12ª de feria en Sevilla. Fandiño: oreja de un gran “victorino”

Iván Fandiño y David Mora afrontaron una doble responsabilidad: triunfar con toros de Victorino y hacer que aumente la gente que vaya a verlos en la próxima porque la plaza no se llenó. Con el mejor lote, lo consiguió Fandiño que cortó una oreja y dio una vuelta al ruedo tras petición denegada de otra. Mora, con peor suerte, no estuvo mal pero no como le vimos la temporada pasada. No obstante a tal desigualdad, la corrida resultó francamente entretenida y en varios pasajes emocionante.

Sevilla. Plaza de la Real Maestranza. Martes 24 de abril de 2012. Decimosegunda de feria. Tarde veraniega con menos de dos tercios de entrada. Seis toros de Victorino Martín, bien presentados y en mayoría entipados y medianamente encastados en distintos grados de manejabilidad. El primero se dejó mucho por el lado derecho y nada por el izquierdo. Muy corto de viajes el segundo. Francamente bueno y completo el tercero. Manejable a menos el cuarto. Muy noble y encastado el quinto por el lado derecho. Iván Fandiño (rosa y oro): Estocada, saludos. Gran estocada, oreja. Buena estocada, petición y vuelta al ruedo, protestada la segunda por su cuenta. David Mora (salmón y oro): Buena estocada y descabello, saludos. Pinchazo y estocada, silencio. Casi entera, palmas. Bien a caballo José Francisco Aguado e Israel de Pedro. Bien El Chano en palos.

El entipado cárdeno que abrió plaza metió la cara por abajo al capote de Fandiño. Como a casi todos los toros de este encaste, hubo que llevarlo por abajo. Lo intentó Fandiño con la derecha, pero el toro repuso mucho y el vizcaíno no se acomodó. Mejoró en la segunda tanda. Y lo pasó mal con la zurda por el genio que mostró el toro por ese pitón. Vuelta a derechas, la cosa se estropeó. Lo de siempre. Si un toro es mucho mejor por un pitón que por otro, hay que exprimirlo por el bueno.

Muy serio el cárdeno obscuro segundo. Hondos aunque forzosamente cortos los lances de David Mora en el saludo. El toro también se quedó corto y costó colocarlo ante el caballo por suelto, aquerenciado a tablas y mansote. Medianamente pareado al echar las manos por delante y perseguir, David tuvo que sacarlo fuera de las rayas tras doblarse en tablas. Pero con la derecha, el toro se quedó cada vez más cortó y los pases no fueron lucidos. Y casi lo mismo al natural. Solo pudo gustarse en un pase y en algunos pectorales. Lo mejor fue su empeño en templarlo. Pero no debió insistir. Peor toro que el anterior. Buena la estocada.

El más claro de pelaje y degollado el tercero echó las manos por delante y salió suelto del capote de Fandiño. Trastabillado de manos y otro que se queda cortito. Cumplió en varas yendo desde lejos al segundo puyazo. Quite apurado y valiente de Mora por chicuelinas. Y una faena buena sobre ambas manos que creo cortó demasiado pronto. El toro se quedó con más pases dentro por ambos lados. ¿Por satisfecho o por conformista? Quedó la incógnita. Pero como lo mató muy bien, cortó una oreja. Fue toro de dos.

Muy arreado salió David Mora a recibir al cuarto con una larga de rodillas y vibrantes verónicas rematadas con media muy aplaudidas. El toro cumplió en varas blandeando en la segunda y Mora lo brindó. Empezó con la derecha bien aunque algo acelerado. El toro, temperamental en el arranque del trasteo, tuvo mucho que torear y no humilló. No mandó en el toro en la segunda ronda. Algo desbordado en la tercera. Más largo al natural, blandeando el animal y más dulce por ese pitón hasta que se vino abajo. Muy encima finalmente con la derecha. Este cuarto anunció más de lo que luego tuvo. Mora, pinchó.

El quinto tardó en salir. Un galán con casi 600 kilos que se emplazó y apretó para dentro pero, fuera, se desplazó. Lo picaron trasero, se dolió y perdió las manos. Esperó en palos y valió un potosí para la muleta. Primero por el lado derecho. Fandiño se esmeró por redondos en las dos primeras tandas. No en la tercera por resultar casi desarmado. Mejoró mucho en la cuarta. Tragó embestidas más difíciles al natural. Y el toro ya no se dejó otra vez por el derecho. El mismo error que el primero. Otra gran estocada provoco una exagerada petición de oreja que el palco no concedió. Fandiño dio la vuelta al ruedo. Se dio otra por su cuenta con protestas, fastidiando el éxito.

El sexto peleó bravamente en varas. Bien Israel de Pedro a caballo. Buen quite de Fandiño por gaoneras. Réplica arrebatada de David Mora por medias verónicas. Grandes pares de El Chano. Noble aunque cortito y algo soso el toro en la muleta, David se halló más a gusto al natural que por redondos y se relajó más en los remates que en el toreo fundamental que interpretó encorvado y separado llevando el muletazo hecho. Una casi entera le valió escuchar una ovación de despedida.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: