Polémica desvirtuación de la Historia del Toreo

A raíz de la muerte de Antoñete y de lo que el torero madrileño supuso para el toreo,  las exageraciones que se están escribiendo han levantado mucha polémica. Reproducimos aquí un interesante cometario al respecto y lo que hemos contestado.  

“Creo que se deben poner las cosas en su sitio justo. Si hablamos de las figuras mas importantes de la histora me vienen a bote pronto Gallito, Belmonte, Manolete, Ordóñez, Camino, El Viti, El Cordobés …. Claro que entre ellos no está Chenel. Pero ni es exagerado ni falso afirmar que: 1- Que fue la máxima figura en la primera plaza del mundo desde 1.981 a 1.985 2- Suscribiendo al 100% lo que dice Domingo, nadie ha sido capaz de torear como Chenel a los 50 y pico años, y mucho menos como toreó con casi 70 en Jaen en 1.999 al toro de Victoriano del Río. Aquí incluyo a todos los de su generación que fueron mucho mas figuras que él en su momento pero que a su edad o no eran capaces de torear o hicieron el ridículo en sus reapariciones de finales de los 70, casos de Ordóñez o El Cordobés. 3- La faena al toro blanco esté considerada como una de las mas célebres del siglo XX, y las de los toros de Bohórquez y Garzón de las mas importantes de los últimos años en la plaza de Madrid. Estos tres puntos son irrebatibles, y colocan a Chenel en un lugar de privilegio en la Histora del Toreo. Ahora propongo algo, hagamos una lista de toreros que han sido figuras y han ganado mucho mas dinero que él y apenas han dejado huella entre los aficionados”.

Comentario por josem

____________________________

Planteas una interesante polémica. Claro que hubo, hay y habrá figuras del toreo que han ganado, ganan y ganarán infinitamente más dinero que Antoñete sin haber dejado tan intensa huella. No puedo ni remotamente imaginar a Luis Miguel Dominguín, ni a Antonio Ordóñez, ni a Camino, ni a El Viti, ni a Paquirri, ni a Manzanares padre que éste sí que fue el más grande los los artistas de aquellos años, ni a los actuales Ponce, El Juli y Manzanares hijo arañando unos miles de Euros como comentaristas de corridas televisadas… Y esto es así porque Chenel, como bien dices, nunca fue gran figura del toreo como él mismo siempre reconoció. Lo que pasa es que unos, como por ejemplo Antonio Bienvenida, Curro Romero, Rafel de Paula y el mismo Antoñete por no hablar de toreros mucho peores que hasta da vergüenza nombrar, como Curro Vázquez y hasta !Juan Mora! vienen gozado y gozan de una prensa incondicionalmente adicta, mientras que la inmensa mayoría de las grandes figuras, fueron, son y serán ninguneados permanentemente por esa misma prensa que solamente se vuelca con esta clase de toreros llamemos inconsistentes. Y ahí están Luís Miguel Dominguín, Paquirri y Ponce como mayores y más importantes víctimas de este estado de cosas que yo haya conocido en mi ya muy larga vida de aficionado con más de 7000 corridas en la cabeza. Un día me contó José Luís Suarez Guanes que su señor padre, tenido por famoso gran aficionado de Madrid, le dijo un día siendo muy joven: “Hijo mio, hijo mío, los buenos toreros son los que casi siempre están mal”…

En lo a mi respecta, tengo escritas varias crónicas enormemente elogiosas sobre las gandes faenas de Antoñete, y no solo de las qe hizo en Madrid, que disfruté como el que más. Quizá y sin quizá le haya visto yo muchas más veces que cuantos ahora tanto le proclaman diestro histórico. Pero por mencionar a Ordóñez, la proporción de grandes faenas hechas por el rondeño en todas las plazas del mundo con respecto a las de Chenel, no tiene posible término de comparación. Es que hasta da risa decirlo. Y en cuanto a que Ordóñez hizo el ridículo en su frustrada y última reaparición que constó solo de dos corridas, la primera en Palma de Mallorca y la segunda y última en Ciudad Real, estando completamete inválido tras la grave lesión de cadera que padeció entrenándose a fondo para salir otra vez – se quedó cojo para el resto de su vida -, justo cuando Antoñete y Manolo Vázquez acababan de volver con un éxito que nunca alcanzaron en su juventud, por cierto muy sustancialmente explotados por Manolo Chopera, bastante más ridículas a la vez que escandalosas fueron las muchas veces que Chenel actuó tanto para despedirse como para aparacer repentina y fugazmente a sabiendas de que ya no podía ni con su alma para llevarse un dinero junto al periodista que le utilizó sin el más mínimo respeto, manejando el morbo que suponía aquella sinrazón. Una vergüenza que llegó a límites de increible desprecio cuando obligó torear a Chenel en una corrida de la feria de Burgos, tan a sabiendas de que ya no podía, que hasta colocaron focos en el pasillo de la enfermería para que, si le ocurriía lo que por cierto le ocurrió, pudiera verse en directo por televisión. Y eso más que ridículo fue una ingominia canallesca que Antoñete se tragó porque vivía de ello. Si ese comportaiento es propio de una figura del toreo, que venga Dios y lo vea. Pues ahora resulta que, mientras que ni de Luis Miguel ni de Antonio Ordóñez habla casi nadie, parece que los señores Curro Romero y Antoñete han sido mucho más importantes e históricos. Y esta es otra las grandes vergüenzas a las que estamos asistiendo…”

Contestado por J.A. del Moral

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: