¿Quién manda en el mapa del toreo?

Calma chicha. Culminado San Isidro y El Aniversario, el toreo entra en un curioso intervalo de reflexión en espera de que San Juan y San Pedro adentren a la temporada en su curso medio. Será el momento de disfrutar de los botines cosechados en las primeras contiendas, de pedalear desahogadamente por el llano después de coronar cumbres como Valencia, Sevilla y Madrid. Ya les comentábamos días atrás que el mapa del toreo había variado sus frentes. José María Manzanares ya es el dueño y señor de un panorama en el que también se asoma, con permiso del mariscal Juli, un Talavante recrecido que ha decidido quedarse fuera de Pamplona -su presencia se había apalabrado antes de triunfar en Madrid- por problemas de cotización.

Poderes contrapuestos 

La verdad es que la gloriosa eclosión de Manzanares ha chocado de frente con los cuidados planes que diseñaban milimétricamente la reaparición de José Tomás, en los que no se contaba con este nuevo poder emergente que ya ha ganado las primeras batallas. Ya les hemos hablado largo y tendido del cuvillogate: el alicantino se ha llevado el gato al agua y despachará la flor de la camada de El Grullo, incluyendo el encierro reseñado para Bilbao, el gran puerto de verano en el que prácticamente se dirime el podio definitivo de la campaña. El Manzana podría alternar en la capital vasca con Morante y El Juli materializando el deseo de los ganaderos gaditanos: toreros de máximo nivel para una ganadería en la cima de su trayectoria que ha sido despedida con honores por el genio de Galapagar. Y hablando del Divino: será la máxima atracción de la feria de Colombinas, un abono en el que parece segura la ausencia de Manzanares, que sí actuará en Valencia el 22 de julio con Ponce y El Juli, un día antes de la reaparición de Tomás, único aliciente de un extraño cartel que completan el veteranísimo e hipervalorado diestro extremeño Juan Mora y el mexicano Arturo Saldívar. Juzguen ustedes mismos. El caso es que no parece muy probable que ambos gallos vayan a coincidir en el mismo corral. Como ya saben, el mano a mano previsto el 6 de agosto en El Puerto enfrentará a Morante y Manzanares con los cuvillos en el centro de un abono real que ha cambiado de rey. En esa tesitura, la presencia de Tomás en el ciclo veraniego portuense se antoja a estas alturas un imposible. Polarización. Visto lo visto y oído lo oído, el poder se reparte ¿a parte iguales? entre Manzanares y Tomás, aunque éste ha elegido un circuito de calentamiento cuidado en fechas y escenarios y reducido en unos números que no cuentan para las estadísticas de la gran temporada. Esperamos con verdadero interés que el madrileño sea capaz de reeditar la mejor versión de su toreo pero el argumento vivo de la campaña y el futuro inmediato de la fiesta camina por otros senderos más complejos. Dicen que el G-10, el lobby que colegia a las principales figuras quiere inclinar algunas balanzas. Estamos expectantes…

 

 

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: