Corrida del Día de Andalucía en Sanlúcar de Barrameda. Antológico Ponce en su primera tarde del año en España

Cortó tres orejas y el rabo del quinto toro de una cinqueña y cuajada corrida de los Hermanos San Pedro por un antológico faenón que desmiente todas las especulaciones y suspicacias sobre su pronta retirada. Francisco Ruiz Miguel también logró una increíble y brillante actuación, cortando un par de orejas a sus casi 64 años de edad. Tomó la alternativa el isleño gaditano, David Galán que causó muy buena impresión por su tranquila facilidad y excelentes maneras. Cortó las dos orejas del primer toro y no tuvo suerte con el más flojo sexto.  

Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). 28 de febrero de 2012. Corrida extraordinaria festejando el Día de Andalucía. Tarde radiante con media entrada en festejo televisado por Canal Sur. Seis toros de Hermanos San Pedro, todos cinqueños, de buenas y sobradas hechuras, vario pelaje y con cara. Nobles en distintos grados, justos de fuerza y varia manejabilidad. Por su clase destacó el quinto, premiado con la vuelta al ruedo. Francisco Ruíz Miguel (lila y oro): Pinchazo y estocada caída delantera,  oreja. Pinchazo, otro hondo caído y descabello, oreja. Enrique Ponce (amapola y oro): Media trasera tendida, oreja. Gran estocada, dos orejas y rabo. David Galván tomó la alternativa (blanco y oro): Gran estocada, dos orejas. Estocada, oreja.  Los tres matadores salieron a hombros.

Pronto empezó su temporada española Enrique Ponce y lo hizo frente al no fácil aunque en sus manos buen tercer toro de San Pedro que fue lidiado con absoluta perfección. De más a muy más y a mejor lo toreó de muleta con el señorío que atesora. Primero con la derecha y luego al natural imponiendo el ritmo que no tenía el toro e intercalando preciosos adornos. Mejor por el lado derecho, la obra creció en dimensión, enjundia y sentimiento.

Un tío, muy cuajado el castaño quinto. Ponce se salió hasta los medios con el capote por verónicas muy lentas y lo cuidó en varas por su falta de fuerza. Le había gustado el toro y lo brindó. La faena fue una cátedra de naturalidad y de armonía, de de temple y arte, de seguridad, de variedad, de relajo y superclásica en la ejecución de las suertes. E impresionante al natural. Un faenón más del incombustible Ponce que nos emborrachó de toreo. Estoconazo y rabo.   

El veteranísimo y hace mucho tiempo retirado del toreo, Francisco Ruiz Miguel, es de los que no pierden cualquier oportunidad de volver a vestirse de luces y actuar formalmente como si el tiempo no hubiera pasado por él. 63 años cumplidos que ni notó. Ayer lo hizo para dar la alternativa a su joven paisano, David Galán en la festividad de la Comunidad Andaluza. Como el que lava y con notable personalidad lanceó al segundo toro de la tarde que se dejó hacer aunque un punto distraído. La añeja torería del isleño resaltó enseguida y también el temple. Buena fue la faena, bien estructurada y administrada en función de las poco entregadas embestidas de su oponente. Con más de doscientos toros de Miura matados, lo de ayer fue un dechado de tranquilidad y relajo. Perdió la segunda oreja por pinchar. Al más feble cuarto toro lo mimó con el capote y lo ayudó a embestir con la muleta sin que faltaran su personalidad y sus fáciles maneras. Lástima que el animal perdiera tanto las manos y desluciera el valiente y poderoso conjunto del trasteo que finalizó por manoletinas. Sobró la oreja tras fallar a espadas, pero no el mostrarse como un chaval.

David Galván se doctoró con un toro que, al salir, sorprendió a la gente por su impecable trapío. Nadie  podía imaginar que en esta placita iban a echar una corrida tan bien presentada. Aunque blandeó en los primeros tercios fue bravo en el caballo y muy noble. El nuevo matador mostró su buen estilo con el capote y tras recibir los trastos de su padrino y mentor además de maestro, Francisco Ruíz Miguel, supo colocarse muy bien y muleteó con sabor compás y cadencia aunque sin poder ligar todos los pases por la poca energía del animal. Un estoconazo le valió las dos primeras orejas de la tarde. Otra buena estocada le valió otra del peor toro de la tarde.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: