4ª de San Fermín en Pamplona. Legítima oreja para David Mora frente al único buen toro de una pésima corrida de Cebada

La ganó del sexto toro tras una buena y muy emotiva faena y resultar dramáticamente cogido al entrar a matar al primer envite. Aunque tuvo que descabellar después de enterrar el acero y descabellar un par de veces, el trofeo fue pedido con clamor. Ya había destacado frente al tercero dando una vuelta al ruedo. Francisco Marcos y Morenito de Aranda hicieron lo que mala o buenamente pudieron frente a sus infumables lotes.

Plaza de toros de Pamplona. Viernes 8 de julio de 2011. Cuarta de feria. Tarde calurosa con bochorno y lleno. Seis toros de Cebada Gago bien presentados, algunos muy armados y de pésimo juego salvo el sexto, encastado y noble. Sin celo ni fuerza ni casta y parado el manso primero. Manso y a la defensiva el segundo. Más noble el muy blando tercero. Horroroso el cuarto. Manso y apenas manejable el quinto. Y noble a demás de encastado el también débil sexto. Francisco Marco (verde botella y oro): Estocada baja trasera, silencio ensordecedor, un decir en Pamplona. Pinchazo y estocada atravesada que escupe, silencio. Morenito de Aranda (añil y oro): Buena estocada, silencio. Casi entera desprendida, ovación. David Mora (celeste y oro): Buena estocada y descabello, vuelta al ruedo. Pinchazo saliendo prendido, estocada desprendida y dos descabellos, aviso y oreja. Bien en palos Félix Jesús Rodríguez, José Ignacio Rodríguez  y Víctor Manuel Martínez.

Como estaba cantado, los Cebaditas de ayer resultaron tan malos  como deslucidos. Y menos mal que el sexto salvó el honor de la ganadería y sobre todo, la tarde, gracias a la muy seria y emotiva actuación de David Mora que no solo anduvo valiente, también muy torero y artista con el capote y la muleta,  tal y como le vimos en Madrid. La dramática cogida que sufrió al entrar a matar al sexto toro y lo que le molestaron las peñas cuando, tras enterrar el acero tuvo que descabellar junto a tablas bajo los tendidos de sol, provocaron la reacción del resto de la plaza e incluso de la presidencia que hizo lo que debió dándole la oreja pedida con clamor. Mora ya había estado superior con el menos grato tercero. Con el postre triunfal, ratificó las esperanzas que hay puestas en él. Hay que prestar atención y dar más y mejores oportunidades a este torero porque, de los nuevos actualmente en lid, es uno de los muy pocos que prometen al reunir tantas cualidades juntas. 

El primer toro le tocó al inevitable diestro local, Marquitos. Bueno, ya don Marcos porque parece que lleva en esto más años que Matusalén y sin levantar cabeza. El pobre brindó el primer toro al público para agradar a la parroquia y, entre que el toro se paró enseguida y que el navarro no está suficientemente dotado, solo podemos hablar de las ganas que le echó. Poco duró el inicial brío del cuarto, tiempo que dio lugar a un vulgar recibo y a un corriente quite. El de Estella no pudo redondear luego la faena que trajo pensada desde el hotel. La inició inapropiadamente por bajo y, luego de llevar al toro a los medios, solo pudo pegar trapazos enganchados. Claro que el toro ya estaba parado y a la defensiva. 

El más ducho Morenito de Aranda, se las vio y deseó para meter en cintura al segundo toro. El marrajo no paró de tirarle hachazos a la yugular. Los barbaros de las peñas  le pitaron cuando fue desarmado. Menos mal que el de Aranda se tiró a matar como un jabato. Aunque el quinto toro engañó a no pocos aceptando un largo puyazo en chiqueros, fue un manso declarado que, además, desarrolló cierto peligro que llegó mermado a la muleta. Pese a la relativa aunque corta franquía que tuvo el toro por el lado izquierdo, no pudo completar un solo natural. Y poco más medio aceptable.

 

LA OPINIÓN DE DOMINGO DELGADO DE LA CÁMARA

David Mora sigue creciendo

Como mi amigo Jon Ander no se enteró de la corrida de ayer, pues ahora con mucho gusto voy a contársela yo. El motivo del despiste de Jon Ander no era otro que una vendedora de Cocacola, de belleza espectacular. Jon Ander estuvo más pendiente del ir y venir de la cocacolera por las filas del tendido que de las evoluciones de la lidia.

Y, cuando en alguna ocasión, le llamé la atención sobre algún detalle de lo que acontecía en el ruedo, me contestaba: “Calla, tonto, que el espectáculo está aquí, en el tendido”. Y era cierto. Tenían que haberla visto: de un pantalocito mínimo surgían dos piernas perfectamente torneadas; unos ojos negros y una sonrisa que arrebataban. Perfecta belleza, lozana y celestial. Y Jon Ander, claro, no se enteró de nada de lo acontecido en el ruedo.

Lo verdad es que yo tampoco me enteré demasiado, pero haré un esfuerzo.  A ver si consigo un comentario medianamente coherente…

El protagonista de la corrida fue sin duda David Mora. Continua la progresión que apuntó en Madrid las dos tardes que ha actuado en la Monumental de las Ventas. Ciertamente le correspondió lo mejor de una deslucida corrida de Cebada Gago, pero lo supo aprovechar. Vistoso y variado con el capote, muy dispuesto durante toda la tarde, muy valiente, muy quieto. David Mora ya tiene el rodaje necesario para sacar partido a muchos toros, y ya empieza a pensar delante de la cara del toro. Ya no se amontona como antes. Esa claridad de ideas la demostró con el toro colorao lidiado en tercer lugar. Un toro noble, pero al que no había que atosigar, había que darle su tiempo y su sitio. Y así lo hizo David Mora, que  estructuró bien la faena, citando a distancia y llevando al toro con temple y despaciosidad. La faena fue bonita, con muchos muletazos de gran clase. Si no llegó más al tendido fue porque el toro, dentro de su nobleza, era muy soso. Lo mató de una aceptable estocada. Por faenas mucho menos buenas hemos visto cortar orejas en Pamplona.

También con el sexto estuvo muy bien David Mora. Fue el toro de más calidad del festejo y lo toreó muy despacio y muy por abajo. Destacó sobremanera una serie con la derecha al final de la faena. Se fue a matar muy derecho, el toro lo esperó con la cara arriba y le dio un buen susto. Sin amilanarse, al segundo intento propinó una buena estocada que le valió una merecida oreja.

Cuando estaba concluyendo la lidia del sexto, ya a punto de doblar el toro, ocurrió algo totalmente inaceptable y reprobable. La agonía del toro estaba siendo larga, amorcillado en las tablas de sol, cuando esos bárbaros de los tendidos de sol comenzaron a arrojar a David Mora y a su cuadrilla toda clase de objetos: restos de comida, latas de cerveza, tapaderas de cacerolas… Un espectáculo bochornoso cuya autoría debería ser investigada y, en su caso, castigada por la autoridad. Es gravísimo lanzar a los actuantes cualquier clase de objetos, y más si pueden causar heridas. Es curioso que el público actual no soporte las largas agonías de los toros. Antiguamente, cuando un toro se resistía a caer, la gente aplaudía porque era un signo de casta y de clase. Pero ahora no. La pésima afición del nuevo público no lo comprende. Pero no  puede consentirse la agresión al torero con objetos contundentes. Debería intervenir la Policía Foral.

Pero al margen de esto, repito que David Mora estuvo muy bien toda la tarde y mostró su progresión hacia arriba. En cada nueva corrida que se le ve, se le nota más asentado, con las ideas más claras y, en definitiva, mejor. El secreto está en el valor: Cuando hay valor, el torero puede evolucionar a mejor. Si no hay valor, los toreros se estancan y se vienen abajo. En sus principios David Mora sabía muy poco. Pero con constancia y afición y, sobre todo, con un gran valor, está aprendiendo y ya está empezando a torear bien, largo y por abajo.

El resto de la corrida tiene poco que contar. Francisco Marco se encontró con un lote de Cebada Gago muy serio y astifino, pero muy deslucido. Dos toros muy venidos abajo que no embistieron apenas nada. Y apenas nada pudo hacer Francisco Marco.

El toro más complicado de la corrida fue, sin duda, el segundo de la tarde. Morenito de Aranda estuvo con él muy dubitativo y no se quedó quieto nunca. El toro se quedaba muy corto y tenía sentido, pero Morenito volvió a evidenciar su falta de valor.

Pero el quinto de la tarde sí pudo ser aprovechado, sobre todo por un pitón izquierdo, con el que embestía con largura. Morenito mostró que tiene clase y buen concepto del toreo, pero volvió  fallarle el corazón otra vez. No se quedó quieto y no hubo ligazón y, además, echó al toro demasiado fuera en todos los embroques. Se le fue una buena oportunidad.

Y por lo que respecta a los Cebada Gago, aparte de sus astifinas cabezas, es evidente que no están en su mejor momento. El aceptable lote que cayó en manos de David Mora, no tapa el juego de una corrida mansa y descastada de una ganadería que está en franca regresión…

Pero todas estas disquisiciones a Jon Ander le traen al fresco. Para él la corrida fue extraordinaria. Y, además, se puso morado de merendar… Pero morado y oro.     

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

3 Resultados

  1. COMENTARIO dice:

    El tendido de sol de Pamplona es, con las excepciones que corresponda, basura de encaste ETA-Bildu-Batasuna y otros cerdos nazionalistas antiespañoles. Si hasta la fecha han pasado su vida asesinando, secuestrando, extorsionando y haciendo la vida imposible a quienes consideren españoles, ES UNA INGENUIDAD MASTODÓNTICA PENSAR QUE DEJÁNDOLES HACER, SE VAN A ACABAR COMPORTANDO DE FORMA MÍNIMAMENTE EDUCADA. SON SIMPLEMENTE ANTITAURINOS POR SER ANTIESPAÑOLES. Y POR SUPUESTO QUE TODA ESA PIARA DEBERÍA TENER PROHIBIDA LA ENTRADA A LA PLAZA. Son la alcantarilla que hace un año apuñalo a uno en Pamplona por celebrar la victoria de España en el mundial. A ver qué pasa con los periodistas. Que están diciendo que llueve para no tener que decir que allí en Pamplona están meando a los toros.
    ¿¿Alguien se imagina que en cualquiera de los mítines que protagonizará Alfredo Pérez Rubalcaba se va a permitir que le tiren de todo y se forme la mundial ??? ¿¿¿ y que al día siguiente vayan a dejar entrar a los mismos que le bombardearon el día anterior ???

  2. Cuentacuentos dice:

    Estoy de acuerdo con el comentario anterior de la calaña que se ve en la solanera.
    Me alegro muchísimo del triunfo de David Mora. Este sí que se está ganando los contratos tarde a tarde y toro a toro. Esperemos que le den sitio los empresarios.
    Muy bueno lo de “silencio ensordecedor”
    Un abrazo!!
    Sr de la Cámara, le esperamos con ilusión por Córdoba. Confío en que no se ensañe usted con José Tomás a propósito de Manolete…

  3. Aquilino Sánchez Nodal dice:

    La plaza de toros, sea en Pamplona o en Serranillo, no eslugar para demostraciones políticas ni desahogo de impresentables. San Fermín es uno de los últimos españoles que quedan como símbolo de España en un territorio en manos de demasiados canallas desagradecidos antes de conviertan Navarra en tierra de nadie. Muy mal los “malos”, y … fantástico el comportamiento de las personas normales que se funden en pueblo español gozando una corrida de toros. Al final siempre ganan los que tienen la razón. Los maleducados y serviles mayordomos del nazionalismo caduco y extremo recibiran su merecido, lo peor es que, estos hijos … no se avergüenzan de las payasadas que les obligan a hacer los chorizos dirigentes que se enriquecen con el dolor de inocentes.
    En otro plano: Bien la organización con última generación informativa en pantallas que explican datos de toros y toreros. El callejón está, como debería estar, en todos los ruedos de España, solo los autorizados y los menos posibles. Que diferente a Las Ventas que los corruptos y los torpes periodista, zascandilean y se pavonean en rebaño dificultando las labores de los encargados de la lidia.
    No debemos perder la esperanza. Quizás, algún año de estos, los aficionados de Navarra y del Mundo que quieren ver la corrida expulsen a los desagradables cretinos que solo buscan notoriedad y consiguen dar asco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: