Análisis de la temporada 2011(IV). Los más vivos del pelotón

En distintas situaciones, categorías, caché, estilos y por orden de corridas  toreadas, esta lista va desde los que sumaron más festejos e incluso figuran entre los 10 primeros, como Francisco Rivera Ordóñez y Manuel Díaz El Cordobes, hasta los que no llegaron ni a los 15, como Finito de Córdoba que este año solo actuó en 13, cortando 6 orejas y un rabo.

A muchos, les vi muy poco. Y a algunos, nada. Y eso que uno vio más de 180 festejos como todos los años. No pocos, entre los que trato, me dicen cuando les encuentro: “Donde te metes, no te veo nunca” Y yo les respondo siempre lo mismo. “Tú eres el que no estás ya donde estoy yo”. Es decir, en las ferias y corridas más importantes. De lo que se deduce que, o no son lo que fueron, o continúan aguantado aunque ya sean inaguantables. Los hay también que, por localistas, actúan en algunas ferias con prestigio y, aunque casi nunca triunfan incontestablemente, logran cortar alguna oreja sevillana, madrileña, bilbaína o logroñesa, y se creen lo que nunca podrán ser. Bastante es que les siguen contratando año a año. Unos porque son de la tierra que les protege y otros porque son del gusto de Madrid aunque no valgan un euro. Eso contando con los que llamo “resucitados sin solución”, como fue este año el caso de Juan Mora por poner un caso de los clásicos. Y es que esos que caen más o menos casualmente en Las Ventas, se juntan los planetas  y arman un lío secundado exageradamente por los medios. No suele pasar de meros espejismos. Es curioso que en, cada una de las plazas que he nombrado, protegen y hasta miman a los de esta guisa. Hablemos un poco de cada uno.

Francisco Rivera Ordóñez (octavo en el ranking con 54 corridas, 74 orejas y 6 rabos) y El Cordobés (décimo con 49c – 102o – 9r) siguen figurando arriba porque, por varios motivos, resuelven sus actuaciones con no poco éxito en muchísimas plazas de escasa categoría.  Juan Bautista Jalabert (decimocuarto con 41c – 56o), porque se ha cuajado en un gran profesional y porque es la segunda figura del toreo francés. Juan José Padilla (decimosexto con 37c – 40º), porque continúa luchando con las corridas más duras de las ferias en que le contratan y, por lo que él mismo ha dicho tras medio recuperarse de su terrible cornada en Zaragoza, va a seguir pese a haber pedido la visión en un ojo. Antonio Ferrera (decimoctavo con 32c – 30º – 5r), porque persiste en su papel de torero espectacular y demagógico. Curro Díaz (decimonoveno con 30c – 21º), porque mantiene su pellizco aunque pocas veces logra redondear algo importante y hay muchos aficionados que le jalean todo. Serafín Marín (vigésimo primero con27c – 260),  por su indudable valor y, desde que se convirtió en el heroico defensor del sitio que han puesto a La Fiesta sus paisanos nacionalistas catalanes. Miguel Abellán (vigésimo segundo con 25c – 37º – 2r), porque no se cansa de aspirar a ser lo que no pudo tras tomar la alternativa desde su esperanzadora carrera novilleril. Morenito de Aranda (vigésimo tercero con 25c – 240, porque tiene muy buen corte y, si no le afecta el grave percance que sufrió este año, podrá aspirar a salir de este pelotón. Matías Tejela (trigésimo con 20c – 26o, porque está archiprotegido por sus apoderados-empresarios que suspiran cuando cuaja una gran tarde como la de este año en Mont de Marsan. Uceda Leal (trigésimo primero con 20c – 26º -1r), por increíblemente defendido por algunos críticos que ocupan tribunas importantes.

Aunque de Juan Mora (trigésimo segundo con 19c – 5o), ya hemos dicho algo, lo peor es que, desgraciadamente, no volvió a repetir su triunfo otoñal del fin de la temporada pasada. Veremos cuantas corridas sumará el año que viene… Leandro (trigésimo quinto con 17c – 17o), porque muchos siguen creyendo que sus excelentes formas son suficiente motivo para que continúen llamándole pese a su escasísimo fondo. Antonio Barrera (trigésimo sexto con 16c – 21º – 1r), por su creciente ansia de ser. Miguel Tendero,( trigésimo séptimo con 16c – 20º – 2r), porque pese a el bajón que pegó este año, aun recordamos el temple con que toreaba. Diego Urdiales (trigésimo octavo con 15c – 11o – 1r), porque es riojano predilecto y muy querido en Madrid y en Bilbao pese a no romper en el gran torero que muchos creen que es. Y Oliva Soto (cuatrigésimo cuarto con 13c – 13º -2r), porque cada vez que le ponen en la feria de su Sevilla, muchos paisanos le jalen como si fuera el mismísimo Curro Romero. Pero ya verán como el año que viene le darán alguna corrida en la Feria de Abril.

Casi todos los nombrados son prescindibles e intercambiables. Meros rellenos de carteles regulares o componentes de festejos baratos.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

6 Resultados

  1. Uno del dos dice:

    Pues, Juan Mora es visto como un figurón del toreo por algunos críticos actuales. El más conspicuo en este aspecto el SANTI ORTIZ -el ZP de la crítica taurina por cuanto defiende tesis parecidas al PENSAMIENTO ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS similar al del actual Presidente del Gobierno, es decir un sinfin de vaguedades que no se sostienen dentro de un pensamiento mínimamente racional-. Para demostrar lo que digo baste un ejemplo. En un ENSAYO -asís lo llama él- escrito en la revista CUADERNOS DE TAUROMAQUIA titulado MEDIATACIONES, ACHAQUES Y CUITAS DE LA FIESTA ACTUAL dice esto par desprestigiar a JOSÉ MARÍA MANZANARES: “Entenderemos por toreo escondido, aquel en que el torero, al ligar los pases de una tanda , gira demasiado – más de 180°- la pierna de salida , que queda escondida tras la del embroque, lo que confiere un talante ventajista a las suertes, ya que la línea de la inicial arrancada del toro y la que pasa por las dos zapatillas del torero divergen haciendo que el burel se vaya separando del cuerpo del diestro a medida que pasa ante él, lo que, de la mitad del pase en adelante , permite a éste curvar la suerte y rematarla detrás de la cadera con muchísima menos verdad que cuando se carga la suerte toreando de medio pecho , o incluso que cuando se torea de perfil. El tranquillo que supone el toreo escondido se ha extendido de tal forma entre las llamadas figuras , que , salvo José Tomás, Morante , Juan Mora y algún otro que ahora no consigo recordar, todas acuden a su práctica de forma reiterada para ligar de manera espuria los pases sucesivos.”. ¡¡¡TOMA YA!!. Mznazanares es el paradigma del toreo ventajista -escondido lo llama ALICIA ORTIZ- y Juan Mora el no va más junto a José Tomás y algún otro.

  2. chicuelina dice:

    En ésta ocasión lo que dice, Santi Ortiz lleva razón. La inmensa mayoría de toreros ligan lo pases descargando la suerte a partir del segundo muletazo. Aunque no creo que Juan Mora sea un ejemplo de lo contrario.

  3. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Ligar es imposible tal y como creen ustedes. Cargar la suerte no es mas que alargarla apoyándo el peso del cuerpo sobre la pierna de salida del muletazo. Si ahora toreara Antonio Ordóñez como lo hizo, utedes dirían lo mismo de él.

  4. chicuelina dice:

    Con la definición que dice usted, estoy de acuerdo. Pero claro, éso mismo se puede hacer con la pierna de salida adelantada o escondiendo la pierna, lo que permite alargar mucho el muletazo, pero claro es todo menos puro. Y sobre todo, porque te pasas el toro muy lejos.

  5. Capetillista dice:

    ¿No fue Manuel Capetillo el primero en retrasar exageradamente la pierna de salida para que su muletazo ganase en largura, lo que unido a su tamaño hacía que sus muletazos fueran larguísimos?
    ¿No puede ser que se imponga la idea de Capetillo sobre otras?

  6. josem dice:

    ¿que es el toreo puro? para mi la pureza es, cuando el toro te lo permite, ligar 6 ó 7 muletazos en un palmo de terreno por el mérito que entraña que el toro pase por la barriga varias veces porque para ello hay que tener valor auténtico. Lo contrario es el unipase, el toreo de alivio, ahí si te permite el toro colocarte de nuevo cruzado. Muchos aficionados desorientados, y lo que es peor manipulados por los integristas del toreo, creen que lo verdaderamente meritorio es ésto. Belmonte fue quién primero se cruzó cargando exageradamente la suerte, pero fue Gallito el inventor el toreo moderno basado en la ligazón en redondo de los muletazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: