2ª de feria en Bilbao. El Juli pierde una oreja por pinchar y otra El Fandi por prejuicios

Bilbao. Plaza de Vista Alegre. 17 de agosto de 2009. Segunda de feria. Tarde muy nublada con dos tercios de entrada. Seis toros de Hermanos García Jiménez, muy seriamente presentada y con abundante cornamenta. Dieron vario juego con el denominador común de su nobleza y falta de fuerza. Por más enteros, destacaron el segundo y el cuarto. El primero fue el más deslucido por parado. Muy corto de viajes el tercero. Muy manejable aunque  sin clase el quinto. Y noble pero muy flojo el sexto.  El Juli (amapola y oro): Dos pinchazos, estocada corta y descabello, silencio. Pinchazo y estocada trasera, petición insuficiente y ovación con saludos. El Fandi (rosa y oro): Media estocada, petición no mayoritaria y ovación con saludos seguida de bronca al palco por no conceder el trofeo. Iván Fandiño (caña y azabache): Pinchazo saliendo trompicado y casi entera, palmas. Estocada perpendicular atravesada y dos descabellos, palmas.

 

Parece ser que Morante reaparece hoy en Málaga y que, si no ocurre nada imprevisto, podrá cumplir su segundo compromiso en Bilbao. Ayer se notó su ausencia en la plaza de Vista Alegre que tuvo la entrada más floja que hayamos visto aquí con El Juli en el cartel. La sustitución del sevillano por Fandiño no debió atraer a casi nadie sino todo lo contrario. El de Orduña, sin embargo, fue término de referencia a la hora de los trofeos que se pidieron para El Fandi y El Juli quienes se vieron privados de cortar una oreja cada uno estando bastante mejor que Fandiño en su tarde anterior. Claro que no fueron solicitadas por mayoría y la presidencia se agarró al reglamento a rajatabla.  

 

La corrida de los hijos de Matilla fue tan grande como noble aunque floja en demasía y empezó mal con un toro tan desagradable como inservible con el que El Juli no pudo hacer casi nada. Pero la situación mejoró con el segundo toro, un colorao tan ancho de sienes y cornalón como el anterior aunque bastante más alegre, bravo y noble pese a no estar sobrado de fuerza. El Fandi lo recibió con una larga cambiada de rodillas y se templó a la verónica con notable donosura, galleó por chicuelinas para llevar el toro al caballo, ordenó que no le pegaran en los dos encuentros con razón, quitó inoportunamente Fandiño echando al toro al suelo. El Fandi lo banderilleó tan sobrado y espectacular como acostumbra aunque clavando trasero. Puso al rojo los tendidos. Resistió el animal las veloces carreras del granadino que brindó su faena al respetable, encantado con los primeros y limpios muletazos diestros del matador. Pero en la tercera tanda, el toro empezó a cansarse y al natural no respondió con el celo ni con la claridad que había embestido antes. No obstante, la actuación en conjunto de El Fandi y lo eficaz de la media estocada con que mató, agradó a los espectadores que pidieron la oreja y el palco no concedió provocándose la consiguiente bronca que, sin llegar a mayores, fue motivo de discordia no exenta de razones de unos y otros. Que El Fandi no es un exquisito, lo sabemos todos. Pero que se entrega a tope todas las tardes y h revitalizado los dos primeros tercios, casi siempre vacíos de contenido, algunos ni lo estiman.  

 

El más bonito tercero derribó al caballo en el primer encuentro pero ahí quedó la cosa porque tampoco tuvo fuerza para aguantar una faena completa y no dio más opción a Fandiño que alternar desconcertados pases con ambas manos, unos templados y otros enganchados, hasta finalizar por manoletinas sin lograr enderezar el desigual trasteo. Trompicado al pinchar, dio fin al toro de una estocada casi entera y san se acabó.

 

Muy buenas las verónicas ganando terreno de El Juli en el recibo del imponente cuarto al que también le aliviaron el castigo en varas por su poca fuerza, tal y como demostró el animal cayéndose tras el apenas iniciado quite por solitaria caleserina de Julián quien, empeñado en pos de triunfar, se llevó al toro a los medios dándole sitio y respiro para empezar una faena que fue la de la tarde gracias a la magistral ciencia del madrileño, perfecto administrador al convertir embestidas febles y cortas en fuertes y largas. Y, poco a poco, imponerse totalmente al animal que terminó sumiso y obediente a la poderosa muleta del gran torero tanto por redondos como al natural y hasta incluso en un par de circulares de opuesto trayecto que en modo alguno habría admitido de no haber caído en sus templadas manos. Pero pinchó antes de agarrar la estocada definitiva y ello limitó la cantidad necesaria de pañuelos para que la presidencia hubiera sacado el suyo. El mérito y la calidad de la faena, sin embargo, merecieron más premio que la una simple ovación.

 

En corrida de toros impares deslucidos y mejores pares, el quinto careció de pujanza y de clase, lo que limitó los ímprobos esfuerzos de El Fandi, esta vez menos lucido y acertado que en su primer oponente en labores que no pasaron de machaconas. Como también las de Fandiño ante el noble aunque, como casi todos, muy flojo sexto, con el que se mostró compuesto en las formas pero incapaz de sostenerlo por falto de temple y de experiencia. Le vino grande a Fandiño la sustitución y a los aficionados muy pequeña.

_______________________________________

 

EL QUITE DE DOMINGO

 

El temple y el frenesí

 

Después de una buena trayectoria en plazas secundarias, debutaba en Las Corridas Generales de Bilbao la ganadería de Hermanos García Jiménez, es decir, Matilla. La corrida tuvo el inconveniente de la poca fuerza. Oero tuvo gran calidad y gran nobleza. Si además los toros hubieran tenido fuerza, hubiera sido una corrida de escándalo. Hay que destacar la gran categoría y el gran estilo de los toros lidiados en segundo, cuarto, y quinto lugares. Una pena lo de fuerza, repito. Los jandillas de Matilla van a figurar en los carteles más importantes en los próximos años.

 

Lo mejor sin duda de la corrida de Matilla de ayer cayó en manos de David Fandila el Fandi. En banderillas se tomó todos los alivios posibles. Si no se tomó más fue porque no había más. Siempre clavó muy deprisa y muy trasero. Aquél banderillero heterodoxo pero arriesgado ha desaparecido para dejar paso a un hombre que juega con todos los recursos y se toma todas las ventajas.

 

En su primero, un toro castaño muy alegre y con un buen pitón izquierdo, el Fandi no elevó nunca el nivel de la faena. Lo mejor fue que le dejo sitio y aprovechó la inercia de la embestida del toro. Pero siempre con gran rapidez y con mucho barullo. Ayer en Bilbao el Fandi fue el más rápido del Oeste… Muy parecido fue el tenor de la faena al quinto de la tarde, otro toro muy claro y repetidor y, como el anterior, muy bueno por el pitón izquierdo. Le hizo una faena de series muy cortas y despegadas. Una actuación estajanovista que poco tiene que ver con el toreo: el Fandi torea como quien fabrica tornillos, un toreo de poco gusto basado simplemente en la rentabilidad y el productivismo. No me gustó nada el Fandi ayer, y lo sentí, porque en sus inicios como matador de toros, tuve la impresión de que podía llegar a ser un buen torero. Una vez, precisamente aquí en Bilbao, le vimos torear muy bien con la mano izquierda a un torrealta…, pero lamentablemente se ha ido por la senda de lo fácil.

 

El frenesí del Fandi poco tuvo que ver con la templanza del Juli: enorme contraste entre la actuación de un torero y la del otro. El Juli estuvo magistral con el cuarto, un toro muy alegre, pero muy  débil. A base de temple consiguió que no se cayera, y le hizo una faena de menos a más. Destacaron una serie muy profunda con la mano derecha y dos grandiosos naturales. Toreando despacio, fue poco a poco asentando al toro y, como es costumbre en él, terminó toreando muy despacio y muy de verdad.

 

Todas las purezas que se están atribuyendo a José Tomás, en realidad están en manos del Juli: si torear es asentarse, echar la muleta al hocico y llevar al toro hasta el final y por debajo, esto es precisamente lo que hace el Juli todas las tardes; José Tomás solo muy de vez en cuando. Esto puede parecer demasiado agresivo, pero es la verdad: las virtudes que están atribuyendo a José Tomás, es en el Juli donde realmente están… Fue una lástima que pinchara una vez antes de la estocada, porque tenía una oreja ganada a ley, oreja de un toro al que también había cuajado con el capote. Una pena de pinchazo. Poco pudo hacer el Juli con su primero, un toro de poca fuerza y, por ello, de media arrancada. Estuvo profesional y limpio, que no era fácil.

 

Cerraba la terna el local Iván Fandiño. Se colocó en el cartel de ayer por la benevolente y paisana oreja que había cortado el domingo. No tengo nada en contra del muchacho, pero la sustitución tenía poca categoría, teniendo en cuenta que había toreros de más cartel que no toreaban ayer. En Bilbao siempre se ha tenido a gala la esplendidez, el ofrecer lo mejor al público. Pero ayer la actitud de la empresa fue la misma que la de cualquier empresa en cualquier plaza: poner al torero más barato para hacer caja. Contrasta con el rumbo y poderío habitual en Bilbao, donde siempre se trataba de sustituir a los caídos con lo mejor que hubiera a mano.

 

No me gustó el tercero de la tarde, un toro brusco que daba muchos cabezazos. El torero, empeñado en torear por abajo, no sacó nada en limpio. El sexto fue mejor. Pero Iván Fandiño lo atacó mucho y lo ahogó en las tablas, cuando debería haberle dado sitio y haberlo toreado en los terrenos de fuera. El resultado fue una faena machacona sin ningún fundamento.

 

Y vuelvo al principio: un contraste muy grande entre el frenesí del Fandi frente al temple del Juli. Se dice por ahí que Morante va a poder torear la corrida del jueves. Magnífica noticia… Morante es el auténtico triunfador de la temporada: salvó del desastre una mediocre feria de Sevilla; en Madrid se citó con la historia,  y en Pamplona hizo la faena más perfumada de la feria del toro. Solo le falta un gran triunfo en Bilbao. Se verían las caras Morante y Don Enrique Ponce Martínez, amo y señor de Vistalegre. Si los toros ayudan, puede ser una tarde memorable.

 

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

2 Resultados

  1. Carnicerito de Rekakoetxe dice:

    GRIS COMIENZO DE BILBAO: Se iniciaron por fin las tan siempre esperadas Corridas Generales y fue con una apagada corrida de la Quinta que defraudó a todos los aficionados que la habiamos pedido pese al mal juago del año pasado. Se juntó además el hambre con las ganas de comer: Antonio Barrera decidió ahogar a sus toros en la corta distancia, algo que acusan mucho los Santa Colomas. Sergio Aguilar, además de pechar con el regalito segundo, pasó sin pena ni gloria por Bilbao, y Fandiño, aunque tarde, logró en el tercio y en la media distancia dos estimables series con la diestra que junto a la estocada desprendida le valieron la única oreja de la tarde. Ayer se corrió un encierro de Matilla encastadito pero sin fuerza alguna. El único que demostró poder fue el quinto, animal que desbordó a el Fandi. Este ya había, sin embargo, realizado una estimable faena al flojo segundo. Fandiño estuvo horrible con su lote y el Juli salvó la tarde con una faena de orfebrería en la que se supieron unir, a través del temple, la profundidad del muletazo y el alivio para el toro. Una faena de la que yo habría pedido la oreja de no ser el propio Juli el que nos trajo el muestrario de inválidos en que se convirtió la tarde.

  2. josem dice:

    estoy de acuerdo con Domingo, hoy día la pureza está en manos del Juli, pero debería tener mas cuidado con los toros que escoge, su toreo poderoso así lo aconseja. Todavía me acuerdo del toro de Sevilla ¿del Torreón? al que destrozó en una mandona tanda con la derecha. El Fandi es un torero honrado pero se termina cuando clava el tercer par de banderillas, como muletero es inexistente. Y hoy era el día perfecto para un Tendero o Pinar, jóvenes en los que se atisba un torero importante (ojo también al olvidado Miguel Angel Delgado si le dan oportunidades antes de que sea demasiado tarde) y no un torero digno de estima por su lucha como Fandiño pero que, ojalá me equivoque, no va a pasar de ser un torero modesto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: