Se reconocen como peleles

Ricardo Díaz-Manresa

Quieren ser dueños de sus destinos. Se reconocen como peleles. Hacen lo que les dicen, torean cuando, como y donde no quieren y están a las órdenes de sus inferiores. Hablo de las figuras. Ganan dinero pero lo tragan todo al parecer según lo que hablan. La referencia es José Tomás, que hace lo que quiere, como quiere, donde quiere, cuando quiere, las veces que quiere, con el dinero que quiere, con los compañeros que quiere y con los toros que quiere.

Y eso han venido a decir expresamente el Juli y Talavante. Están fascinados con JT, esa es su referencia y piensan que hay que torear menos y ser dueños de todos los detalles, sin empresas que impongan, apoderados que traguen, bigotes que ordenen, cámaras de tele que les obliguen, medios informativos que les ignoren…

¡Quieren la libertad! Quizá en el peor momento, como cuando crearon el G 10, del que no se sabe si seguirá, si es el G-5, el G nada después de un gran petardazo… Mala época para emprender batallas…Se olvidan que para ganar hay que tener razón, saber argumentarla y …hacerlo en el momento oportuno. Y estos chicos no gozan del don de la oportunidad.

Sueñan con José Tomás, con el ejemplo que acabará con el toreo si a todos les da por recortar actuaciones al mínimo, eso sí, muy controladas y mandando sobre todas las cosas. Eso es lo primero. Y se olvidan de lo principal, que para ser José Tomás hay que ser José Tomás, con los medios informativos a sus pies, la locura mediática servida, la fascinación –justa o injusta- a todo tren y, en definitiva, la fanatización mediática. Pónganse Juli y Talavante, que no la tienen ni de lejos, y súmense Manzanares, Ponce y Morante a hacer lo mismo y verán los resultados.

Yo también podría pedir los honorarios de las estrellas del periodismo –verdaderas y falsas- y sus condiciones de trabajo y a ver qué me daban.

Que exijan todo lo que puedan y sean lo más libres que deseen pero recuerden que ha habido mejores toreros que ellos en épocas económica y socialmente más estables y tenían que contentarse con lo que su fuerza daba de sí. Toreaban todo lo que podían, al máximo de dinero que había y en las circunstancias más boyantes para ellos, que no eran las mejores.

Dice Boix, al que le tocó la lotería taurina y se cree que todo el monte es orégano, que los toreros tienen que ser dueños de sus destinos. Como los empresarios, los trabajadores, los periodistas y todo quisque, lo que pasa que muchos no pueden. Y la cuerda da de sí todo lo posible, no más.

Antes de la retirada y posterior reaparición triunfal y milagrosa, ¿cuántas plazas llenaba JT?. Ni la de Barcelona. En tiempos de Manuel Benítez El Cordobés a nadie se le ocurría hacer, pedir y organizar lo que su poderío en las masas y en las taquillas le permitía. Un torero de todas las ferias y de todas las corridas llenando sin parar y cobrando como el que más, de lo que por ejemplo José Tomás está a años luz. Y si no se lo creen que toree 80, 100 o más corridas y lo verán.

Si no quieren torear con la tele, pues no toreen. Y así mandarán cada vez más a la marginación a este espectáculo que ahora tiene tantos enemigos en todo el mundo taurino y antes no había ni uno. Es más : TVE, que creíamos había entrado en la lógica positiva, va y se “estira” anunciando para el próximo año dos o tres corridas. Para este viaje no se necesitaban alforjas. O sea, al estilo JT. Mientras, al Real Madrid y al Barcelona les televisan todos los partidos de todas las competiciones.

La impresión que tengo es que ni el Juli ni Talavante saben lo que quieren. Están oyendo campanas y no saben dónde. O las campanas son muy altas o están inalcanzables. Al Juli le entiendo muy mal lo que dice en las entrevistas y Talavante me duerme.

La libertad es muy respetable para todos incluso para el emergente Jiménez Fortes, que deja de ir a América después de estar anunciado, rompe con la Casa Chopera de Öscar y Pablo y ficha a un independiente. Me malicio que el año pasado estuvo en las ferias por la influencia de sus mentores y cuando la alternativa en Bilbao pensará a quien se la debe. ¿A sus méritos?. Esto de luchar a pecho descubierto es magnífico. Por lo visto ahora se han dado cuenta que tienen que dejar de ser peleles y convertirse en dueños de sus destinos. Si lo logran será maravilloso, pero –y repito una de mis frases favoritas- no hay como hacer las cosas a su tiempo.

Después del traspiés del G-10 no os resbaléis más. Si sois capaces de ganar en 30 corridas lo mismo que en 80, en época de ruina cada vez más pavorosa, chapó.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: