17ª de San Isidro en Madrid. De serie “B”

Ayer el público de serie “A”, es decir, el titular del abono, cedió su localidad al público de serie “B”, es decir, al público de entrada regalada. Muchos titulares del abono solo volverán a pisar el tendido el día de la Beneficencia. El resto de las localidades las regalarán al portero, que es muy pesado y lleva todo San Isidro dando el coñazo de las entradas; o al compi de la oficina, o a la prima sorda de Peralejo de las Truchas…

Desde luego, el titular del abono hizo ayer muy bien, porque la corrida fue soporífera. Lo malo es que mañana el portero dirá: “Don Federico, hay que ver qué corridas más malas me regala usted. A ver si se estira y me regala las de El Juli y Morante…” Y es que de desagradecidos y caraduras está el mundo lleno.

También Morenito de Aranda es de serie “B”. A pesar de sus buenas maneras, es muy probable que vegete en la segunda fila hasta que se retire. Su primer toro de ayer, segundo de la tarde, además de chico y agradable,  era un toro de los que catapultan a la primera fila a un torero con arrestos y ambición. Fue muy manso en el caballo, pero en la muleta fue extraordinario, sobre todo por el pitón izquierdo, con esa largura y profundidad que solo tienen los Núñez. Su embestida pujante llegaba mucho al público.

Morenito empezó a muletear rapidillo y desconfiado, hasta que se dio cuenta de la extraordinaria calidad del toro. Entonces dio dos series con la zurda, profundas y mandonas. Dos series de toreo largo y por abajo. Dos series ligadas de toreo del bueno. Pero ¡oh decepción!: en vez de insistir, se fue a por la espada. El toro tenía todavía treinta o cuarenta muletazos, pero Morenito cogió el estoque. Se le había terminado la gasolina y no parecía estar dispuesto a sufrir más. De valor, corto, cortito.

Con otras dos series con la mano izquierda, hubiera cortado las dos orejas y hubiera cambiado su vida. Pero no se atrevió, sintió vértigo. No es el primero ni será el último. Una buena estocada, dos golpes de verduguillo y saludos desde el tercio. Se va a acordar de esta tarde y de este toro. Con su otro toro, que se quedaba corto y era muy mirón, se dedicó a jugar a la esgrima.

Y es que el resto de la corrida del Cortijillo, además de muy chica y muy mansa en el primer tercio, dio muy poco juego. El primero de Urdiales estaba podrido, así que nada que hacer. El segundo fue muy protestado por flojo, pero después no se cayó. Era tan noble como soso y Urdiales lo atacó mucho. Es curioso, hay muchos toreros que avasallan al toro noble y sin fuerza, pero no son capaces de atacar al toro con raza y poderío. Con ese se arrugan…

Miguel Tendero tuvo un primer toro con buena condición, pero se defendió mucho por la poca fuerza. El otro embistió con la cara alta y se paró muy pronto. Con su primero no, pero con este último estuvo bastante limpio y templado. No tuvo importancia, la gente ya estaba aburrida y loca por largarse.

Por cierto,  los voceros de la empresa ya andan diciendo que este San Isidro 2011 ha sido inolvidable. Está clara la jugada: lo que buscan es la continuidad de los Choperitas. Pues no señor. Si quitamos los dos faenones de Talavante y algún retazo de Manzanares, la feria no ha valido un duro. Y quitando las orejas cortadas por los citados señores, las otras se han debido al ambiente triunfalista que campea ahora en la plaza.

Y es que el Siete ha perdido el control sobre la plaza. Este interesante asunto habría que estudiarlo despacio, pero lo cierto es que el Siete ya no logra imponer su criterio. Cosa que no me alivia: yo no quiero los juicios inquisitoriales de los años pasados, pero tampoco el triunfalismo pueblerino que premia faenas de estropajo y huevo hilado. Me decanto por la severidad dentro del respeto y la educación, pero los de mi bando  somos aun minoritarios.

Decía que los Choperita quieren quedarse a toda costa, y su principal argumento ve a ser la “maravillosa” feria de 2011. No entremos al trapo. El gran pecado de los Choperita ha sido haber desmantelado la temporada madrileña, dejándola reducida a la mínima expresión. Por ello no deben repetir. La plaza para quien esté dispuesto a trabajar durante ocho meses, y no para unos holgazanes que hacen caja un mes y vegetan otros siete.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Antonio dice:

    Se que no van a publicar esto, por que la libertad de expresion cuando contradices a un periodista que escribe en este medio no te lo publican.
    Primero dejeme decirle señor Domingo que usted de toros lo que han contado, aparte que el vio ayer la corrida y lea su cronica se da cuenta de que usted el problema lo tiene con Morenito y no es capaz de escribir lo que o es que no sabe de toros.
    Las dos tandas que dice usted que catapultan a un torero ese toro no las tubo primero por que en el final de faena de Morenito hacia las tablas el toro ya le costo mucho embestir y segundo por que cuando se tiro a matar sono el 1º aviso y si le da 2 tandas mas se lo echan vivo al corral.
    Es una pena que gente como usted le den carta blanca para poder escribir en un medio de comunicacion, sin tener ni la mas minima idea de lo que escribe.
    Y permitame decirle que usted es periodista de clase Z que es la ultima letra.
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: