Entrevista con David Mora. “El sueño de todos los toreros es entrar en Sevilla…”

El circuito de las grandes ferias ha tenido que abrir hueco en sus filas para dar sitio a David Mora, un matador curtido en los sótanos del toreo que se ha convertido en una de las grandes revelaciones de un complejo año en el que se ha reducido drásticamente el número de festejos y sólo había sitio para los mejores.

Varias actuaciones reveladoras le sacaron del ostracismo, casi del anomimato, y le llevaron a la primera línea. Pero el diestro toledano supo estar a la altura de las circunstancias y respondió a las expectativas levantadas, convirtiéndose, junto a su compañero Iván Fandiño, en uno de los toreros más esperados en 2012.

Tienes razones para estar más que satisfecho de la temporada que ha quedado atrás.

Estoy muy contento porque ha sido una temporada que empezó muy cuesta arriba. El escalafón  de matadores de toros estaba prácticamente cerrado y hemos ido ganando crédito poco a poco y luego hemos sabido mantenerlo durante toda la temporada.

El 15 de agosto en Madrid es un antes y después.

Sí, aunque a principio de temporada ya había toreado una corrida de Cebada Gago en Francia a la que le corté dos orejas; también tengo que recordar la de Palha en mi primer compromiso de San Isidro; y otra más en la que dimos una imagen bastante positiva con un buen encierro de Martín Lorca. Todo eso sirvió para apostar el 15 de agosto con una corrida de toros de Montalvo que me posicionó para entrar en ese tipo de ferias que me hacían falta. Después llegó un importantísimo compromiso en Pamplona, televisado, que también me dio mucho.

Estamos hablando de un ejercicio de justicia taurina; es tu caso, también el Iván Fandiño.

Sí, es verdad. Hemos sabido aprovechar esos días clave en los que tienes que darlo todo e intentar estar a la altura. Aunque la baraja está muy cerrada, cuando tienes actuaciones importantes te van abriendo ese tipo de plazas que son las que te ayudan a mantenerte y a escalar posiciones en el escalafón.

Dicen que todos los toreros tienen un momento de verlo todo claro ¿Tenías en el mes de marzo el presentimiento de que podían pasar todo esto?

Al comienzo de la temporada no te puedes imaginar lo que vendrá después. Siempre tienes confianza en ti mismo pero yo era consciente del panorama por el que estamos atravesando: la crisis, la falta de solvencia de los ayuntamientos para dar festejos… llegar a torear 40 corridas en carteles de figuras, convertirte en un torero revelación y llegar a la Feria de Otoño de Madrid y torear un mano a mano con Iván Fandiño y poner el cartel de no hay billetes… son cosas que no se pueden imaginar.

Madrid es el principio y el final de ese ciclo. El mano a mano con Fandiño creo un clima de comunión absoluta con el público. Sin que embistiera un solo toro salistéis triunfadores.

Sí, fue una tarde parecida a la de Sevilla del pasado 12 de octubre. Son días en los que los trofeos quedan en un segundo plano. Las sensaciones mandan y de hecho han llegado a marcar el ritmo de la temporada. Las ilusiones que hemos llegado a despertar han sido lo importante. Son momentos en los que eres capaz de marcar la diferencia, de anunciar lo que puedes llegar a realizar y así llegas a mantener la ilusión de la gente y hasta consigues abrir la baraja de toreros.

Está claro que los empresarios están llamados a actuar con imaginación para abrir carteles viciados. Tienen que contar con toreros como vosotros en 2012.

El 2012 es un año en el que hay que apostar mucho porque nos van a medir con otro rasero al ir entrando en otro tipo de carteles. Pero tengo mucha ilusión; a pesar de lo difícil que es llevar hoy gente a la plaza, sí hay días especiales en los que se llenan: ahí es donde queremos estar.

Y hablando de estar, estarás en Sevilla por abril….

El sueño de todos los toreros es estar en la feria de Sevilla. Claro que me gustaría. Creo que la temporada ha sido lo suficientemente importante para estar en Sevilla y además, aunque no he logrado un triunfo rotundo, sí he dejado buenas sensaciones en la plaza de la Maestranza.

Podemos hablar de un feeling mutuo. Recibindo con el capote a tu segundo toro en San Miguel la plaza crujió de una forma especial…

Es verdad y a lo mejor, en plena feria, me habrían tocado hasta la música. Son detalles que te hacen ver que ese pequeño feeling que se va abriendo se hace cada vez más grande. Me encantaría entrar en Sevilla. Para un torero, independientemente de dónde haya nacido, entrar en la plaza de la Maestranza es lo máximo.

Eres un torero que no has llegado a aburrirte en ese duro circuito de los pueblos de Castilla.

Muchas veces, lo que uno no quiere es lo que te va a servir para el futuro, te curte y te hace valorar los momentos buenos que te llegan después. Si tienes la suerte de entrar en las ferias te alegras aunque es verdad que hay toreros que han vivido eso y luego no han tenido la fortuna de poder vivir las sensaciones que yo estoy viviendo ahora. Aún me quedan muchas metas que conseguir pero el mero hecho de andar ya en el circuito de las ferias es una maravilla. Espero que sea durante mucho tiempo.

Tú ya no eres ningún niño. Todo esto te pilla sabiendo valorar lo que te está pasando.

Sí, ahora sabes mantener el sentido de la responsabilidad y quieres estar todas las tardes a la altura aunque sé que me queda mucho por recorrer. En seis años como matador de toros no he toreado muchas corridas pero sí he adquirido la madurez necesaria para saber que no me puedo dormir. Los momentos pasan y la oportunidad que desaproveches viene a aprovecharla otro. Hay que tener la mente puesta en mantener la regularidad. Las figuras del toreo salen a revientacalderas todos los días y lo tienen todo hecho. Los que estamos empezando tenemos que luchar por estar -casi, casi- a su altura.

Cuando has llegado a la primera meta , ¿se siente vértigo de lo que está por venir?

La palabra no es miedo, es responsabilidad, respeto al fracaso. Eso lo peor que te puede pasar en la vida. Un toro te puede coger, te puede pasar algo… pero no hay nada peor que el fracaso, en cualquier actividad que afrontes en la vida.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: