3ª de la Feria de Begoña en Gijón. Mañana en Vetusta y cuarta tarde vulgar de Tomás con Talavante a hombros y medio feliz alternativa de Diego Silveti

Tampoco ayer hubo triunfo grande de José Tomás en su cuarta aparición. Cortó una oreja justita tras dos sablazos en los bajos del más noble de su lote, el cuarto, en una blanda aunque noble corrida de Salvador Domecq. Ganó la partida Alejandro Talavante al cortar las dos orejas del quinto tras no pasar de discreto con el segundo. Diego Silveti, que tomó la alternativa, desdibujado y amontonado por nervioso en el de su doctorado, destacó por muy valiente y mucho más centrado frente al sexto del que también pudo cortar dos orejas si hubiera matado bien.

Gijón. Plaza de El Bibio. Viernes 12 de agosto de 2011. Tercera de feria. Tarde medio calurosa con cierta brisa y llenazo de no hay billetes. Siete toros de Salvador Domecq, incluido el sobrero que reemplazó al cuarto, devuelto por inválido. Discretamente presentados con buenas hechuras y cabezas en su mayoría muy cómodas. De manejables a nobles sin fuerza. El de la alternativa, un dije comodísimo y muy noble aunque blando. Más alto aunque terciado y también cómodo de cara el manejable segundo que, por flojo, se vino a menos. Poca cara el más cuajado cuarto que también blandeó lo suyo por lo que fue devuelto. El sobrero de Salvador Domeq, el quinto y el sexto, más que aprovechables, tres toros de claro triunfo y de puerta grande incluida.  José Tomás (esmeralda y oro): Buena estocada, ovación. Estocada baja tendida y otra caída, oreja injustificable. Alejandro Talavante (malva y oro): Pinchazo y estocada, ovación. Media estocada, dos orejas, excesiva la segunda. Diego Silveti que tomó la alternativa (blanco y oro): Pinchazo, otro hondo, estocada atravesada y dos descabellos, aviso y palmas con saludos. Dos pinchazos y media estocada, gran ovación.

Dicen y, sobre todo, digo yo, que los toros son un gran pretexto para vivir bien. No hay feria ni día de corrida que no ofrezcan satisfactorias compensaciones a cualquier resultado de los festejos. Ayer, otro día esperadísimo por ser la reaparición de José Tomás en el Norte, mi amigo Sancho Michell de Diego, recién elegido diputado de la Junta del Principado, me sugirió que pasáramos la mañana en Oviedo y yo acepté de inmediato ¿Qué mejor lugar que la llamada “Vetusta”, nombre con el cual el escritor Leopoldo Alas “Clarín” denominó a la ciudad ovetense en su célebre obra “La Regenta”? El recorrido, incluyó un tente en pie en una sidrería con un par de botellas y un plato de fresquísimos bígaros. Duró cuatro horas para terminar en la calle Gascona, la más famosa por albergar los mejores chigres de la ciudad. Almorzamos divinamente en El Pigüeña. Y, desde allí, volvimos a Xixón para ver la corrida, en la seguridad de que, pasara lo que pasase, la jornada matinal pasaría a los mejores recuerdos de nuestra vida nómada.

Oviedo, “Vetusta”, con permiso de los gijoneses, es la ciudad con más clase de España. Pura delicia pasear por sus calles y plazas viendo monumentos del pre-románico asturiano y todos los edificios públicos. ¡Qué maravilla¡

Bueno, y ya estamos en medio de la siempre expectante algarabía tomasista. Los fieles peregrinos del tomasismo estaban deseando que, en la cuarta corrida de su minitemporada, llegara la vencida, el triunfo incontestable, el clamor del mejor Tomás. Hay que ver lo que están sufriendo. Tanto, que se merecen todo. Cuatro orejas y dos rabos para que no podamos seguir conformándonos con una orejita y poco más. Pero como los hechos son los hechos – no los dichos ni los deseos – pasemos al salón de la realidad. Y es que, siempre que pasa lo mismo, ocurre igual.

Pero no nos precipitemos porque en el toreo que, a fin y al cabo, es un milagro, todo puede suceder. Decir, no obstante por delante, que debe ser tremendo actuar bajo la presión que lo hace Tomás este verano. Por propia voluntad y por lo que muchos, no sé si idiotas o simples rateros, han hecho creer a las gentes sencillas durante los pasados años al afirmar, erre que erre, una y otra vez, que torear de verdad es dejar que te cojan los toros cuando es todo lo contrario, que no te cojan salvo por accidente o por un error del torero. Este actuar a sabiendas de que miles de personas van a verte con, no digo el deseo, pero sí con cierta exigencia de que caigas bajo las astas de un toro, es una barbaridad. Y en el pecado están llevando la penitencia porque, si a este Tomás de ahora no le coge el toro, se queda en “na”. Ayer, como me cuentan sucedió en Bayona, Tomás no resultó cogido porque toreó muy normalmente.

No prendió el amago de ovación tras el paseíllo en el que apenas se escucharon palmas. Severidad, pues, para empezar. Tampoco al salir un precioso berrendo salpicao, ideal de cara para doctorarse. Lo mejor que hizo Silveti con el capote fue un limpio quite por gaoneras y acentúo lo de limpio. El torillo tomó un liviano puyazo al relance y, tras las banderillas, llegó el nacimiento de la nueva vida del reciente matador. La ceremonia para confirmar la alternativa fue la que acostumbra dar José Tomás. Cubierto mientras largaba un serio y prolongado parlamento y un frío apretón de manos, con el testigo muy distanciado sin saber qué hacer porque, Talavante, quizá previamente advertido, tampoco se desmonteró ni abrazó al nuevo matador. Mal hecho. Su faena, de buen corte, tuvo más entusiasmo que limpieza. El toro, por blando, calamocheó al embestir y, aunque hubo algún pase bueno, el mexicano se amontonó un tanto. Lo mejor que le salió fue un elegante pase del desdén. Demasiado largo el trasteo que se contempló con amable circunspección. Tropezadas las manoletinas y repetidos fallos con los aceros.

Lances muy normales de Tomás en el recibo del segundo al que dieron en el único puyazo. El toro salió del caballo rebrincado. Quite por delantales correcto y limpio, pero sin la novedad de despatarrase. Menos mal. Bronca en sol de espectadores sin poder sentarse. Simplona devolución de trastos. Y brindis de Tomás al público que aplaude con calor. Estatuarios, muy quieto. Parón del toro y aguante del torero. De pecho. Con la derecha, en un segundo muletazo se cae el toro y descompone la traza del siguiente. Ronda con la derecha sin tersura ni total acople porque el toro empieza a remolonear y amaga con caerse. Naturales de mero trámite con el toro ya casi parado. Quietud en los muy cortos siguientes. Cambio de mano por delante, y se cae el torete. Insiste al natural. No hay toro y la gente empieza a impacientarse. Lo resuelve con un grave trincherazo. Y buena estocada. Apenas mil pañuelos. No hay oreja. Ovación.

Broncazo por la invalidez del cuarto, enseguida devuelto. Anuncian un sobrero del Conde de Mayalde y, a continuación, otro de Salvador Domecq (¿), feo y sin cara. De nuevo simplemente correcto Tomás en el recibo. Y también por el suelo el toro. Pero es muy noble. No hay brindis. Tanteos por alto  para abrir al toro al tercio. Una buena aunque corriente tanda con la derecha. La segunda, no tanto. El toro empieza a venirse abajo. De lejos, amplios y largos naturales corrientuchos. Farol y de pecho. Más hondos los siguientes y un excelente de pecho ligado. Más lentos los que siguen cosidos a una preciosa trinchera. Y más parecidos tirando del toro con un circular invertido a izquierdas. Ayudados por alto, de pecho, trinchera y estocada baja tendida que extrae un solícito peón, mas otra caída trasera y exclamaciones de satisfacción. Oreja y sin mayoría para otra.

Otra tarde, la cuarta, similar a las tres primeras. Las acciones de Tomás en bolsa bajan sin remedio ni pausas alegres. Unos se miran a otros con cara de circunstancias.

Sobre el tercer protagonista de la tarde, Alejandro Talavante, recaía la responsabilidad de responder a Tomás. Además, era la primera vez que toreaban juntos. El segundo toro arrolló de lleno a un desprevenido Silveti. Muy rebrincado, como el anterior, al llegar a la muleta. El arranque de la faena no fue ni fu ni fa con muletazos diestros por alto. Pero en los medios, una encajada tanda y el de pecho. Templa, manda y vibra la plaza. Otra similar aunque de menos intensidad. Al natural, el toro no se deja igual. Se queda muy corto y cortos son los pases. Y de nuevo a derechas, lo mismo. Manoletinas, de pecho y a pinchar. Vulgar iba la tarde. Como una cualquiera.

Mejoró la cosa con el quinto, justo de todo pero mejor que su anterior oponente. Ya lo vimos con el capote en el recibo, en las gaoneras del quite y en una faena más genuinamente josetomasista que las del último J T. Muy bien Talavante al natural y, no digamos, con la derecha. Aunque hubo un feo desarme, lo compensó con más naturales de gran categoría. No tanto con un sucio aunque emocionante arrimón que encantó al público. A mí, no. Las bernardinas finales y con media estocada en la yema, Talavante ganó la victoria pese al aviso. Dos orejas. La presidencia no tuvo más remedio que dar la segunda para diferenciarla de la regalada a Tomás.  

Silveti cerró el festejo con otro torillo a modo para la ocasión que manseó con cierta violencia en el caballo y, aunque perdió las manos, se fue arriba y se prestó a destapar el valor natural del nuevo matador. Con capote y muleta dejó sobradas pruebas de ello. Además, anduvo mucho mejor que en su primero por más sereno, centrado, asentado, templado e improvisador. Lástima que pinchara porque, visto lo visto y dadas las orejas que se dieron, pudo salir a hombros con Talavante.

Y ahora, una coda a modo de resumen y conclusión. Yo no he leído todavía a nadie, ni lo que va a decir hoy el jefe de prensa de la mafia tomasista y sus corifeos columnistas de su mismo periódico y de otros medios. Me da igual lo que digan porque, de antemano, sé que se van a volcar en elogios como en Valencia, en Huelva y en Bayona desde donde me cuentan que la discrepancia de opiniones ha sido como para no leer ni una crónica más de los favorecidos… por no decir otra cosa peor. Pero lo que ninguno de estos puede evitar, es que ya hay un imparable boca a boca telefónico o a través de internet, que no cesa de afirmar que el Tomás de 2011 es una mala caricatura de lo que fue. Y ahora que sigan insultando todo lo que quieran. Estos insultos que, sin duda, volverán a caer sobre mí y sobre todos los que piensan como yo – cada día más, por cierto – están volviéndose contra los que los propagan que, pobres, no cesan de manotear en el lago que se ha formado con sus propias porquerías. Y es que estáis cayendo de en el peor de los ridículos y en el más abyecto de los descréditos profesionales. Y no mentéis más la horca en casa del ahorcado. Que como se dé cuenta de los insultos que tanto os distingue por obsesos enfermizos – a saber cuáles son vuestros gustitos -,  lo mismo se acuerda el del vídeo y os echa de su casa con cajas destempladas.        

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

16 Resultados

  1. uno del dos dice:

    CRÓNICA PRECISA. ME CUENTA UN GRAN AMIGO XIJONÉS QUE SE DECIDIÓ IR A LOS TOROS AUNQUE NO ES NADA AFICIONADO QUE CONSIGUIÓ LAS ENTRADAS -4- A MENOR PRECIO QUE EN TAQUILLA. ME PREGUNTABA NADA MAS TERMINAR LA CORRIDA QUE SI ERA ESO LO QUE GUSTABA TANTO A LA GENTE DE JOSÉ TOMAS Y AÑADÍA QUE A ÉL EL QUE REALMENTE LE HABIA GUSTADO ERA EL “FEO”.Y ES QUE MI AMIGO ÁLVARO FUE A LOS TOROS POR EL COMPROMISO DE LLEVAR A SUS INVITADOS ESTOS DIAS EN GIJÓN; TOTAL UNA MENTE CASI LIMPIA DE LA PROPAGANDA ZABALOIDE & CIA. ANOCHE COMO NO ESTABA PIQUERAS EN EL TELEDIARIO DE BERLUSCONI NO SE DIJO NI PIO Y QUIZÁS POR HARTAZGO DE MITOS EN LAS DEMAS TVs TAMPOCO. EL DE VIDEO NO SE PREOCUPA YA DE NINGUNO DE LOS VOCEROS HIJOS DE PORQUE AHORA ANDA MAS LIADO EN COMO SALVAR LOS MUEBLES DE UNA EMPRESA EN QUIEBRA Y EN COMO SALIR A FLOTE ÉL. MENUDO PERSONAJE.

  2. Pedro Zamora dice:

    Tiene usted toda la razón. Mis amigos y yo coincidimos siempre con usted. Tenemos una asociación, somos 15.000 afiliados, y nos gustaría tenerlo como conferenciante, por supuesto con sus honorarios. No sabemos cómo contactar. Le repito que nos gusta mucho lo que dice y coincidimos con usted 100 por 100, tanto en esta web como en La Gaceta.

  3. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Muchas gracias. Me pongo en contacto con ustedes inmediatamente. Un saludo muy afectuoso.

  4. carlos dice:

    Un recorrido por los portales taurinos crea la falsa impresion de que el unico que toreaba era jose tomas. Ni una foto de la salida por la puerta grande de Talavante que dió muletazos tan buenos como los del divo y se los jalearon de otra manera los que pagaron por ver ganar a su equipo.

  5. graciano dice:

    Yo no estuve en la plaza, pero por los videos, los naturales son normalitos y varios muy despegados. Con el capote regulín. Las crónicas son para mearse, vamos la de abc, yo creo que ese hombre se debió tomar algo, es una pura exgaeración. Un saludo

  6. Santiago G-A dice:

    Querido J.A., con todo mi cariño, me dispongo a contrariarte tu crónica, jamás la taurina, !Dios me libre!! sino la turística, que mi devoción asturiana me permite.
    Chigre, lo que se conoce por tal, ni uno. Buenas sidrerías muchas.
    Un abz.

  7. Salaberria dice:

    Tiene usted muchas virtudes maestro, pero nunca imagine que entre ellas se encontraba la de la ubicuidad. Solo asi se explica que en su crionica diga que almorzó en Oviedo cuando yo lo saludéen los postres mientras almorzaba en Casa Justo en Gijôn.

  8. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Me confundí y lo aproveché sin mayores problemas. En Oviedo almorcé el día anterior y lo de Casa Justo saldrá mañana. ¿Que más da? Lo importante es lo buenos que son ambos restaurantes. Saludos.

  9. josem dice:

    José Antonio ha empleado las siguentes expresiones, “buena aunque corriente tanda con la derecha, amplios y largos naturales … más hondos los siguientes y un excelente de pecho ligado. Más lentos los que siguen cosidos a una preciosa trinchera ……” JA, no se porque le insultan, después de ver el video me parece que ha estado excesivamente benévolo con el de Galapagar

  10. Antonio dice:

    Curiosa a manera de falsificar fechas, restaurantes y nombre de las sidrerias. Me temo que en todo es Vd. tan verosímil.
    “Me confundí y lo aproveché sin otros problemas”: encantador.

  11. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Encantador, usted. Aunque no sé por qué me saludó si, por lo que dice, me “estima” tanto…. Tampoco recuerdo quien es usted, ni le pongo cara, ni sé cuando ni cómo fue, ni con quien iba. Un saludo en cualquier caso, señor.

  12. JCM dice:

    Qué vergüenza. Le han pillao en la mentira del restaurante. Lo mejor es la respuesta. Yo le he pillado en muchas otras. En esta crónica, sin ir más lejos, dice que José Tomás mató a su segundo de dos sablazos en los bajos. Es usted un embustero. El primero sí se fue a los bajos. El segundo, no. Si usted estuvo en la plaza, vería que José Tomás impidió a los banderilleros tocar al toro por lo seguro que estaba de la colocación de la espada. Y no se equivocó.
    Por otra parte, de la misma forma que usted dice que yo voy a los toros a ver como José Tomás cae bajo las astas del toro, yo le digo que usted dice lo que dice de José Tomás por el sobre que le dan.

  13. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Eso de que lo que yo digo de José Tomás es por “el sobre que le dan” es una infamia intolerable que no le voy a consentir. Así que, preparese. Yo admito todas sus discrepancias y por eso las publico. Pero si he publicado esta última es para que muchos de los lectores que me conocen perfectamente sepan qué clase de catadura es la suya. Y además, despues de esta infamia, usted no verá aqui ningún comentario suyo.A patir de hoy, ahorrerse escribirlos. Si yo fuera corrupto, usted no entraría nunca aquí. Me ha insultado tan gravemente porque sabe que soy absolutamente independiente. Si fuera un trincón, mis opiniones le traerían al fresco. A no ser que sea usted masoquista profundo, claro. !Váyase usted a paseo, señor¡ Pronto tendrá noticias de un juzgado.

  14. tomas moreno dice:

    es curioso bajan las acciones y cada dia es mas dificil sacar una entrada.tiene que haber algo personal no me creo que solo sea un poncista envidioso.tiene que sufrir muchisimo,nosotros disfrutamos,en lo unico que estoy deacuerdo es en la gente que se apunta a verle y sale decepcionada si no hay orejas o cogida.espero que se cansen y podamos ir a verle tranquilamte los que nos conformamos con los naturales que pego,o con su toreo de verdad.

  15. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    No me referia a la mucha gente que sigue yendo a verle aunque cada vez quedan más entradas en manos de la reventa que al final las vende a su precio o a menos de lo que cuestan. Me refiero a la sensación cada vez más extendida de que JT no está todavía como debería quien está obligado a actuar al máximo de sus posibilidades. J T ha sido muy irresponsable regresando en inferioridad de facultades. Ustedes, los tomasistas de buena fe, gozan con su torero esté como esté aunque por dentro lleven la procesión… Solo hubo dos casos parecidos aunque extremos: Con El Cordobes sucedio lo mismo solo que Benitez ejercía de gran figura con todas sus consecuencias, iba a todas las feriasy alternaba con sus principales rivales. El otro caso fue Curro Romero en su última etapa gozando del currismo incondicional justo en lo años que ya estaba acabado. Estos días de ferias importantes en el Norte, a muchos nos gustaría que Tomás hubiera actuado en Santander, en San Sebastián y, sobre todo, la próxima semana en Bilbao alterando con Ponce, El Juli y Manzanares que es lo que van a hacer ellos entre sí. Una pena, querido amigo. Y que conste que yo no lo paso mal cuando veo a Tomás. Me gusta mucho cuando está bien, éste año todavía no. y me gusta tambien como lo pasan de mal por dentro sus incndicionales al ver que no triunfa como quisieran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: