1ª de la feria del Señor de los Milagros en Lima. Triunfo de Morenito de Canta y mala suerte de los toreros extranjeros

Tanto Sergio Flores como Javier Jiménez pecharon con los lotes deslucidos y mansos. El mexicano supo sacar la vuelta para realizar faenas interesantes sin que el público se diera cuenta de ello, mientras que el español,  aunque estuvo por encima de sus toros, perdió los papeles al no poder matar al quinto, un manso que se complicó aún más en el último tercio. Carlos Ramírez “Morenito de Canta”, desperdició al tercero de la tarde mientras le cortó dos orejas al último, la segunda por puro paisanaje.

La municipalidad del distrito del Rímac, responsable de elegir al jurado que otorgará los Escapularios de Oro y Plata del señor de los Milagros, aún no cumple con nombrarlo y genera incertidumbre dentro del mundo taurino local. Una pena porque se pensaba que con esta nueva administración los manejos taurinos podían mejorar, sobre todo para unificar el tema de los Escapularios.

Domingo 6 de noviembre, tarde soleada con ligeras ráfagas de viento y con los rendidos con casi ¾ de entrada se lidiaron novillos de la ganadería colombiana de La Ahumada. El primero noble desrazado sin transmisión. Segundo deslucido, sin repetir y pensándosela. Tercero bravo con transmisión, noble y enrazado. El cuarto, deslucido sin ritmo y rebrincado. Quinto manso huido. Sexto manso encastado y noble. Sergio Flores (celeste y oro), estocada caída, algunos aplausos. Dos pinchazos y estocada, silencio. Javier Jiménez (azul pavo y oro), estocada atravesada, pinchazo y estocada arriba, silencio. Estocada atravesada, estocada y siete descabellos, tres avisos. Carlos Ramírez “Morenito de Canta” (blanco y oro con cabos negros), media estocada, saludos por su cuenta. Pinchazo, estocada, dos orejas, la segunda exagerada. Destacaron de los subalternos, Denneis Castillo en la braga y luego al saludar un gran par de banderillas. A caballo Cesar Caro en un gran Puyazo.

Los aficionados fuimos esta tarde a nuestra querida Plaza de Acho a ver a los novilleros que gracias al internet presumíamos que podrían triunfar pensando que los novillos de la Ahumada, ganadería colombiana que el año pasado echó una novillada interesante, la repetiría este año. Pero las cosas no salieron como pensamos porque de la corrida solo rescatamos un novillo, el tercero, que fue realmente muy bueno mientras que los demás decepcionaron por deslucidos y mansos sin transmisión y ya sabemos que cuando eso ocurre muchos de los que están en el tendido no se enteran de lo que están ocurriendo en el ruedo echándole la culpa al final a los toreros.

Vamos por orden de antigüedad. El mexicano Sergio Flores estuvo por encima de sus dos oponentes. El primero de la tarde, noble y repetidor, le falto raza para transmitir esa buena condición que mostró. Los muletazos fueron largos y por bajo de la pala del pitón llevando muy bien ligado al burel por ambos pitones. La transmisión del animal es fundamental para que esos muletazos hubieran llegado con mayor fuerza a los tendidos porque fue variada y bien hilvanada la faena. La estocada baja le quitó la oreja de la mano que hubiera cortado por su labor. Distinto por condición el cuarto por ser nada agradecido, rebrincado y sin ritmo, lo fue sometiendo hasta lograr pases de merito que los aficionados no apreciaron. Se hizo un quito al perder pie y caer en la arena de espaldas casi estando cogido.

Javier Jiménez la pasó muy mal la tarde de ayer por tocarle el lote más deslucido y manso. El que hizo de segundo nunca se entregó y al contrario se la pensaba para embestir. En un momento pareció que lo había entendido dejándole la muleta en la cara ligando una serie que fue lo mejor de su actuación, pero luego nuevamente el novillo siguió protestando y pensándosela para embestir. El quinto fue el peor de todos los lidiados en la tarde. Siempre buscó la huída y manseó como el que más. Trató el diestro sujetarlo pero poco logró. Más aún con la impaciencia de los espectadores que esperaban más a pesar que las condiciones del novillo. No pudo matarlo por eso mismo que se acrecentó al querer realizar la suerte suprema y por la mala actuación de la cuadrilla que mostró falta de oficio.

Carlos Ramírez si tuvo el santo de cara en cuanto al ganado que tocó lidiar, pero hay que decir las cosas como son. Al tercero de la tarde, que fue el mejor novillo con diferencia, le debió realizar una faena de dos orejas y solo quedó en saludos por su cuenta. Un novillo con la calidad que tuvo este tercero de la tarde no se le puede torear fuera de cacho y sin confiarse sacándoselo para afuera. Era un animal con el que pudo y debió triunfar en grande. Se entiende que es un novillero que en provincias no las tiene nada fácil y que está a acostumbrado a otro tipo de animal y se notó esto último con el manso encastado sexto al que si supo torear, ligar y sacar partido. Bien el nacional, con gusto, torería y aprovechando todo lo que llevaba dentro. Ligó las series de muletazos profundos y por bajo bien rematados. Falló la matar en el primer intento y debió quedar el premio en una oreja.

_____________________________________________

Bitácora de América

Suena la marinera norteña en Acho: Dos orejas al peruano Morenito de Canta

Pedro Abad Schuster

Unas 8.000 personas en la bicentenaria Acho, de Lima – Perú han vivido este domingo 6 de noviembre 2011 el triunfo del novillero peruano Morenito de Canta con el sexto de la tarde, en tarde de duelo de quites. La inaugural de la Feria del Señor de los Milagros fue en tarde soleada, con poco viento, ante un público aficionado ávido de vivir la Fiesta, que hizo tres cuartos de entrada. La “Sevilla de América” ha hecho honor a su fama, un público conocedor ha salido satisfecho, y se apresta a asistir masivamente a las 4 corridas a partir del próximo domingo, a pesar de los altos precios en las entradas. La Ahumada colombiana envió un serio encierro, de comportamiento manejable, con calidad en las embestidas. El de Tlaxcala Sergio Flores saludó dos ovaciones, dejando muy buen sabor de boca, con su toreo firme, lento, todo muy despacio y templado. Con el cuarto de la tarde, el mexicano sufrió un espectacular percance sin consecuencias, con el capote.  Javier Jiménez de Espartinas, con el lote menos manejable, emocionó fuerte en su primero, pero falló con el estoque; con el quinto escuchó los 3 avisos ante un alto novillo que embestía rebrincado y andarín, que había herido con el hocico en la cara al banderillero, que pasó a la enfermería. 

La Feria de este año en la más que bicentenaria Plaza de Acho, muy cerca del Centro Histórico de Lima, en el barrio del Rímac, inauguró así su Temporada Grande, la feria del Señor de los Milagros, el venerado Cristo de Pachacamilla, que sale en procesión masiva en noviembre. Este año puede ser histórico el serial por la calidad y el momento que viven los toreros contratados. Se superaron muchos contratiempos en la organización, por demoras en la convocatoria. Recién se supo que la propietaria de Acho  la Beneficencia, enfrenta problemas de una posible bancarrota (frente a la autoridad recaudadora de impuestos), por lo que su nueva y reciente administradora la Municipalidad de Lima, tiene una gran responsabilidad que enfrentar en los próximos meses. Pudo finalmente el matador y empresario Freddy Villafuerte de Taurolidia aprovechar su experiencia, en la gestión de los últimos años junto a su padre don Nazario, y sacar adelante la organización en menos tiempo al requerido. Habrá celebración especial este año, en la corrida del 27 con Enrique Ponce, Perera y Castella, pues se cumplen 25 años de la ganadería de Roberto Puga, la única en el Perú con pura simiente española. Asimismo coincide la Feria con los esfuerzos para que el Perú se convierta en el primer país taurino a nivel mundial con declaratoria de la Unesco, para que la Fiesta en el Perú sea considerada  Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación. 

Luego del paseíllo con el pasodoble “Gallito” por la Banda Cora Cora, de Ayacucho, con los novilleros desmonterados por ser su presentación en Acho, la plaza obligó a que saludaran los tres novilleros. El primero de la tarde fue para un Sergio Flores muy torero, vestido de celeste y oro. “Rubiolo”de 482 kilos, bien presentado como toda la corrida, acudió al capote del mexicano, humillando con recorrido, para lucidas verónicas de recibo. Recargó con bravura en el caballo, luego quite de ceñidas verónicas a pies juntos de Flores, respondiendo el sevillano Jiménez por tafalleras. El novillo de gran calidad, fijeza, y transmisión, tenía poca fuerza, pero gran ritmo y son. Brindis en el centro del ruedo, para faena estructurada, muy reunido en series de derechazos templados, siempre citando de lejos y el toro acudiendo en series ligadas, limpias, todo muy despacio. Ya con la izquierda suena la música, 7 naturales ante las embestidas nobles humillando y con buen recorrido, luego una serie larga de derechazos, pierde la muleta y se viene abajo la faena. Buena estocada y aplausos al mexicano, y al de La Ahumada en el arrastre. Con el cuarto, “Clarito” de 461 kilos, enmorrillado, que desarrolló genio.  Lances iniciales de Sergio Flores, salía suelto con la cara alta. El de Tlaxcala lo lleva muy templado al caballo para buen puyazo. Quite citando de lejos, lanzando la montera al animal. Ceñidas verónicas, sufre una caída y él mismo se hace el quite, provocando la emoción en la plaza. Brinda a una dama en primera fila de sombra. Derechazos ligados, el toro pierde las manos y se reincorpora de inmediato. Logra dos series de naturales Sergio Flores, en faena para aficionados. Las embestidas traían peligro, todo lo realizó en el centro del ruedo. Un sector del público se mete con el torero por la larga faena, siguió arriesgando con mucha torería. Estocadón luego de dos pinchazos, y aplausos al torero.  

El de Espartinas Javier Jiménez, de turquesa y oro, enfrentó a “Juntero” de 466 kilos en segundo lugar, que resultó soso y tardo, pero cuando metía la cabeza lo hacía con clase. Dos intentos de puyazos y cambian la suerte sin que sangrara. Nuevo duelo de quites. Morenito de Canta en dos ceñidas verónicas, Jiménez replica sin quietud, y el toro mete los cuernos en la arena, y se pega un volantín. Brindis al público, el torero no respeta las distancias y torea en cercanías. 5 lances muy templados, ligando, muy reunido que llegan al tendido. Luego entre los pitones, con el novillo regateando la embestida, Jiménez arriesgó la cornada por la izquierda, el toro le espiaba, y Jiménez muy firme colocado en el sitio para robarle naturales. Abrevia la faena, media estocada, 2 pinchazos, entera, y dos descabellos, para silencio. Con el quinto “Silvión” de 494 kilos, muy alto, que desarrolló peligro, andarín, rajado, rebrincando. Tres verónicas rápidas, luego dos puyazos, y el novillo seguía buscando a los montados. En banderillas, en el tercer par, le pegó en el aire con el hocico, en la cara al banderillero, que pasó a la enfermería con contusión. Jiménez sujetaba al novillo que se fue a tablas. Lidia muy interesante del sevillano, pero sin lograr templar las series. Al final se demora en el descabello ….¡y se le va vivo al sevillano!

El peruano Morenito de Canta, de blanco y oro, trajo mucho público de su tierra muy taurina, la inmensa Provincia de Canta en la sierra de Lima. Al final resultó el triunfador el joven novillero peruano, con el último de la tarde. Antes, con su primero, el tercero de la tarde, “Estampero” de 514 kilos, bien armado, de embestida corta al principio, pero transmitiendo.  Seis verónicas de recibo del canteño, muy jaleadas, había en la plaza muchísimos provincianos que asisten a cerca de 500 corridas anuales en el Perú Profundo. Lo llevó muy toreado al caballo, para un puyazo que fue aplaudido. Quite de Morenito de Canta, arriesgando en las verónicas. Buenos pares de banderillas, el animal galopaba con fuerza. Brinda en el centro del ruedo con toda la plaza volcada.  Cita de largo y el animal empieza a desarrollar embestidas con recorrido. Templada serie de muletazos, pero pierde el engaño. Faena con estructura ante un animal que respondía con bravura y calidad. Muy firme por naturales, ya con la música en las alturas, luego nueva serie larga, ligada, muy reunido por la derecha. Al final culmina por manoletinas, para estocada en buen sitio. Aplaudido el torero, y el toro en el arrastre. El éxtasis vendría con el noble sexto, faena intensa y vibrante, muy bien estructurada, de gran gusto, sorprendiendo gratamente Morenito de Canta para obtener las dos orejas y la Puerta Grande de Acho, luego de estocada entera posterior a pinchazo. Para el próximo domingo 13 se dará la batalla de los españoles en tierras incas, David Mora enfrenta a Iván Fandiño, en presencia del torero mediático limeño Fernando Roca Rey, que reaparece. Debe ser un lleno asegurado, con toros colombianos de La Ahumada y San Esteban de Ovejas. 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Lj dice:

    Miente Salgado incondicional de Puga, la novillada fue buena y bien presentada incluso con mas trapío que la corrosiva de Puga del año pasado que fue de festival. El mexicano estuvo friote, el español un desastrado y un sorpresa el peruano.
    Lj

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: