14ª de San Isidro en Madrid. Oreja con sangre para Ivan Fandiño, gravemente herido

Madrid. Plaza de Las Ventas. Miércoles 22 de mayo de 2013. Decimo cuarta de feria y Corrida de La Prensa. Tarde radiante y, por fin, netamente primaveral con casi lleno. Seis toros de Parladé, bien presentados y de complicado juego   . Inservible el primero tras pegarse una voltereta. Noble con mucho picante en segundo. Muy complicado el tercero. Bravo y noble el cuarto. El Cid (esmeralda y oro): Buena estocada y descabello, silencio. Estoconazo desprendido, ovación. Pinchazo hondo sin soltar y estocada atravesada, silencio. Iván Fandiño (negro y oro): Pinchazo y Estocada saliendo dramáticamente cogido y herido. Se lo llevaron a la enfermería inmediatamente, oreja. Fue intervenido de cornada grave en el muslo derecho. El Cid remató al toro con el descabello. Daniel Luque (marino y oro): Estocada a capón de rápidos efectos, ovación con saludos. Pinchazo hondo y descabello, silencio.

Ayer traía la prensa diaria dos noticias sobre las prohibiciones de celebrar festejos taurinos en distintos lugares de España. Una apareció en LA GACETA y versaba sobre el retraso de llevar al pleno del Congreso el último debate y la votación de la ILP promovida por más de 500.000 firmas que recogieron los aficionados catalanes en todo el territorio nacional. Parece ser que hay problemas por incompatibilidad de competencias autonómicas y habrá que sortear muchos recovecos. Al final tendrá que se el Tribunal Constitucional el que dicte una sentencia definitiva y de obligado cumplimiento. También está tardando en pronunciarse. La otra noticia es positiva y nos llega del País Vasco. Exactamente del pueblo vizcaíno de Carranza. Su alcalde, apoyado por los ediles de Bildu, dejaron la pretendida prohibición en manos de los habitantes del lugar mediante un referéndum y han ganado los que no quieren que se prohíban los toros. Tampoco pudieron suprimir la feria de Azpeitia.  Pero sí, por el momento, la Semana Grande De San Sebastián.  Dicen que han tenido que indemnizar fuertemente a los Chopera. Aunque esto está sin confirmar, bueno sería que en Donosti celebraran otra consulta popular. Seguro que ganarían los aficionados. Ya está bien, señores, de tener que soportar estas prohibiciones de un racimo de políticos. No son los ciudadanos los culpables, son los políticos nacionalistas y varios de la izquierda.

Pero dejemos el tema. Ayer se celebró la Corrida de la Prensa que ya no lo parece por estar dentro del abono isidril. Solo se nota porque asiste algún miembro de la Familia Real. Ayer, La Infanta Elena. Pero ya no volveremos a oír aquel grito ¡qué dirá la prensa!, si las a Cid y Daniel Luque y reaparece el muy querido en Madrid, Iván Fandiño. El de Salteras, llega de haber toreado muy bien, según me cuentan, un toro de Victorino en Talavera.  ¿Lo repetirá en su segunda tarde en esta feria? Los toros son de Parladé… nada que ver con los del viejo paleto de Galapagar.

Más de 5 años tenía el primer toro, ensabanado salpicado que se pegó un volantín nada más salir y se fue raudo al caballo aún en la puerta de cuadrillas. Distraído y escarbador, embistió mortecinamente y se dejó pegar sin apretar. Aparentemente parado, se arrancó de repente al otro picador. Bravucón y violento por sorpresa. El Cid empezó la faena tanteando por alto y el toro perdió las manos. Lo mismo al intentar dar un primer redondo. Dio tres y el de pecho un tanto acelerado y el animal volvió a claudicar. También en los frustrados naturales. El esfuerzo de El Cid resultó baldío. La voltereta debió lastimar al animal. Buena estocada.

Buenos los lances de recibo al segundo de Fandiño y quite por delantales de Luque antes y después que el toro cumpliera sin más en el caballo. De dejó torear. El de Orduña empezó su faena por estatuarios y el de pecho. La gente muy con el de Orduña. Siguió firme por redondos algo acelerados por la velocidad del animal al embestir. Y otro tanto al natural con mucha emoción y bien vendidos. Este torero sabe escenificar el riesgo y hace que la gente no se fije en la limpieza ni el temple de los pases. Pinchó y resultó cogido de lleno al entrar a matar otra vez sufriendo una cornada. El público, entre emocionado y asustado, demandó una oreja que fue concedida. La paseó un peón.

La corrida quedó en manos de los dos supervivientes. El tercero lo mató Daniel Luque. Le correspondía en cualquier caso. Otro toro encastado y temperamental, contra pronóstico de los detractores del encaste Domecq. Derribó en un encuentro al relance sin estar el caballo en su sitio. Tras no saber con qué jamelgo se picaría, se hizo con el de turno una vez levantado. Tardaron mucho en conseguirlo. Alegre y bravo fue el animal en varas. Y de casi parado o tardón, pasó a arrancarse velocidad. Eso en banderillas. Para la muleta, Luque tuvo que sacarlo al tercio y el toro hizo cosas parecidas al primero: perder las manos o protestar y revolverse en los embroques. Fue imposible gobernar tan extrañas reacciones.

Buenas verónicas de El Cid en el recibo del cuarto que metió la cara y, por el momento, sin hacer cosas raras aunque manseó en varas, yéndose al sentir el hierro. El Cid del todo conseguidas. Magnífico Alcalareño en palos. Y brindis de El Cid con el público muy cariñoso con él. La historia de El Cid en Las Ventas está llena de grandes faenas. La de ayer con este buen toro quiso serlo también. Pero hubo algunos enganchones. El Cid dio mucha distancia en los cites y la tercera tanda fue superior. Ni un solo reproche. Y la siguiente también. Muy bravo el toro en la muleta. Y muy noble. Al natural, los hubo buenos y regularcillos. Y cuando regresó a derechas, el toro no embistió como al principio. La inoportunidad del cambio de mano, le jugó una mala pasada al de Salteras. Afortunadamente, lo mató pronto y eficazmente. Pero no le pidieron la oreja.

En nuevo turno, Luque encaró un castaño que salió suelto de capotes y con querencia a tablas. Y resultó manso con genio en varas. Tampoco este toro fue lucido, más bien todo lo contrario. Luque intentó faena en los medios y tuvo que desistir enseguida.

El Cid volvió a templarse en el recibo del sexto, otro cinqueño. Volvió a sentirse a gusto Manuel por verónicas. Se emplearon mucho capotazo para llevarlo al caballo con el que cumplió. Buen par de Jesús Arruga. A ver si en este puede ser. El Cid brindó a la cuadrilla de Fandiño y se cayó la plaza en una atronadora ovación. Fue la última del festejo porque este animal apenas valió.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

2 Resultados

  1. Josem dice:

    El público de Madrid no es que esté con Fandiño, es que con esa actitud y poniéndose en el sitio en el que se puso para torear el público siempre se va a poner del lado del torero. No puede ponerse puertas al mar, empresas y figuras van a tener que darle paso definitivamente

  2. Rubén Sanz dice:

    Jajajajaajaja escenificar el riesgo… Escenificar es lo que hace Manzanares, que hace ballet a cuatro metros del toro. Fandiño no vende nada José Antonio. Se los pasa más cerca que nadie. Por eso la gente esta con el. Y con el viento que hacia y lo agresivo que era el toro no le engancho la muleta ni una vez! Ojo eh? Q este torero tiene mucho más que valor. Y va a mandar en esto. Al tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: