1ª de feria en Manizales (Colombia).Juan Viriato realizó lo más serio ante un novillo de ensueño.

Pedro Abad-Schuster

Segunda parte de la temporada colombiana trasladada a Manizales, se disputa el trofeo Réplica de la Catedral Basílica. La empresa que dirige el Dr. Juan Carlos Gómez agregó nuevos palcos y mejoró la iluminación de la plaza. 9000 personas disfrutaron de una novillada  interesante de jaboneros – a excepción del extraordinario último, que fue negrito-, un novillo de ensueño. Regresó con éxito a esta plaza el  ganadero Juan Fermín Rocha, después de 5 años y envió un bien presentado encierro de Cerrobermejo, de lo antiguo del Duque de Veragua, que pasta en Tolima. Los dos últimos novillos embistieron de forma extraordinaria, uno desaprovechado por Duque; el otro pinchado por Juan Viriato, colombiano de toreo clásico, que se apresuró en la suerte suprema cuando estaba a punto de ser indultado. Ninguno de los alternantes pudo desorejar a sus enemigos.

El local Juan Camilo Pinilla: con su primero que se acalambró y falto de fuerzas, fue silenciado; con el cuarto encastado, le faltó templarlo para hacerse de la embestida, resultó conmocionado al iniciar la faena. El caleño Juan Duque, que viene de una lesión en la espalda: con el segundo que fue  bruscote y distraído, fue silenciado; con el quinto de notable bravura, le faltó enjundia y oficio,  lo dejó ir sin torearlo. El cucuteño Juan Viriato, antes Sevillita, apoderado por la casa Rincón, con el tercero, que no tuvo recorrido y desarrolló sentido, gran estocada a toro parado, salió muerto de sus manos. Y con el extraordinario sexto, que mereció la vuelta al ruedo, Juan Viriato le dio un repaso a sus alternantes con una lección de pundonor y de bien torear, toro y torero merecen un capítulo aparte. Juan Viriato recién llegado de España, viene de una temporada en la ganadería El Torreón del maestro Rincón. Enfrentó al sexto “Merlufo” de Cerrobermejo con 426 kilos. El de Cúcuta pegó las mejores verónicas de la tarde, de mano baja, trazo largo, echando el capote adelante. El torero se hizo cargo de la lidia, para gran puyazo de Luis Viloria, el toro empujando, la vara en buen sitio. Quite de gran calidad del cucuteño, destacó la revolera y una larga soltando la punta del capote. Brindis a un amigo norteamericano que lo apoyó en su viaje a España. Buen comienzo de faena, extraordinarios muletazos haciéndose del novillo, bien colocado Viriato, dando el pecho por delante, abrochándose. El novillo-toro tomaba bien el engaño con bravura atemperada, y el torero recreándose, sin prisas, la planta firme en muletazos largos, templados, respetando  tiempos y espacios. Se desluce el toro, sale doblando las manos, pero se reincorpora de inmediato. Suena el pasodoble, naturales de tono alto, muy bien colocado, pasándoselo cerca  con desparpajo. Gran faena estructurada con tandas sensacionales, los olés inundaban la Plaza de Manizales, sensacional inicio de feria, en la  que comparecerán Daniel Luque (el martes 3), Hermoso de Mendoza (los días 4 y 7), El Cid, Castella y Bolívar (el jueves 5), David Mora (el sábado 7), El Juli y Juan Mora el domingo 8. El novillo del cucuteño tuvo durabilidad enorme, sin abrir el hocico, sin perder fijeza, con nobleza bárbara, nunca amagó irse, siguió peleando hasta el final. Juan Viriato nunca se cansó de torear, no pudo acertar en la suerte suprema, pinchazo y entera, se apresuró cuando era inminente el indulto. Ovacionado.      

Pedro Abad Schuster

Pedro Abad Schuster

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: