3ª del Arte y de la Cultura en Madrid. Daniel Luque, oreja a un gran toro de El Puerto

Tal y como va sucediendo la temporada, parece que la euforia con que terminó la del año pasado, se ha convertido en profunda depresión. Una vez más, el estado de la Fiesta Brava es un reflejo fiel de lo que ocurre en España. De una manera u otra, la crisis y hasta la confusión son parejas en nuestras vidas y en el mundo del toreo. Vamos a ver qué pasó ayer con otro cartel, no de total relumbrón, pero atractivo. Daniel Luque cortó una oreja del mejor toro de la corrida de Puerto de San Lorenzo. El Cid naufragó. Y el francés Thomas Dufau causó buena impresión en la confirmación de su alternativa.

Madrid. Plaza de Las Ventas. Jueves 7 de junio de 2012. Tercera de feria. Tarde enmarañada con mucho viento y más de media entrada. Seis toros de Puerto de San Lorenzo, muy bien aunque desigualmente presentados y de juego vario. Poca fuerza el muy dócil primero. Más bravo aunque parecido al anterior el segundo. Excelente el tercero. Muy incómodo el cuarto. Manso y rajado el quinto. Casi igual aunque manejable el sexto. El Cid (escarlata y azabache): Estocada trasera de rápidos efectos, silencio. Pinchazo hondo y descabello, pitos. Daniel Luque (marino y oro): Estocada trasera, oreja. Bajonazo efectivo, ovación. Thomas Dufau que confirmó la alternativa (blanco y plata): Estocada trasera, aviso, ligera petición y ovación. Dos pinchazos y estocada baja, silencio.

El nuevo matador francés, Thomas Dufau, mató el primer toro por confirmar su alternativa. Imagino la ilusión del galo. Comenzó por templar con el capote acomodándose al temple que tuvo el toro de salida. Acudió al caballo de corrido y, como tenía poca fuerza, lo cuidaron. Pero perdió las manos al salir del segundo puyacito y volvió a caerse al ponerle el primer par de banderillas. Largo parlamento de El Cid antes de cederle los trastos y brindis del galo al público en los medios, donde más molestaba Eolo. Temeridad que le salió bien con dos cambiados por la espalda. Muy noble el animal, Dufau llegó a cuajar tres buenas tandas por redondos y al natural. Sorprendió y gustó su bello estilo y ya dijimos antes que también su sentido del temple. Rodó el toro algo tarde por lo muy trasera de la estocada y hasta le pidieron la oreja.

Discreto recibo por verónicas de El Cid al también blando y noble segundo toro. Otro similar al anterior, solo que con más bravura en el caballo y aún menos fuerza por lo que fue muy protestado. El Cid, en su faena, fue el que llevamos visto en la presente temporada, queriendo pero sin seguridad en sí mismo. Borrosa imagen de lo que fue. El toro le alcanzó la pechera al entrar a matar. El peligro nunca falta.

El imponentísimo de pitones cuarto se defendió incomodísimo, sobre todo en el último tercio, y puso en serios apuros al de Salteras que fue pitado al desistir con la muleta por impotente y más tras matarlo de pinchazo hondo y descabello.

A Daniel Luque le hacía falta triunfar con fuerza en Madrid. Pero para lograrlo tiene que estar como le vimos durante el pasado verano en muchas plazas. Buenas verónicas pegó al tercer toro. Las repitió con más lentitud y sabor en los dos quites que hizo. La faena del sevillano, aunque no fue la que hubiéramos querido, se acercó a las mejores que ha hecho y tuvo momentos muy importantes, sobre todo al natural. El decidido espadazo también sumó para que cortara una merecida oreja. Pero el toro fue de dos. Inevitable imaginar lo que hubiera hecho Ponce con este toro…

El quinto salió muy suelto y huidizo. Y continuó igual en el tercio de varas y en el de banderillas. Luque se fue con la muleta a las tablas de sol donde se había refugiado el animal. Intentó sacarle de la querencia dos veces y el toro volvió a los tableros. Ni siquiera allí pasó dos veces seguidas e incluso atacó cobardemente al torero. Luque tuvo mucho mérito intentando darle naturales y tras cambiar de mano infructuosamente, el toro se rompió la mano derecha. Daniel lo liquidó de efectivo bajonazo.

Dufau mató el sexto como correspondía. Un burraco salpicado de comportamiento parecido al anterior aunque al menos se dejó pegar fuerte en varas por lo que mejoró en el último tercio, resultando muy manejable aunque inevitablemente rajado. El francés volvió a causar muy buena impresión.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: