Resumen de las dos ferias principales de provincias en Perú

Destacaron el sevillano Luis Vilches que fue  declarado triunfador en Chota y sobre todo – marcando gran  diferencia-  el madrileño David Mora, máximo triunfador en Cutervo , que repitió triunfal actuación en esta feria  y la cerró  indultando un toro.

Resulta  un  estupendo programa para muchos aficionados del Perú, el asistir con motivo de las festividades en homenaje a San Juan Bautista, a las tradicionales ferias taurinas de las ciudades de Chota y Cutervo, que son  capitales provincianas vecinas (100 kms de distancia entre ellas) en el departamento de Cajamarca, en la sierra norte del país  

Estas dos ciudades desde hace  varias décadas organizan con esmero sus  tradicionales  ferias taurinas dentro del  marco de sus fiestas patronales. En Chota son tres corridas de abono los días 25, 26 y 27 de junio, y en Cutervo son 7 festejos taurinos, los cuatro primeros  de menor entidad desde el 24 hasta el 27 de junio, y los tres últimos si son corridas  de toros los días 28, 29 y 30 de junio.  Resulta pues para los visitantes una oportunidad única en el año de poder  asistir a seis corridas de toros en seis días seguidos, aprovechando además  la  belleza natural y el  delicioso clima serrano, a lo que se suma la  cordialidad y entusiasmo de  la población  feriante que  goza intensamente de sus festividades.

Iniciaré la crónica comentándoles lo que sucedió en las tres corridas de la feria de Chota. Se programaron  a los matadores españoles Luís Vilches, Eduardo Gallo, Jairo Miguel y Oliva Soto a dos tardes cada uno junto con el diestro peruano Fernando Roca Rey que solo participaba en la segunda del abono. En cada tarde se lidiaron tres toros de las ganaderías colombianas Achury Viejo y Hermanos Garzón, siendo terciados la mayoría. Destacaron los de Garzón que estuvieron mejor presentados y en términos generales fueron nobles y dieron buen juego, colaborando al éxito de los matadores,  mientras que los de Achury Viejo disparejos en presentación, y algunos inclusive esmirriados,  dieron juego muy variado siendo la mayoría complicados.

El toreo de Luís Vilches tiene seriedad y sabor dentro  de su estilo sevillano que comunica con el público. Estuvo siempre muy  compuesto y por encima de sus oponentes, especialmente en las dos faenas en las que cortó dos orejas. Pudo haber cortado algún otro apéndice de sus primeros toros con los que abrió el cartel  de cada tarde, pero el público demoraba en  calentar.

A Eduardo Gallo, triunfador de la Feria de Chota en el 2009, se le vio encajado y con gusto en sus dos actuaciones. Conectó rápidamente con el público que aplaudió sus dos clásicas faenas en la primera tarde. Lamentablemente para él en su segunda actuación sorteo el peor lote y al tercero que mató por Fernando Roca Rey lo pincho perdiendo los trofeos. Jairo Miguel se dedica en exceso al  toreo  populista de cara al público sin concentrarse en la lidia de sus toros. Se le vio muy pueblerino . Por su parte Alfonso Oliva Soto pasó desapercibido por Chota y el primer día desaprovechó al único buen toro que para la labor muleteril envió Achury Viejo, al que toreo muy hacia afuera para luego demorar la suerte suprema intentando un indulto improcedente. Estuvo siempre fatal con los aceros. Fernando Roca Rey solo pudo lidiar un toro en la  segunda tarde. El de Achury Viejo, pasado en edad,  parecía sosote pero tenía peligro sordo. Lo cogió muy feamente al final de su esforzada faena fracturándole varios huesos del pié derecho. Se quedó en la Plaza hasta ver caer a su enemigo, del que cortó una oreja.

En esta Feria de Chota fue declarado merecidamente triunfador el sevillano Luis Vilches. Quien  salio en hombros en sus dos actuaciones. Critica aparte para el Juez de Plaza señor Estuardo Villanueva, quien demostró  poco conocimiento y falta de personalidad, pues cuando algún sector de la plaza se lo pidió, dispuso extemporáneamente la devolución a los corrales de toros que ya habías sido picados y banderilleados,  e incluso empezada su  faena de muleta.

Enrumbamos luego a la cercana capital de Cutervo para espectar las tres últimas corridas de su abono que son a la postre las más importantes del ciclo. Del 28 al 30 se lidiaron 18 toros de un solo hierro colombiano, la ganadería Monterrey,  cuyo ganado pasta en Medellín,  los que en su gran mayoría demostraron falta de bravura y clase, desarrollando algunos mucho peligro coincidiendo casi siempre con sus feas hechuras. Tres o cuatro de ellos que si estaban en el tipo de su encaste, al inició se comportaron con mansedumbre, salieron escupidos de los caballos,   y arrollaron  en banderillas, pero luego con la muleta sirvieron y repitieron incluso algunos con buena clase yendo a más. Destacó sobre todos el  que cerró la  Feria lidiado por David Mora, que fue el único que empujó a los montados, se lució en banderillas y duró repitiendo a la muleta. En  general fue decepcionante  el  muy bajo promedio de las reses de este hierro colombiano del que se esperaba mucho más. El Juez de Plaza Daniel Palomino tuvo un mediocre desempeño, siendo especialmente condescendiente con algunos matadores a los que otorgó orejas incluso con estocadas caídas o atravesadas que hacían guardia.

David Mora,  torero de Madrid,  estuvo sensacional  en sus dos actuaciones. Lamentablemente en la primera no pudo cortar orejas por pinchar  en ambos toros, pero dejo  una impronta de torero sólido, fino, elegante y valiente. Los comentarios por la noche en las peñas eran sobre como les había impresionado su torero parecido al del maestro Ponce, especialmente con el segundo de esa primera tarde, que repetía con la cara a media altura. En la ultima de feria triunfó luciéndose  en todos los tercios. Con su primero realizó una labor completa con capote y muleta, variado y poderoso con una res que duró muy poco antes de ponerse a gazapear y desarrollar sentido midiendo  con la cara alta. A este le cortó una merecida oreja. Con el último inició su saludo capotero con siete verónicas ganándole terreno hacia los medios y rematando con una media al ralentí ceñida a la cintura de cartel de toros. El quite fue por chicuelitas ceñidas y luego con la muleta siempre lo llevó en series largas de seis y más muletazos ligados sin perder pasos y con la mano baja,  muy templados y profundos, embarcando a la res desde muy adelante para llevarlo  hasta detrás de la cadera. Las series rematadas con pases por bajo o con pases de pecho lentos eran contemplados por los aficionados incrédulos y entusiasmados ya que  esta vez podían ver una faena que hubiera sido de claro triunfo en cualquier plaza de primera. Ya después de  la cuarta tanda ligada por bajo los aficionados empezaron a lucir pañuelos para pedir el indulto que a la postre fue concedido. Las actuaciones de Mora  ha marcado una gran diferencia en el gusto de los aficionados cutervinos, los que las han sabido apreciar con sus inusuales silencios expectantes y  con sus olés unánimes , comparando su labor con las de las grandes figuras de la actualidad, a quienes ya  pueden desde sus hogares apreciar en la televisión por cable, ya que en Cutervo al igual que en Lima sintonizan diariamente y por 24 horas la señal del Canal Plus Toros de España.  David Mora es un torero de una proyección importante,  con un toreo elegante de sabor antiguo, empaque, con ideas claras, mucho valor y seguridad, por lo que ahora nos podemos explicar como es que con fundamento se está abriendo paso a un cada vez mas importante lugar en el escalafón mundial. Unánimemente el jurado le declaró por segundo año consecutivo triunfador absoluto de la Feria de Cutervo, adonde ya es sin duda un ídolo popular.

Se presentó Pedro Gutiérrez “El Capea” después de sus triunfos en México. Conectó con el público pero su toreo bullidor fue siempre fuera de cacho y echando al toro para afuera. Cortó dos orejas a un toro la tarde del 29 y otra al día siguiente por petición del público y por la benevolencia del Juez, pero no terminó de rematar ninguna actuación.

El crédito nacional Juan Carlos Cubas pecho con unos lotes infumables. Si alguno de los toros de sus compañeros rompió a embestir en la muleta, a Cubas no le sirvió ninguno. Pasó desapercibido el paisano y hasta algunos opinaban que no quería esforzarse en torear cuando lo visto demuestra que si lo hizo  dentro de lo posible, frente a sus cuatro  malos antagonistas.. Por otro lado, Alfonso de Lima actuó el día 29 en tarde de muchas orejas y poco contenido. Cortó 3 apéndices a dos de los pocos buenos toros que se han lidiado en esta Feria,  con los que  estuvo voluntarioso en buenos pasajes, intercalándolos con momentos algo desordenados por el mal planteamiento de sus faenas. Fulminó a sus dos toros con sendos estoconazos. Parecida cosa ocurrió con el matador gaditano Octavio Chacón quien también corto tres  orejas de poco recuerdo  en esta triunfalista corrida del 29 de junio.

El ecuatoriano Guillermo Alban toreó el día 28 en su única presentación. Se le notó falto de facultades  y si no hubiera sido por la nobleza de sus oponentes seguramente hubiera sufrido algún percance. Con el cuarto de la tarde se le notó sin ideas atacando a un animal repetidor  que pedía sitio. Cortó una oreja generosa de cada uno de sus enemigos.

Estas ferias cajamarquinas, a igual que muchas otras en el  interior del Perú, los resultados  están en alza y cada vez se pide mas formalidad y al  toro mejor presentado, ya que los aficionados van adquiriendo más conocimiento de lo que sucede en el ruedo. Los llenos en estas plazas, agotándose siempre  el papel de sus taquillas,  son de envidiar,sorprendiéndonos las reventas que cada día se organizan  en los lugares cercanos a los cosos. Con lo apreciado en este  divertido viaje al interior de nuestra  patria,  nos queda muy en claro que la Fiesta de los Toros   no está sufriendo en las provincias del Perú  ninguna de las crisis que hoy la afectan en  otros  países taurinos.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    Lujo de periodista es el señor Fernando Salgado de Perú. Las ganaderías nacionales no tuvieron presencia significativa este año en ambas ferias cajamarquinas. Juan Carlos Cubas tiene un brillante futuro, no sólo en el Perú. Habrá un agarrón sensacional el domingo 7 de agosto en Palca, Tarma – Perú (a 3 horas de Lima), en el cartel Albán de Ecuador, Perlaza de Colombia, Cubas del Perú, con toros peruanos de San Pedro, procedencia Torrestrella y Jandilla, que se presentó en Acho en la novillada del 2000.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: