocada desprendida y descabello, silencio.Miguel Ángel Perrera (grana y oro): Pinchazo y otro hondo    aviso y silencio. Estocada desprendida, silencio. Alejandro Talavante (malva y oro): Gran estocada, dos orejas. Corta tendida y dos descabellos, aviso y ovación. Bien a caballo, Ignacio Rodríguez. Y en palos Joselito Gutiérrez.

Cuando cada tarde de San Isidro tomamos el metro para llegar a las Ventas, siento temor y morbo a la vez en forma de inseguridad. Estamos en Madrid y ya con la figuras en comprometida acción. ¿Cómo se comportará el público? ¿Intentarán reventar algunas faenas aunque sean buenas? ¿Perdonarán las malas? ¿Qué va a pasar?

Pasó que, aunque tuvimos que frotarnos los ojos, el público estuvo muy pacífico y que El Cid, con el repetidor de alto y encastado embestir primer toro, no fue capaz de asentarse en casi ninguno de los pases que pegó sobre ambas manos. El toro se fue arriba en palos y el torero abajo. No porque no quisiera, sino porque sus células tiraron hacia atrás de sus pies y la imagen que dio fue realmente patética. Y ello, sin murga. Solo muchos pitos al final a la espera de lo que el torero hiciera con el cuarto.

El Cid quiso desquitarse y se animó con el capote, pero el toro quiso más caballo y menos toreo. Sin embargo, como el animal tenía clase, la faena tuvo esta vez temple y calidad, solo que el animal, por demasiado castigado en varas, careció del necesario brío y terminó casi parado. Desgraciadamente, el de Salteras no pudo salvar su primera tarde.

Pasó que Perera, con el bravucón y también noble aunque algo calamocheador y muy a menos segundo, se exhibió templado y muy quieto aunque atacando demasisdo, molestado por el viento y por un achuchón al tiempo que el animal fue perdiendo brío por lo que, al natural, tuvo que torear de uno en uno. Y con el toro ya totalmente parado, inadecuado el arrimón.

Manso en varas y muy remiso sin ninguna clase el quinto, Perera poco tuvo que resolver y menos que lucir aunque lo intentó alargando innecesariamente el trasteo. El de la Puebla del Prior tuvo el peor lote de la tarde.    

Y para regocijo general pasó que Alejandro Talavante, que ya había quitado por gaoneras en el primer toro, volvió a quitar por chicuelinas en el suyo tercero, muy suelto de salida pero bravo en el caballo y francamente noble en la muleta, cuajando una faena marca de la casa en la que templó y ligó con esa fragil sutilidad angelical que le caracteriza en sus personalísimas mejores tardes, sobre todo al natural que bordó en calidad y cantidad, a lo que añadió un variado jerebeque final enardeciendo los tendidos. pese a no conseuirlo completamente templado. Y más por cómo mató de gran estocada. La de la tarde y quizá la mejor de su vida. Y casi todo el mundo – ayer santo – de acuerdo aunque no faltaron quienes dijeron que la faena había sido de una oreja y no de dos por no completamente redonda.

Otra vez con suerte y en vena, Talavante se lució en un precioso quite por delantales rematado con un original cambio de mano en dos preciosas largas y, como el sexto toro fue tan noble o más que su anterior aunque bastante menos fuerte, logró otra faena en la que, inspirado e improvisador aunque forzosamente entrecortado, volvió a meter al público en la canasta hasta que falló a espadas. Encantado y más que satisfecho, salió a hombros por la más cara de todas las puertas grandes del mundo.       

EL QUITE DE DOMINGO

Una zurda de oro

La corrida del Ventorrillo tuvo dos partes: una primera compuesta por tres toros excelentes. Y una segunda integrada por otros tres descastados y de poco juego. Ayer, pues, la suerte fue muy equitativa con la terna… Pero solo Talavante triunfó. Perera pasaba desapercibido, y lo del Cid fue un gran fracaso. Para mi gusto el primer toro de la tarde fue mejor que el tercero. Aunque no peleó con brillantez en el caballo, a la muleta llegó superior. Pronto, alegre, con clase. Todo lo tenía. Las dos veces que el Cid se “equivocó” y lo llevó hasta el final, el toro mostró una calidad excepcional. Otro gran toro que en esta feria se va sin torear.

No es que el Cid estuviera por debajo, es que pegó un gran petardo. La cosa quedó en una gran pitada, pero si se hubiera tratado de un torero de los odiados en Madrid, lo despellejan vivo. El Cid fue incapaz de quedarse quieto una sola vez. Asustado, a la deriva, muerto en vida. Debería pensar en no arrastrar el nombre que ha tenido y ¿retirarse tal vez? 

Ya son unos cuantos toros de bandera con los que ha hecho el ridículo. Y como estamos cantando  las cuarenta, hay que recordar que El Cid nunca estuvo muy sobrado de valor, siempre tuvo que hacer un gran esfuerzo para triunfar. Y cuando no hay valor natural, llega un momento en que el cuerpo se niega a seguir haciendo esfuerzos.

Por otro lado, aquellos victorinos ponían la mitad del triunfo. Embestían con tal ímpetu, que daba igual que los muletazos fuesen rápidos con tal de que fuesen ligados. Pero el toro de Parladé embiste más despacio y, por ello, El Cid nunca se acopló . Con el toro suave podrá taparse, pero con el torepetidor El Cid ya no puede. Lo de El Cid ha tenido muchísimo mérito, pero parece que ya no puede más. El cuarto, que se salía suelto y con la cara arriba, no se comía a nadie. El Cid estuvo más quieto, más tranquilo, pero ya nadie olvidaba el petardo del primero.

El problema de Miguel Ángel Perera es que no sabe medir ni adinistrar la fuerza de los toros. Su primero era muy bueno, pero estaba algo justito de fuerza. En dos series con la derecha lo reventó. Y cuando se echó la muleta a la mano izquierda el toro ya estaba parado. Además tardó mucho en hacerlo. El quinto tenía poca raza y era soso. Y otra vez Perera se empeñó en un toreo de mano baja, absolutamente inadecuado para ese toro.

Aquí se plantea uno de los grandes debates del toreo: ¿Hay que imponetoro la faena que quiere el torero, o hay que adaptarla a las condiciones del toro? Yo me decanto por la segunda opción. Al torero que se adapta al toro le valen más toros para triunfar. Y, desde luego, con los toros escasos fuerza y raza, hay que atacar de mitad de la faena en adelante, nunca antes, porque la faena se frustra. Para crear, primero hay que construir.

Talavante tiene una zurda de oro. De las mejores, por no decir la mejor que hay ahora mismo en el toreo. Todo el mundo recuerda aquél natural interminable al toro de Cuvillo hace cuatro ferias de Sevilla. Y ahora ya ha descubierto su propia personalidad, ya no se parece a otros.

Me hubiera gustado ver al tercero de la tarde en el caballo, pero dos marronazos del picador impidieron ver la bravura de este animal en el primer tercio. Para la muleta fue excelente, embestía alegre y humillado. Un toro muy claro. Tan claro que era difícil estar a su altura. Y Talavante lo estuvo. Es más, como a veces rozó lo genial, el público hasta se olvidó de la calidad del toro. Por poner un pero,  la faena fue algo desigual. Pero tuvo como virtud la variedad que ahora derrocha Alejandro y, sobre todo, un gran toreo con la mano izquierda. Hubo naturales larguísimos y entregadísimos. Alejandro sacaba la muleta por debajo de la pala del pitón, dejándola muerta en el suelo, y con una ligazón perfecta. Va a ser muy difícil ver torear al natural así en lo que queda de feria. La segunda y tercera serie con la zurda fueron extraordinarias. El final, con muletazos de todas las marcas, terminó de enardecer al público. Y ¡milagro!: por una vez mató bien. Y al encuentro además. Dos orejas clamorosas.

El sexto, enorme y muy gordo, era de buena condición, pero tenía poca raza. Embestía bien dos veces, y a la tercera se paraba. Talavante lo toreó bien en un quite con un recorte precioso. El inicio de faena por trincherillas fue bueno. Los muletazos que dio también fueron buenos, lo malo es que en el tercero de cada serie el toro se paraba y se rajaba. No importó. La obra ya estaba hecha en el otro toro. Y ¡cuidado!, que ha puesto cara la feria. A partir de ahora quien quiera cortar dos orejas, tendrá que entregarse al máximo y cuajar al toro con la mano izquierda. Como hizo ayer Talavante.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

21 Resultados

  1. jose maría gómez dice:

    Magnífico, por bravo, encastado y con un punto de fiereza el 1º toro con una gran movilidad, tanta como la que tuvo El Cid en sus pies, ¿Qué le pasa a este hombre? Me hago cruces al comparar a este torero al que ví en Bilbao en 2007 con seis Victorinos triunfar apabullantemente. Gran izquierda de Talavante con un gran toro, aunque se me antoja excesiva la petición de vuelta al ruedo, el toro apenas fue picado. Perera lineal, pegapases y anodino.
    Saludos

  2. IMS2 dice:

    D. Jose Antonio: Para El Cid no hubo pitos, hubo BRONCA. Bronca por su tremendo petardazo. Es dificil estar peor.

  3. marc lavie dice:

    Se equivoca mucha gente, en la tele, en las tertulias y hasta en esta crónica tan acertada de Domingo sobre el famoso natural interminable de Talavante en 2007 en Sevilla.
    No fue a un toro de Cuvillo, sino a un toro de Torrealta. Con los Cuvillo, salió por la Puerta del princípe, pero pegó el famoso natural dos dias antes al toro “Solea” de Torrealta, al que no mató, en la corrida de sábado de pre-feria sevillana en la que siempre ocurre algo.

  4. Carnicerito de Rekakoetxe dice:

    …Y AL TERCER DÍA RESUCITÓ: Reconozco que uno estaba ya desesperado con Talavante. Tras lo apuntado en México y Vistalegre había vuelto a sumirse en esa frágil y extraña melancolía que le caracteriza, como iluminado por una luz borrosa. Y en mi crónica del domingo lo di por enterrado. Pues bien, a los tres días abrió la puerta grande de Madrid con la faena más redonda de su vida. Vayamos por partes. La corrida de el Ventorrillo fue simplona, en comportamiento y presentación, y tuvo dos partes. En la primera los toros se movieron en la muleta y en la segunda se pararon. El cuarto peleó con clase en varas, dejándose pegar con la cara abajo. Pero embestía a 2 por hora y desentendido de la muleta.El quinto, con el que arriesgó mucho por parado Juan Sierra, llegó rajado a la muleta de Perera y no hubo caso. Preciosa su estampa atigrada, parecía el toro del cartel de las Corridas Generales del año pasado. El sexto fue un zambombo de 620 kilos que se negó a embestir salvo de manera pesadota al principio de faena. La primera parte fue completamente distinta. El primero fue de menos a más. Hizo una discreta pelea en varas, pero comenzó a galopar en banderillas y llegó a la muleta de el Cid encastadísimo, pidiendo guerra con fiereza. Un toro de los que habría hecho dudar al ganadero en el campo si sacar otra vez el caballo y echárselo a las vacas. Ni que decir tiene que el torero de Salteras ya no está para estos trotes, y se comportó como un aficionado asustado por la embestida de la becerra, sin atreverse a quedarse quieto, bajar la mano y pasárselo cerca, para en definitiva dominarlo. El segundo fue excelentemente picado por Ignacio Rodríguez y banderilleado por Joselito Gutiérrez. Pero fue mentiroso, bravucón. Se movía con alegría, pero metiéndose siempre por dentro y quedándose corto, hasta que en la tercera serie estuvo a punto de echar mano a Perera. A partir de ahí se paró el burel y el lucimiento fue imposible. Y salió el tercero, un brazo de mar, sardo, precioso. No peleó en el caballo y se fue a tablas en banderillas, pero cuando Talavante cogió la muleta comenzó a sacar toda la clase que llevaba dentro. Primero dos series mandonas y suaves por el pitón derecho, y tras una colada por el izquierdo que no importó al extremeño, tres series de naturales largos, macizos, profundos. Cambios de mano, espaldinas, trufaron la faena, que terminó con manoletinas ajustadas y un estoconazo al encuentro. Dos orejas, la gloria y una injustificada petición de vuelta al ruedo para el toro. Como dice mi soneto: “José Tomás soñando a Manolete,/ Belmonte con aromas de Frascuelo,/ los pies atornillados en el cielo,/ corsario de la zurda de Antoñete.// Galán conquistador cuando somete/ al enlutado juez de su desvelo./ Aparezcan los dioses su pañuelo/ por quien cumple por diez lo que promete.// Monumento de gracia y donosura,/ belleza revelada en un instante,/ tesoro principal de Extremadura.// Espejo de las lunas de Morante,/ lucero vengador de la cordura/ que llaman Alejandro Talavante.”

  5. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    No sé qué edad tiene usted. Por lo que dice, es posible que nunca tuvo ocasión de vivir alguna de las grandes broncas que se producían en Madrid hasta la aparición del 7 y adláteres. Lo de ayer, si a caso, fue una bronquita comparada con las de entonces. Por eso yo he puesto pitos aunque debería haber dicho fuertes pitos. La bronca es otra cosa, es un uular tremendo con gritos e insultos incluidos. Entones no se interrumpia la lidia con murgas contínuas, se esperaba al final para chillar al torero. Ayer, además, tampoco se produjo esto. Perdone por la precisión. Y gracias por su comentario.

  6. Bruno dice:

    No hay toros destartalados,grandes,hondos,chicos,justos de cara,cornalones,aficionados,aplaudidores,broncos. Nunca una mano izquierda y una muleta puso a tantos de acuerdo. El natural fue a un toro de Torrealta que yo lo vi y apretado , ese dia se paro el reloj de la Maestranza.Vuelve Don Enrique Vuelve.

  7. IMS2 dice:

    Ya estoy mas de acuerdo con Vd. Le admito lo de fuertes pitos (en el buen sentido y no en el sentido de la frase “admitimos ….. como animal de compañía”)
    Son del orden de más de 45 años viendo toros y ya he visto de todo: fuertes broncas, broncas,….., 2 vueltas, vuelta, saludos desde los medios,saludos desde el tercio,…
    Hoy en día la variedad de premios ha menguado bastante y la educación y el respeto en las plazas, al igual que en todas partes, también.
    El comentario, se lo dejo claro, en absoluto era con ninguna mala intención y sin ningún ánimo de soliviantarle que, creo, es lo que he conseguido.
    Gracias por su blog y por darnos la oportunidad de participar.

  8. desacuerdo dice:

    En desacuerdo con el señor Delgado sobre que, a partir de los naturales de Talavante, quien pretenda salir por la Puerta Grande tendrá que utilizar la zurda como el de Badajoz. ¿Y si un toro solo embiste bien por el lado derecho, don Domingo?. Se le ve a usted el plumero pensando en su odiado Manzanares.

  9. carlos dice:

    La unica mácula de talavante ayer, por decir algo que ya es decir,pues la faena fue clamorosa, fue el empeñarse en citar de lejos en las manoletinas cuando ya el toro le habia avistado en la primera tanda de naturales que de lejos y sin tapar se te venia al cuerpo. Se podia haber ahorrado el susto y el consiguiente desarme. No tengo duda que ese toro tambien lo habrian cuajado a su manera las primeras figuras del escalafon excepto el cid que se deberia pensar muy seriamente el tomarse un descanso. Va batir el record de toros desaprovechados.

  10. josem dice:

    las ventas, junio de 1987, toros de marqués de albayda, Antoñete, Romero y Paula, bronca en los seis, el ruedo lleno de almohadillas, Romero agradido por un espectador y salida de los diestros protegidos por los escudos de la policía. Ejemplo de lo que es una bronca y no lo ayer al Cid

    Talavante maravilloso, a ese nivel pone muy cara la feria y la temporada

    Domingo ¿el cid nunca ha entendido al toro de Parladé? te pierde a veces hacer aseveraciones tan rotundas del tipo fulanito perdió el sitio con tal toro o menganito no entiende ese tipo de toros, etc. Recuerdo al Cid grandes faenas en Madrid a un toro del Pilar y otro de Alcurrucén y en Sevilla a otro de Parladé

  11. Rafael Isidro dice:

    Lo de Manuel Jesús me parece indecente, tres años lleva fuera de esto y aún disfruta del privilegio de estar en todas las ferias y en los mejores carteles. Talavante es un caso similar, ha vivido de la inercia de tres triunfos excesivamente voceados, reconozco el hechizo de su mano izquierda pero es tan esporádico que cuando pega tres seguidos buenos, como fue el caso de ayer, la gente parece estar asistiendo a un milagro. No creo que se pueda ser figura sin una apabullante regularidad, algo para lo que Talavante creo que no está dotado. Perera, adormecidos los ecos de su rutilante temporada triunfal, queda como un poderoso escudero de estética limitada y gran tesón que jamás podrá competir en hondura con los grandes caballeros del toreo actual, o sea Manzanares, Juli y la incógnita de José Tomás.

  12. Carnicerito de Rekakoetxe dice:

    Vamos a ver: El sábado se lidiaron toros de torrealta para Castella, Perera y Talavante, en tarde lluviosa, y Talavante en el sexto unió un trincherazo a un descomunal natural que nos puso a todos en pie en el tendido. Pero pinchó. Ya el lunes, viéndolo yo por la tele, se lidiaron toros de Cuvillo para Jesulín (que se despedía) Morante y Talavante. Morante cortó 2 orejas tras irse a portagayola y en el sexto Talavante acabó de incendiar la Maestranza con un natural eterno, llamado ya en Sevilla el “sobrenatural” tras cambiarse la muleta por la espalda tras un derechazo. Ese día sí mató y salió por la Puerta del Príncipe, y por ello a este segundo se lo recuerda más.

  13. ana dice:

    Talavente simplemente es un genio del mundo del toreo, triunfa, y seguirá trinunfando!! ánimo!! http://www.facebook.com/cazaworld

  14. Jose A. Ramírez dice:

    Muy bien explicado Carnicerito. Fin de la cuestión.

  15. marc lavie dice:

    En el video del señor Ramirez, fue con el toro de Cuvillo y el traje lila. Repitió su hazaña dos días después pero mantengo que el famoso natural que puso la plaza de Sevilla de pie fue el sabado 21 de abril con el toro “Solea” de Torrealta con un traje tabaco y oro. Lo tengo apuntado en mis notas. La repetitición de ese natural también tuvó un tremendo impacto, pero como siempre es la primera vez que se ve que sorprendre más.
    Las crónicas tituladas “el natural sobrenatural” se publicacon con fecha del domingo 22.
    Lo siento señor Ramírez, pero no me he equivocado en este tema. Lo que no tengo es un video de prueba, no sé si la faena al toro de Torrealta se puede encontrar en Internet.

  16. Marcos Vega dice:

    Domingo, ¿tiene usted algo contra el Cid? Estuvo mal,cierto, se le han escapado algunos buenos toros, cierto. ¿Sólo al Cid se le escapan toros de triunfo? ¿De verdad creee usted que se puede decir “aquellos victorinos ponían la mitad del triunfo. Embestían con tal ímpetu, que daba igual que los muletazos fuesen rápidos con tal de que fuesen ligados” reifiriéndose a los triunfos del Cid con esta divisa. ¿Los victorinos sólo le embestían al Cid? ¿Esas figuras que nada quieren saber de los Victorinos no tienen ganas de triunfar con esos toros que según usted regalan las orejas? ¿Usted vio la tarde de Bilbao? ¿Recuerda usted los vicgtorinos de aquella tarde como esos que regalaban la mitad del triunfo? Creo que hay que tener más respeto a la hora de escribir: por el torero de quien se escribe y por el lector. Creo que el respeto no está reñido con contar lo que sucede cada día, con lo que usted ve cada día. Conste que leo sus crónicas habitualmente y respeto sus criterios taurinos.
    Otra cosa, el “sobrenatural” de Talavante, fue con el Torrealta, con ese sólo natural puso la Maestranza en pie, con los Cuvillo abrió la Puerta del príncipe a hizo un remedo de ese natural, pero el fetén fue el que le dio al Torrealta. Luego, algunos lo han reliado todo, han mezclado un día con otro.
    Saludos.

  17. Cuentacuentos dice:

    Nunca he visto vibrar, fugir, estremecerse una plaza de toros como el día del famoso natural de Talavante al TORO DE TORREALTA la primera tarde de aquella feria de 2007 en la que salió por la Puerta del Príncipe en su segunda tarde con toros de Cuvillo. Pero en esa tarde repitió aquel natural por dos veces pero no creo que fuera como el de la primera tarde que yo vi en la plaza. No he oido un bramido igual en mi vida en una plaza de toros, aquello duró media hora y se recordará toda la vida. Fíjense lo que está dando que hablar un solo natural…
    Creo que el Tala ayer estuvo importante, muy importante, aunque con matices, le hizo al toro cosas absolutamente geniales y con la izquierda lo bordó!!
    El Cid da pena…

  18. josem dice:

    el Cid estuvo mal ayer, incluso es verdad que no es el de antes. Pero me molesta que cuando un torero esté en mal momento se ponga en duda las cualidades mostradas en las buenas épocas y se infravaloren su triunfos, que en el caso del Cid han sido grandiosos e igualados por pocas figuras. Es el caso de Domingo, ahora resulta que el Cid no entendía el toro de Parladé y era un torero corto de valor, con todo respeto te digo que lo primero tenías que haberlo dicho después de su gran faena al toro del Pilar en Madrid y lo del valor después de su encerrona en Bilbao, ahora es muy fácil hacer leña del árbol caido incluso recomendarle que se retire. No debes ensañarte, de toda la vida cuando un torero pegaba un petardo el crítico de turno lo reflejaba en pocas líneas, pero en tu caso le dedicas mas espacio al Cid incluso que a Talavante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: