3ª de San Fermín en Pamplona. Muy bien Pinar e importante corrida de Torrestrella

La hermosa presentación y el variado e interesante juego de los toros de Torrestrella depararon un serio y brillante espectáculo en el que sobresalió Rubén Pinar. El manchego dio una vuelta al ruedo y cortó una oreja, perdiendo salir a hombros por la cicatería presidencial. Muy dispuestos y en ocasiones lucidos, el mexicano Arturo Sandívar anduvo más que digno. Y el sevillano Esaú Fernández, mitad y mitad.

Plaza de toros de Pamplona. Jueves 7 de julio de 2011. Tercera de feria. Tarde soleada y fresca con lleno total.  Seis toros de Torrestrella, muy bien presentados y de vario e interesante juego. Algunos hermosísimos, como el bravo primero. Violento a menos el segundo. El imponente tercero manseó con movilidad y terminó manejable. Bravucón y muy noble por los dos pitones el cornalón cuarto. Mansurrón y exigente el quinto. Y bueno aunque incomprendido el sexto. Rubén Pinar (marfil y oro): Estocadón, petición y vuelta. Buena estocada, oreja. Arturo Saldívar (verde botella y oro): Buena estocada, gran ovación. Pinchazo y estocada muy tendida, palmas. Esaú Fernández (blanco y oro): Estocada caída, palmas. Pinchazo, estocada y dos descabellos, silencio. Bien en la brega Alberto Martínez.

La acostumbrada y fortísima división de opiniones entre los espectadores de sombra y las peñas de sol que se dedicó al nuevo alcalde de Pamplona al aparecer en el palco presidencial, no fue tan feroz como las de Yolanda Barcina. Menos mal. Pero, en cualquier caso, el ambientazo fue el de siempre del día de San Fermín: !impre-sionante¡. Lástima que las peñas de hoy en día se dediquen por entero a canturrear en el mejor de los casos y, en el peor, a hacer ruido sin ni siquiera unidad. Pocas veces se ponen de acuerdo y las más lo que producen es una ensordecedora monserga. Tienen mucho mérito los toreros que se ponen delante de unos toros tan imponentes como los de ayer, a sabiendas de que la mayoría del público no les presta el menor de los casos. El paisaje de los tendidos pamplonicas es, sin duda, singular y único. Pero su comportamiento no casa para nada con lo que exige una corrida de toros tan imponentes como los de ayer.    

El primer toro de Torreestrella fue un ejemplar de museo que, para empezar, tomó franco el capote de Rubén Pinar. Inequívocamente  bravo en el caballo y, bien lidiado, Pinar le plantó cara enseguida y lo toreó excelentemente sobre  la mano derecha. Como no se dejó igual por el izquierdo, volvió al mejor lado, pero el toro ya no fue como al principio. No obstante, el manchego anduvo francamente bien y muy valiente. Sobre todo al entrar a matar, lo que hizo de un estocadón muy comprometido. La vuelta al ruedo que dio valió tanto o más que la oreja que le quitó el palco.

Y si bien anduvo con el primero, aún mejor e importante con el noble cuarto al que hizo una faena medida, templada y ligada en su mayor parte. Aunque le faltó torear más al natural – dio muy pocos pese al también muy buen lado izquierdo del toro – la manera de construirla y cómo mató, merecieron sobradamente la oreja que, esta vez, no hubo manera de negarle. 

El mexicano Arturo Saldívar no fue gravemente herido de puro milagro al ser cogido de lleno por el segundo toro, mientras las peñas cantaban “El Rey”. Reanimado, Saldívar quitó por chicuelinas. Tras un duro castigo en varas que aceptó el bravo animal sin apenas notarlo, no llegó fácil a la muleta porque, como ya había hecho, embistió con violencia, poniendo en serios apuros al matador azteca que, sin duda, se la jugó de verdad y hasta logró templarse en una buena tanda por redondos hasta matar con gran decisión. Saldívar volvió a lucirse con el capote en el exigente quinto. Y muy firme aunque desigualmente templado con la muleta.   

El veleto y sardo tercero metió la cara en el capote del sevillano Esaú Fernández que lo templó con suavidad. Pero el toro salió muy suelto de los puyazos y arrolló a un peón, mostrándose luego huidizo en banderillas y, en cambio, manejable en la muleta. Esaú, valiente, dispuesto y sereno, lo muleteó con no poco temple y soltura, dando la impresión de tener más oficio que el de un matador de solo unos meses de alternativa. Limpísima fue la larga a porta gayola con que recibió al sexto que fue más bueno que lo que creyó el de Camas. Inexplicablemente, Esaú no logró acoplarse como el toro mereció y nos decepcionó. Se trata de un joven muy valiente capaz de afirmarse en los cites y de aguantar mucho cualquier embestida. Pero a la hora de templar, le falla el tino. Qué difícil es llegar, qué difícil torear…   

 

LA OPINIÓN DE DOMINGO DELGADO DE LA CÁMARA

El oasis de Pamplona

Después de estar ya harto de tantos toretes y torillos que se lidian por esas plazas de Dios, es un gozo recalar en Pamplona, en la Feria del Toro. Con el estruendoso ambiente característico, en Pamplona se lidia el toro más serio de la temporada. Las corridas en esta Feria del Toro son corridas de verdad. No tienen nada que ver con esas pantomimas que solemos presenciar en la mayoría de las plazas. Pamplona es un oasis y debe seguir fiel a sí misma. Y quien no tenga redaños para medirse con el toro de verdad, que no venga, que nadie lo va a echar de menos.

Vimos ayer un corridón de Torrestrella, en esencia y en potencia. Corrida espectacularmente presentada, de grandes arboladuras y astifinísimas defensas. Dentro de cierta desigualdad, todos los toros fueron muy serios. Destacaron el colorado tercero, por su impresionante trapío, y el excelente cuarto por su tremendo armamento. Una corrida que tuvo mucho, muchísimo, que torear.

En el caballo, más que bravos, fueron bravucones. Y en la muleta exigieron una enormidad. Y precisamente por lo exigentes que son estos toros de Torrestrella, las figuras del toreo hace tiempo ya que les han puesto la proa, por lo que ayer se contrató a una terna muy joven. Los tres evidenciaron que, a pesar de sus buenas intenciones, todavía no están preparados para triunfar con toros como estos.

Corrida con muchos matices en el último tercio y con un toro excelente: el cuarto, un auténtico premio gordo. Cayó en las manos de Rubén Pinar, que se llevó lo mejor del encierro de Torrestrella. El primero fue a menos y por el pitón izquierdo se defendía, pero por el derecho, mientras embistió, lo hizo con mucha prontitud y gran alegría. Pinar no lo toreó mal por ese pitón, con series limpias y ligadas, pero la faena fue a menos porque el propio toro fue a menos. Tras una estocada desprendida, dio una vuelta al ruedo.

El cuarto, como he dicho, fue excelente. Fue la vedette de la corrida. Y no solo por lo bonito que era (era terciado, pero tremendamente ofensivo por delante), sino también porque fue el que dio mejor juego. Fue el primer premio gordo de los Sanfermines. En la muleta tenía una inmensa calidad, sobre todo por el pitón izquierdo. Pero Rubén Pinar se empeñó en instrumentar la faena sobre ola mano derecha y solamente dio una serie con la zurda, mano con la que tendría que haber reventado al toro, ya que por este pitón el toro era de sensación. Una faena compuesta, templada, pero algo insípida y, como digo, casi sin toreo al natural. Tras una estocada ladeada, una orejita. Premio menor, ya que el toro era de dos orejas. Era el toro clásico que transporta al escalafón de las figuras.

Me había gustado mucho Esaú Fernández en su alternativa sevillana. Pero con los Torrestrellas de ayer me decepcionó. Y me decepcionó por dos motivos: uno, porque le costó mucho quedarse quieto. Y dos, porque en todos los embroques echó a los toros hacia afuera. Su primero tuvo temperamento. No era malo, pero punteaba al final del muletazo. Su segundo, sin ser un toro de gran calidad, se dejó torear sin presentar ningún problema. Los dos trasteos fueron muy parecidos, con muletazos hacia fuera y perdiendo pasos innecesariamente. En el sexto estuvo aún peor que en el tercero.

Tengo la impresión de que Esaú Fernández conoce muy bien el oficio porque ha toreado mucho en el campo. Y precisamente su justeza de valor la tapa con el oficio. Se le disculpa lo de ayer porque ha toreado muy pocas corridas de toros, pero pudo haber estado mejor.

Quien bailó con la más fea fue el mejicano Arturo Saldívar, a quien correspondió el lote menos bueno de Torrestrella. Al abrirse de capa en su primero, fue arrollado con una gran voltereta por el pitón derecho. Pero no se arredró y estuvo muy firme durante toda la lidia. El toro tenía lo suyo, siempre a la defensiva y con un pitón izquierdo muy violento. Por el derecho, a pesar del peligro desarrollado en los primeros tercios, fue algo mejor. Y por ahí fue por donde Saldívar logró sacar la serie más limpia.

El quinto fue un toro que no se entregó nunca, siempre con la cara por arriba. Saldívar de nuevo estuvo firme, pero evidenció poco oficio para acoplar la velocidad del animal. Había quietud, pero en ningún momento hubo sensación de acople.

Y aquí estamos tan ricamente en Pamplona, en la Feria del Toro, del auténtico toro. Y a las figuras que no están, nadie las espera ni se las va a echar de menos…

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

3 Resultados

  1. Cuentacuentos dice:

    Esaú está todavía corriendo!!!

  2. jose eugenio dice:

    Que diferentes formas de ver una corrida..yo sin duda y a pesar de la admiracion que profeso al Maestro Del Moral,vi la misma corrida que Don Domingo..
    Pinar no dio un natural a un toro con un piton izquierdo de escandalo..imaginan usyedes a El Cid de sus mejores tiempos con ese toro?el alboroto aun resonaria..
    Pero Pinar aplica el toreo moderno..cuyo maximo exponente es el “encumbrado” Josemari,es decir,destoreo,pataatras y ventajismo absoluto..y todo a derechas..la izquierda para sujetar la cadera..
    De Saldivar y Esau,mejor no hablar..el primero con valor,pero solo valor y el segundo ni siquiera eso..un horror..
    La corrida de Torrestrella IMPONENTE..asi le va a ir mal ganadero,xq los Juli,Josemaris,Currovazquezes y Boix-JT..le van a postergar,como ya han echo..tiene usted dos opciones,volver al borrego flojo y sin apice de casta y pasando x el barbero de turno..o ira al segundo circuito como Cebada o F.Ymbro..eso si,con dignidad,la cabeza alta y la admiracion de la reducidisima aficion que aun resistimos..

  3. LA QUE SI VIO LA CORRIDA dice:

    yo alucino, uno dice que toreo con ventajas(eso yo no lo vi), otro que tenia que haber toreado al natural, pero es que PINAR estuvo mal? vamos yo lo vi como dice el maestro EMILIO MUÑOZ mejor que nunca y seguira mejorando poco a poco y OJALA algun dia se le parezca a JOSE MARIA MANZANARES que para mi junto con JOSE TOMAS son lo mejor que tenemos.
    VAMOS ME PARECE SUPERFUERTE DESPUES DE LO QUE LLEVAMOS DE TEMPORADA QUE SE DIGA QUE JOSE MARI MANZANARES HAGA EL DESTOREO Y QUE RUBEN PINAR AYER LO HICIESE MAL. POR FAVOR NO DESACREDITEIS ASI A LOS TOREROS, QUE SE MERECEN UN RESPETO. DONDE ESTA ESE GRAN PERIODISTA FERNANDO FERNANDEZ ROMAN VUELVE POR FAVOR O ESE MATIAS PRATS “ENVIALES UN POCO DE CORDURA”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: