7ª de San isidro en Madrid. La presidencia le robó la puerta grande a un muy importante Miguel Ángel Perera

7ª de San Isidro en Madrid. Importante tarde de Perera injustamente tratado por la presidencia. Madrid. Plaza de Las Ventas. Miércoles 15 de mayo de 2013. Séptima de feria. Tarde nublada, luego soleada y fría con viento y lleno total. Seis toros de Alcurrucén, muy bien presentados y nobles en distintos grados. Excelente para la muleta el primero. Bravo pero muy a menos y finalmente parado el segundo. A muy más con franquía temperamental el tercero. Bravucón, arisco y muy a menos el cuarto. Manso y muy arisco el quinto. Bravo en varas aunque no en la muleta. Sebastián Castella (malva y oro): Pinchazo y estocada, aviso y silencio. Pinchazo y sartenazo, silencio. Miguel Ángel Perera (hoja de parra y oro): Gran estocada, oreja y petición absurdamente denegada. Petición denegada y gran ovación. Confirmó la alternativa Ángel Teruel (perla y oro): Estocada trasera, ligera petición y ovación. Media estocada, palmas. La corrida comenzó con 25 minutos de retraso por el mal estado del ruedo, reparado increíblemente tarde.

Ayer te tocó confirmar al hijo de Ángel Teruel, del mismo nombre y apellido que su padre y, supongo, que en su intención sincera de emular a su ilustre progenitor. No será fácil porque Ángel Teruel, el grande, fue uno de los mejores toreros de su época y, desde luego, de los nacidos en la ciudad de Madrid. Torero de valor natural, ciencia exacta y modales asimismo exactos, quizá excesivamente atildados pero auténticos. Y torero culto taurinamente hablando, eso que tanto escasea en los diestros de la actualidad y en muchos de los la de penúltima hornada.

Uno echa de menos la cultura taurina que deberían tener todos los toreros. Se ha perdido. Hay excepciones y alguna notabilísima como es el caso de El Juli que se sabe el toreo de la A a la Z en todos sus aspectos, incluso históricos. Y, no digamos, Enrique Ponce que es la sabiduría  personificada, sobre todo en el comportamiento de la reses de lidia de absolutamente todos los encastes y de cómo hacer embestir hasta los peores. Pero de esto, la mayoría no tienen la menor idea.

Sin ir más lejos, anteayer vimos mal lidiar una corrida de Puerto de San Lorenzo, puro encaste Atanasio. Y ayer otra de Alcurruén, puro encaste Núñez de la rama Rincón. Curiosamente, ambas comparten parecidos comportamientos en la lidia. Sus toros suelen salir fríos e incluso mansean, pero luego se van arriba y mejoran mucho en el último tercio, siempre y cuando se les hagan bien las cosas. Bueno, pues esto, que es básico, no lo saben muchos de los que ahora torean.

Vamos a ver qué pasó ayer con los toros de los hermanos Lozano porque sus reses tienen la virtud añadida de que, cuando embisten, lo hacen con más largura que los de las demás ganaderías. Eso lo sabe mejor que nadie Carlos Núñez III, nieto del legendario don Carlos Núñez, uno de los mejores ganaderos de la historia junto a don Juan Pedro Domecq Díez y don Atanasio Fernández.

Para empezar, muy mal humor el público harto de esperar que se reparara el ruedo, estropeado por la lluvia del día anterior. No debieron poner la lona y, para colmo, las tareas del arreglo empezaron poco antes de la hora señalada. Vergonzoso e intolerable que esto suceda en la llamada primera plaza del mundo.

Un señor toro el primero. Apretó mucho de salida y Teruel no se confió en el recibo de capa. Bravucón en varas, acusó el castigo y el toricantano pasó de quites. En la brega de banderillas humilló y fue largo por el lado derecho yéndose arriba. Castella despachó la ceremonia del doctorado en un santiamén. Brindis al público de Teruel y buen inicio de la faena por bajo con la derecha. Muy bien por redondos. Excelentes maneras, sí señor. Hondura, temple, naturalidad. Bien asimismo al natural. Pero toro y torero, fueron más de derechas. Buena escuela tiene y se notó. Y estocada al primer envite. Muy frío el público, apenas se pidió la oreja. En el Madrid de Hace 20 años, por esto mismo, la habría cortado.

Muy suelto de salida el segundo, salvo en la media, los lances de Castella en el recibo no resultaron tersos ni templados. El toro echaba las manos por delante y la cara arriba al salir de los viajes. Aunque tardón, bravo toro en el caballo. Magnífico Javier Ambel en palos. Ovación de gala. Tanteos de Castella en el tercio antes de citar con la derecha en los medios. Como en varas, tardeó el toro pero embistió con castita, algo incómodo en la primera tanda por redondos de menor a mayor sosiego. No aguantó mucho más el burel, a cada pase más tardo. Muy firme Sebastián pero sin convencerse ni convencer. Ya casi parado, el toro no quiso casi nada al natural ni más con la derecha. Castella debió cortar antes el trasteo.

Pavoroso de cuerna el cuarto y poco grato en el capote de Castella. Netamente bravucón en el caballo. Esto es, bravo lindando con la mansedumbre. Y difícil en banderillas. No iba a ser fácil. Castella tendría que jugársela y más después de lo hecho por Perera. Tras tantear por bajo con la derecha, el francés templó lo poco que pudo las ariscas embestidas del burel. Tardo y con corto recorrido, tuvo mérito aunque nulo brillo lo hecho por Castella que, esta vez, no fue el supervaliente de sus mejores años. Otro toro malo. Se había llevado el peor lote.

Ya estaba recobrado el mejor ambiente cuando salió el tercer toro. Nada que ver el público de ayer con el de las tardes anteriores. Claro que, a la par, los del 7 estaban más ariscos. Perera se autolibró de una tremenda cogida nada más recibir al toro con el capote, sufriendo un palizón. Y el toro, a peor en cada tranco e incumplidor en varas. Valentísimo y casi herido Joselito Gutiérrez en palos. Perera empezó la faena sin pruebas con la derecha aguantando formidablemente el franco temperamento del toro. Firmísimo dominador del burel que, a partir de ahí, se atemperó. Sensacional el extremeño. E importante al natural. Preciso y precioso el arrimón. Y más naturales soberanos con el toro ya rajado. Y gran estocada. Valiente y magistral resultó la primera gran faena de esta feria. Muy mal el presidente negando la segunda oreja.

EI imponente el colorao quinto no llegó a tablas y echó las manos muy por delante en el capote de Perera. No quiso que le pegaran en el caballo defendiéndose por alto con genio y ruido de estribos. Además, Perera solicitó el cambio de tercio y estaba en su total derecho porque la responsabilidad era suya. Sobraron las protestas de los listos. El brindis al público supo a proeza. Empezó la faena en los medios con la derecha aguantando lo indecible los violentos y peligrosos viajes del toro y, como antes, se adueñó de él por ese pitón. Eso es mandar, dominar, someter. No se puede estar más por encima de un toro tan poco proclive a la templanza. También se propuso hacerlo con la izquierda pero solo lo consiguió brevemente hasta volver a subir a donde había llegado la faena otra vez a derechas. Forzosamente breve el arrimón. Manoletinas y de pecho. Se acabó el carbón de toro y de estoconazo caído su vida. Los contrarios se agarraron al defecto para increpar a los muchos que pidieron la oreja. Otra vez negada. ¡Qué malos aficionados había en el palco¡.

El sexto fue muy bravo en el caballo. Además lo colocaron de lejos para que el público lo viera. Pero no tan bravo ni bueno en la muleta. Antes, apenas había admitido un quite por delantales de Teruel. Y después, no fue fácil en banderillas ni en la muleta. Pero el nuevo matador volvió a dar la muy buena impresión con el primer toro aunque sin llegar artísticamente a la misma altura porque este animal no permitió muchas alegrías. Sin embargo, Teruel anduvo responsable y tan torero como antes.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: