Observatorio Taurino. La feria de Sevilla, llena de gosteras, toma cuerpo

Otro menos

La incomparencencia voluntaria de Enrique Ponce – con el que sí se había llegado a un acuerdo para que estoqueara las corridas de Daniel Ruiz y Garcigrande – ha sido el penúltimo despropósito de un calamitoso abono que avanza a duras penas en su confección. La ausencia del valenciano, que casi nunca se ha encontrado agusto en la plaza y el ambiente de Sevilla, ha vuelto a abrir dos huecos anchos: dos aperturas de cartel que la empresa se ha visto obligada a recomponer mientras acelera la maquinaria para lograr presentar los carteles, quizá a finales de esta semana. Con ese panorama no es de extrañar que -si es verdad lo que se cuenta por ahí- hayan tenido que plegar velas para llamar a Roberto Domínguez, apoderado de El Juli, y reconsiderar otra ausencia premeditada que sigue dando mucho que hablar. Pero a estas alturas del culebrón la afrenta estaba más que consumada y el joven maestro madrileño -que exigió la presencia de su compañero Miguel Ángel Perera, otro de los ausentes más comentados- no estará en la Feria de Abril.

Parches insólitos

Esa larga baraja de ausentes está obligando a algunas soluciones de urgencia que serían inimaginables en otras circunstancias. Es el caso de la presunta alternativa del novillero López Simón en el cartel estrella del ciclo. Morante y Manzanares lo usarán de cabo gastador en una corrida, la de los Núñez del Cuvillo, que más que nunca demandaba ese mano a mano rechazado por Matilla, apoderado del alicantino. No hay más remedio que tirar de hemeroteca: el tal Simón anduvo muy por bajo de un potable lote de novillos de Espartaco en su última actuación como novillero en la plaza de la Real Maestranza de Sevilla y dejó escapar un magnífico novillo de Gabriel Rojas en su postrer paseíllo en la plaza de Las Ventas. ¿Qué hace un chico como tú en un lugar como este? Ay, que me da.

Cordura en Madrid

Si el toreo se había convertido en una jaula de grillos en las últimas semanas, en Las Ventas se llama a la calma. Sin contrato en vigor con Canal Plus, las negociaciones se han podido comenzar de cero, sin condicionantes previos, escarmentando en plaza ajena de los errores que han convertido el inicio de la temporada en un despropósito. Taurodelta hará primero la negociación tradicional y estudiará después la viabilidad de las retransmisiones televisivas, que se facturarían en función de los puestos contratados. Así sí.

La empresa Pagés presenta hoy sus carteles más polémicos

La cita es a mediodía en el Salón de los Carteles de la plaza de toros. Eduardo Canorea y Ramón Valencia oficializarán las combinaciones de una Feria de Abril que ha costado mucho parir y que no dejará a casi nadie contento. Será un ciclo marcado por llamativas ausencias que ha estado mediatizado desde el primer instante de su gestación por la batalla de los derechos de televisión de los matadores agrupados bajo las siglas del G-10. A estas alturas ya son conocidas las circunstancias que han motivado la mayor parte de las incomparencias: en el caso de El Juli y Perera, pechando en primera persona con el enfado empresarial que ha acompañado la abrupta gestión de la empresa All Sports Media, que detenta los derechos de imagen de los matadores de ese G-10 que está reorganizando su estrategia de cara a Madrid.

Se dice que la empresa, plegando velas, llegó a llamar al joven maestro madrileño cuando ya era demasiado tarde para revocar la afrenta. En esa fase ya se conocía que Enrique Ponce – con el que sí se había alcanzado un acuerdo previo – respiraba hondo después de renunciar a torear de forma voluntaria en la plaza en la que casi nunca se ha sentido agusto. El ultimo caído del combate es el estilista linarense Curro Díaz, autor de una bella y cantada faena en San Miguel y sufridor de un grave percance en Abril, que parece no haber aceptado el plato único de lentejas que le ofreció la empresa. De los crípticos misterios que rodean a José Tomás – una década ausente del trascendental escenario maestrante – nadie sabe nada con auténtica certeza aunque hay quién todavía no da por perdida su comparecencia en el Corpus.

Ese rosario de ausencias, voluntarias o no, ha dejado demasiados huecos libres que la empresa ha tenido que cubrir con desigual acierto. Se suceden así demasiados carteles sin verdadero remate que han implicado premios excesivos para algunos matadores que llevan demasiado tiempo pasando de puntillas por la plaza de Sevilla. Paralelamente, esas casillas abiertas en el damero de la Feria ha otorgado oportunidades de oro para toreros en trance de lanzamiento que podrían ser un arma de doble filo.  Es el caso del novillero madrileño López Simón que ni en sueños podía pensar en tomar la alternativa en Sevilla, con Morante y Manzanares en el cartel y los toros de Núñez del Cuvillo.

Morante, Manzanares, Castella y Daniel Luque, que actuarán un total de tres tardes cada uno, serán las bases de un abono en el que también adquiere tres compromisos El Cid, el último de ellos en la Feria de San Miguel. A dos tardes aparecen diestros como Iván Fandiño y David Mora, a punto de subirse al último piso del trampolín y que no han hecho ascos a enfrentarse mano a mano con los toros de Victorino Martín. La empresa también ha contado con dos pases de Alejandro Talavante, que se mostró remolón en un principio pero se ha acabado colocando en las de Victoriano del Río y Jandilla. Juan José Padilla, sorprendentemente recuperado del gravísimo percance sufrido en Zaragoza también se escapa de las duras y además de abrirle plaza a Manzanares se apunta a una revisión del cartel mediático, el Sábado de Farolillos, junto a El Cordobés y El Fandi, que el día antes habrá alternado con el nuevo Paquirri, que retorna a Sevilla.

Valencia y Canorea también han repescado a Cayetano, que cierra cartel a Castella y Luque con los toros de Daniel Ruiz. Un caso especial y una apuesta segura es la inclusión del joven diestro sevillano Antonio Nazaré, que pechará con la de Fuente Ymbro y Montealto viendo recompensados sus esfuerzos pasados y la calidad mostrada el 12 de octubre. También se distingue la despedida del Fundi, un veterano legionario al que se le ofrenda un plato de gusto, la corrida de Garcigrande, que ha probado poco.

Nombres como los del hipervalorado riojano Diego Urdiales, el cordobés José Luis Moreno, el malagueño Jiménez Fortes, el mexicano Diego Silveti, el madrileño Alberto Aguilar, el murciano Rafaelillo o el leonés Javier Castaño completarán unos carteles en los que también figurarán los locales Salvador Cortés, Esaú Fernández y Oliva Soto. Ah, y en San Miguel puede haber sorpresas.

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: