3ª de feria en El Puerto de Santa María. Un mano a mano para la historia

Morante de la Puebla y José María Manzanares protagonizaron ayer un apasionante cara a cara que pasará a los anales del toreo y que recordaremos siempre para contárselo a nuestros nietos y para que, con el tiempo, pase de boca en boca a las siguientes generaciones sin perderse en el tiempo por lo siglos de los siglos. Con una desigual aunque magníficamente presentada y de vario aunque también de estupendo comportamiento de Núñez del Cuvillo,  el sevillano dio un recital de creatividad que en algunos momentos resultó genial. Y el alicantino una portentosa y triple exhibición, fiel a su doble concepto del toreo eterno, el dominio de los toros mediante la aplicación de una ciencia exacta y la interpretación más canónica de las suertes fundamentales del toreo que hayamos visto jamás. Ambos cortaron cuatro orejas y salieron a hombros junto al mayoral de la ganadería en medio de un indescriptible delirio de los espectadores llegados de todos los puntos de España y muchos del extranjero.

Plaza de toros de El Puerto de Santa María. Sábado 6 de agosto de 2011. Tercera de feria. Tarde calurosa con lleno de no hay billetes. Seis toros de Núñez del Cuvillo, muy bien presentados en variedad de tipos y de buen aunque desigual juego salvo el toro que abrió plaza que fue el único que no se prestó por falto de fuerza. El segundo fue noble aunque se vino abajo antes de la cuenta. El tercero, el mejor del envío y premiado con la vuelta al ruedo. Manso y huidizo, casi rajado, aunque también noble el cuarto. Muy manejable y duradero el quinto. Y de menos a muy más en sexto gracias a la perfecta y espectacular lidia que recibió y a cómo fue toreado. Morante de la Puebla (grana y azabache): Media estocada en los bajos y tres descabellos, pititos. Pinchazo y estocada, dos orejas excesivas. Estocada trasera, dos orejas. José María Manzanares (carmelita tornasolado en violeta y oro): Gran volapié, oreja. Monumental estocada en la suerte de recibir, oreja. Perfecto volapié, dos orejas. Ambos diestros salieron a hombros por la Puerta Grande junto al mayoral de la ganadería. Magnifica como suele la cuadrilla de Manzanares, especialmente Curro Javier y Juan José Trujillo tanto en la brega como en banderillas.   

Con la plaza a rebosar – gentes de todas partes habían elegido el mano a mano entre Morante y Manzanares como una de las grandes citas de la temporada tras el grandioso triunfo del alicantino en Sevilla – el festejo tardó 15 minutos en comenzar en medio de la consiguiente impaciencia del público. Y tanto desasosiego, para mal empezar el duelo porque Morante tuvo que contentarse con pegar cuatro y media verónicas de las suyas tras las tres incompletas primeras y, después, abreviar porque el primer toro de Núñez del Cuvillo, bien presentado, como sus demás hermanos, y noble pero muy débil, quedó con los viajes muy cortos y echando la cara arriba. Finiquitó Morante con medio espadazo en los bajos y varios descabellos. Primeros pitos para el gran artista. Menos mal que los gitanos apuestan por los malos principios.

Muy despegado aunque templado veroniqueó Morante al suelto de salida tercero. Empezó acelerado la faena por bajo. Y, acto seguido, ya atemperado, al natural. Excelente el toro. Uno de esos que enseguida cantan su condición. Redondos sedosos y un cambio de mano sensacional. Más naturales y trincheras de cartel. De nuevo acelerado y, al rematar una serie, enganchado y atropellado. Pero no soltó la muleta para rematar la enrevesada tanda con el de pecho para volver a acelerarse con la zurda, arreglándolo con preciosos remates y adornos de su cosecha. Faena muy desigual pero apasionante. Algo por bajo del toro, pues, pero repajoleramente inspirada y salpimentada con sus exclusivos pellizcos. Pinchazo y estocada.  Dos orejas excesivas. Y vuelta para el toro.

Réplica de Morante por especiales chicuelinas en un quite al quinto a las que había pegado antes Manzanares. Banderillearon los dos. Lo nunca visto. Mejor Morante al clavar. Pero juguetearon con el toro y el de La Puebla casi resultó herido. Pese al percance, Morante continuó en la arena y pidió una silla para empezar la faena sentado. La lanzaron desde un palco. La genialidad alborotó más si cabía al respetable. Y más su faena con la silla al lado despues de unos muletazos por alto y seguir muleteando con la silla en la mano que no toreaba. Luego, la faena en su amplio corpus central, fue materialmente bordada en su versión más desatada y ya totalmente desinhibido de cualquier formalidad a sabiendas de que el público – mayoría de sus eternamente apasionados partidarios – lo recibirían todo como sin igual revelación hasta matar muy regularmente, pero al primer envite. Desbordada la pasión, le fueron concedidas otras dos orejas que paseó entre el delirio del público.

Manzanares bregó al segundo con exquisita precisión. Alegre el toro en el caballo, esperó a que se fijara y, sin que le importaran los amagos de caída, lo templó con la derecha con el rango que le honra y le adorna. La fórmula infalible. Y lo mismo al natural, recetados los pases en toda su aristocrática inmensidad. Adrede pausada la obra, como la estrategia administrativa no le sirvió del todo, decidió entrar a matar, esta vez a volapié. Primera oreja de la tarde.

Manso el tercero, costó lidiarlo. Y más, sujetarlo. Manzanares lo consiguió con preciosas chicuelinas, una media y otra genuflexo arrebatada. Cumbre Curro Javier en palos. Manzanares tuvo que “hacer” al toro antes de explayarse por completo. Colosal con la derecha aunque el toro quiso irse siempre, sin lograrlo. El delirio del gentío surgio ayudado por el pasodoble “Suspiros de España”. Se nos pusieron los vellos de punta. Sensacionalmente oportuna la bana de música. Toreo eterno, mecido, catedralicio e imperial. Y sin una sola concesión a la galería. Y otra estocada recibiendo para la historia. Pero tuvo que descabellar. Fortísima oreja, de verdad.

Aunque el sexto toro se pegó un volantín al salir de una verónica de Manzanares y tras un impresionante recital de Curro Javier en la brega y de Trujillo con los palos, esta tercera faena del alicantino fue sencillamente magistral. No tan propicio el toro como pareció al principio, Manzanares arquitecturó una obra técnicamente modélica aunque no totalmente perfecta en su primer tramo por lo que, a veces, protestó el toro. Pero de una enjundia propia de los tocados por la varita mágica con rondas al natural y diestras para ser descritas en latín. Fue larga y también pausada. Pero de una dimensión sobrenatural. Otra estocada de perfecto volapié de la que salió rodado el toro a los pies del joven gran torero, puso en las manos del alicantino las dos orejas que buscó con tanta entrega como pasión y con no poco mosqueo porque la mayoría, hasta ese momento, se había volcado más con Morante quien, por cierto, obtuvo el mejor lote en el sorteo. No obstante, antes de que se dejaran aupar a hombros, Morante salió al encuantro de Manzanares cuando finalizaba su apoteósica vuelta al ruedo, y ambos se fundieron e un cariñosísimo abrazo.

Esta tarde pasará a los anales de la Tauromaquia. Bendito sea Dios.  Pero también dejará, dejó junto a lo hecho por Ponce y El Cid la noche anterior, una sensación de irresistible alivio a los que tuvimos la inmensa suerte de presenciar ambos eventos.

A partir de ahora, a ver qué dicen los de la mafia tomasista y los contagiasdos sin remedio por la tomatosis. Comparar lo sucedido en El Puerto y los corridones que aquí se están lidiando con lo por el momento hecho por JT, es para partirse de risa. Y sigan, sigan insultándonos, que su único recurso para intentar desacreditarnos nos resbala. Inútilmente porque, quien insulta, echa sobre sí sus propios vómitos que ya les llegan hasta la comisura de sus bocas. Nos pasamos por el forro todos sus improperios y difamaciones propias de gentuza barriobajera. Aquí, en El Puerto, es donde tendrían que haber estado ustedes y no peregrinando enfebrecidos a su amortajado ídolo. Pero como todavía queda la corrida de hoy con el gran capitán Juli, Perera y Talavante, seguiremos atentos a lo que suceda finalmente en esta nueva feria con festejos consecutivos que se está celebrando en esa plaza que rememora la frase de Joselito: “Quien no ha visto una corrida de toros en El Puerto….”

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

3 Resultados

  1. uno del dos dice:

    MAGISTRAL CRONICA. Y ALGUNOS APUNTES: PRIMERO: PONCE Y EL CID -MAS EL CABALLITO- 2000 ESPECTADORES; MORANTE & MANZANARES, LLENO DE GENTE ILUSIONADA; HOY CON MAXIMAS FIGURAS (JULI, PEREA Y TALAVVANTE) SEGURO QUE NO SE LLENA. CONCLUSION:LA GENTE LLENA LO QUE LE INTERESA (O LO DISTINTO). SEGUNDO: MORANTE & MANZANARES LLENAN EN ALGUNAS PLAZAS PORQUE ESTE MISMO CARTEL EN OTROS LUGARES Y FUERA DE FERIA, NO LLENA TAMPOCO. CONCLUSION: LAS CIRCUNSTANCIAS MANDAN, Y MUCHO. TERCERA: HECHO EVIDENTE: TOMÁS LLENA SIEMPRE, INCLUIDOS LOS 2000 PALMEROS QUE ÉL SE RESERVA PARA CREAR AMBIENTE (LA CLAQUE); FALTA HACER UNA CRITICA (UNA CLASIFICACION; CRITICAR ES CLASIFICAR)DESDE EL PUNTO DE VISTA ANTROPOLOGICO, AUNQUE SEA SOMERA DE LOS PORQUÉS; POR AHORA CITARE DOS DE CARACTER DESCENDENTE ATRIBUTIVO: Uno: PORQUE HA SABIDO CREAR UN MITO A BASE DE ATRIBUIRLE CUALIDADES O EXCELENCIAS QUE NO TIENE AYUDANDOSE DE SUS CUIDADOS SILENCIOS RAYANOS EN LA OCULTACION (SEMEJANTES A LOS BRUJOS DE LAS TRIBUS QUE OCULTABAN SUS PRETENDIDOS PODERES PUES UNA VEZ DESCUBIERTOS ERAN TRATDOS COMO ESTAFADORES Y PERDIAN SU PODER); y Dos: LA MENTIRA: TODAS LAS TELEVISIONES HAN LANZADO A LOS CUATRO VIENTOS EN TODOS LOS TELEDIARIOS LA INMENSA RIQUEZA QUE CREA JOSE TOMÁS ALLÁ DONDE VA (NO HAY HOTELES, POR EJEMPLO), PUES BIEN, EL MISMO DÍA DE SU REAPARICION EN VALENCIA COMPROBÉ A TRAVÉS DE UN AMIGO VALENCIANO SI AQUELLO ERA VERDAD; SE DIRIGIÓ PERSONALMENTE A DOS HOTELES MUY TAURINOS. EL ASTORIA Y EL REINA MARIA ALLÁ POR LAS 3 DE LA TARDE: EN LOS DOS HABIA HABITACIONES PARA UN AUTOCAR (ESTO LO PUEDO DEMOSTRAR). VALLADOLID, DÍA 8 DE SEPTIEMBRE CON JOSÉ TOMAS EN VALLADOLID, HOTEL MELIÁ OLID ACABO DE RESERVAR CINCO HABITACIONES DOBLES A 77 EUROS Y HAY CUANTAS SE DESEEN. LOS MITOS SON MENTIRAS QUE SE TRANSFORMAN EN VERDADES, COMO EL MITO DEL LAGO NESS, POR EJEMPLO. O TAMBIEN ES POSIBLE QUE ESTEMOS ANTE UNA ENTELEQUIA.

  2. graciano dice:

    Ya se sabe que el morbo tira mucho y nadie quiere perderse la corrida donde lo mate un toro (Dios no lo quiera). El tomnasismo -no hablo del torero- es puro marketing, como cuando el Cordobés regalaba bicicletas y la gente empeñaba el colchón para poder comprar la entrada. Tan valiente como Tomás y más hay un montón : Castella, Perera, Ponce, el Juli,Manzanares, Fandiño, David Mora, etc. pero torean todas las ferias, no hacen ascos a la televisión ni a los compañeros.
    En cuanto a que llena, que toree 60 corridas y a ver si lleno todos los días.

  3. Paolo dice:

    Esta tarde historica es una prueba de la grandeza de la Fiesta de los Toros sin necesitad de marketing o trampas. La corrida estuvo bien presentada para El Puerto y dicen que era la elegida para JT en su tarde de Bayona. Peòr para el de Galapagar no haber atendido a los consejos de Cuvillo y romper esa relaciòn por mero capricho (y miedo a la competencia). En el Puerto la gran corrida nos hizo rencontrar con el genio de la Puebla como hace tiempo no veiamos. Resuscitò Rafal el Gallo: artista con capote, muleta y banderillas! Pero dejando la euforia de la plaza, hay que decir que Morante no estuvo del todo a la altura de su segundo toro: el Morante de la pasada temporada le cortaba un rabo. Y el Manzanares de hoy lo indulta. Ese toro no se cansò de embestir (a pesar de un equivocado planteamento de faena en toriles), se empleò en el caballo y muriò con la boca cerrada a pesar del primer pinchazo. Morante toreò ese toro con genial arrebato y duende, pero la calidad de los muletazos saliò en en la breve pero intensa faena al quinto. Quien demonstrò (mejor: confirmò) estar en un momento cumbre es Manzanares y ademàs todavia no se le vee techo. Toreria y poderio. Supo resolver todos los problemas a los tres toros con inteligencia lidiadora. Las suaves chiquelinas que diò y la media abelmontada son para el recuerdo. Y se explayò en muletazos eternos, sobre todo al natural que desmentieron sus detractores. Què tarde de toros hemos vividos y nos han brindado! Ojalà en Bilbao se repita otro mano a mano el 23 de agosto. Ademàs estos autenticos artistas y maestros del toreo sì se dejaràn televisar para el gozo de la aficiòn mundial!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: